Superado ya el Salón del Automóvil de Frankfurt, la industria automotriz mira hacia el país del sol naciente (del 24 de octubre al 4 de noviembre), lugar en el que se celebrará en apenas un mes el evento de Tokio, cita muy importante no solo para las firmas asiáticas, sino también para las europeas que buscan hacerse un hueco dentro del siempre complicado mercado de los países orientales. Mitsubishi es una de las firmas que han confirmado su presencia y lo hará además con una sorpresa para todos los asistentes.

La firma de los tres diamantes ha confirmado a través de un comunicado que en su stand de la cita nipona se presentará un nuevo modelo: un SUV de pequeñas dimensiones con un tren motriz híbrido enchufable y motor de gasolina. Quizás lo más interesante es que Mitsubishi ya ha confirmado que estamos frente a un automóvil que contará con tracción total y que será muy ligero, lo que deja entrever que además de un uso diario en la ciudad también tendrá capacidades para disfrutarlo en conducción fuera de carretera.

En cuanto al diseño exterior, lo poco que se ha mostrado hasta el momento ha sido un pequeño teaser de la parte trasera en la que se pueden apreciar unas formas futuristas de la parte trasera en la que previsiblemente se deja entrever dos pilares en el techo independientes, así como una sección transparente en la que se puede ver el motor desde el exterior, una opción elegida para que los fabricantes de deportivos muestren su caballería, pero no demasiado habitual el un SUV. Sin duda, Mitsubishi está orgullosa de su nueva configuración mecánica.

¿Tendrá el Mitsubishi Outlander PHEV un hermano pequeño? Difícilmente conservará la imagen de un todocamino coupé que se deja entrever en el teaser con pasos de rueda tan musculosos y la utilización de paneles de fibra de carbono, sin embargo, Mitsubishi ha adelantado que la propuesta supone “unos nuevos valores que combinan SUV, PHEV y 4WD: una transmisión PHEV de menor peso y un sistema eléctrico 4WD.