Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

LLEGARÁ EN 2025

La novedad de CUPRA filtrada que quiere ser el punto disruptivo con los SUV

Será una berlina 100% eléctrica.

Cupra Tavascan

Cupra Cupra Tavascan

Publicidad

Cuando parecía que todo estaba escrito y que el SUV iba a ser la única opción plausible, aparece CUPRA para cambiar las normas del juego. Y es que una filtración de la firma española ha desvelado que, contra todo pronóstico, llegará una nueva berlina en 2025. De momento se desconoce su nombre, pero el hipotético CUPRA Toledo podría ser la denominación encargada de representar a esta berlina 100% eléctrica.

Y es que CUPRA ya ha dejado muy clara sus intenciones de crear vehículos eléctricos de corte deportivo, tal y como el actual Born. Sin embargo, parecía que esa responsabilidad iba a recaer más adelante sobre los SUV, pero parece que la marca autóctona tiene un plan más grande.

Aunque bien es cierto que el CUPRA Tavascan será una realidad tal y como adelanta la filtración, cuya llegada está programada para finales de 2023, la berlina de la marca tendrá un papel trascendente. Y es que no solo CUPRA cobra protagonismo, sino también Volkswagen, marca de la que también se han desvelado sus planes eléctricos.

Concretamente, un SUV eléctrico llegará a la firma de Wolfsburgo a principios de 2024, y todo apunta a que se posicionará por encima de los ID.4 e ID.5. Pero la berlina de CUPRA, el hipotético CUPRA Toledo, hará acto de presencia en 2025 con importantes novedades.

Además estará acompañado por su homólogo de Volkswagen, modelo que llegará a la par y que estará basado en el Volkswagen ID.Vizzion. Así, nos encontraremos con dos berlinas de corte coupé, siendo la de CUPRA más deportiva y picante con potencias superiores a los 300 CV, mientras que la apuesta de Volkswagen se equiparará en prestaciones a la española con una posible versión GTX.

Como colofón final de esta filtración nos encontramos con un Volkswagen -también eléctrico- que hará uso de la configuración Notch back, o lo que es lo mismo, un coupé de tres volúmenes. Todos ellos se ensamblarán en la planta china Anhui, y serán los responsables de importantes puntos de inflexión.

Y es que el último modelo con carrocería berlina que nació antes de la separación de CUPRA y SEAT fue el Toledo, cuya despedida se produjo en 2019. Sin lugar a dudas, su sucesor poco o nada tendrá que ver con esa última generación, ofreciendo un diseño más estilizado, mecánicas deportivas y lo más trascendente, 100% eléctrico.

Publicidad