Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Así imagina Mini su futuro

Mini Vision Urbanaut: ¿vuelve a estar de moda el monovolumen?

¿Un monovolumen con el logo de Mini? Poca gente lo hubiera imaginado, pero la firma británica demuestra que es posible con este prototipo eléctrico que no tiene nada que envidiar al salón de tu casa.

Mini Vision Urbanaut

Mini Mini Vision Urbanaut

Publicidad

Hace muchos años que Mini dejó de ser un fabricante de coches urbanos. Quedó claro con el lanzamiento de los Mini Paceman y Mini Countryman, dos SUV que no tenían nada que ver con el concepto del Mini original, pero eso no es todo porque a Mini también probó suerte en competiciones donde, a priori, nunca hubiéramos imaginado ver uno de sus coches, como el rally Dakar que ha ganado en cinco ocasiones, la última este año con Carlos Sainz. Otra de las cosas por las que muy pocos habrían apostado es la idea de un Mini monovolumen, pero la compañía del Grupo BMW ha vuelto a sorprender a todo el mundo con su último prototipo: el Mini Vision Urbanaut.

También hace mucho tiempo que los SUV ganaron terreno a los monovolúmenes, tanto que parecía que estaban en peligro de extinción, pero en los últimos meses estamos asistiendo a una suerte de renacimiento de este tipo de coches. El Skoda Enyaq, el Volkswagen ID.4 y el BMW iX lo demuestran. Vale, es cierto que son más SUV que otra cosa, pero nadie puede negar que también tienen rasgos de monovolumen. Si todavía no estás de acuerdo con el resurgimiento de los SUV, puede que Mini termine de convencerte.

Mini Vision Urbanaut
Mini Vision Urbanaut | Mini

Es poco probable que este prototipo llegue a fabricarse en serie, pero deja claro que Mini quiere ampliar horizontes y este formato puede ser una opción muy interesante. Con 4,46 metros de longitud, el Mini Vision Urbanaut es un poco más largo que un compacto, pero ofrece mucho más espacio interior que cualquier modelo de ese segmento, de hecho, por dentro recuerda al salón de una casa; tiene cuatro asientos y una mesa central que se pueden configurar con una gran flexibilidad, hasta el punto de convertirse en una especie de sofá cama cuando el coche está parado. La luna delantera también puede abrirse para crear un espacio similar a una terraza.

El objetivo de Mini es que cada uno crear su propio espacio en función de su estado. En ese sentido no solo ayuda la modularidad de los componentes del habitáculo, también lo hace el “Mini Token”, una interfaz digital-analógica que permite activar tres ‘momentos Mini’ preconfigurados colocándolos en la mesa del centro del coche: Chill, Wanderlust y Vibe. Cada uno de ellos crea un ambiente distinto a través de un difusor de fragancias, la iluminación ambiental y la música. También es posible crear un ‘momento Mini’ personalizado.

Mini Vision Urbanaut
Mini Vision Urbanaut | Mini

Todo esto cobra sentido con las funciones de conducción autónoma del Vision Urbanaut. También se puede conducir, pero en el modo autónomo se aprovecha mejor su interior para descansar, trabajar e incluso tener una pequeña reunión, incluso el volante y los pedales se retraen para liberar espacio. Esto es, sin duda lo más interesante del coche porque ofrece la posibilidad de personalizar el espacio en función de lo que necesite el usuario en cada momento para convertirlo en algo más que una herramienta de movilidad.

Si hablamos de diseño, es radicalmente distinto a cualquier otro Mini. La única puerta que hay es deslizante y está en el lado derecho, mientras que delante y detrás, incorpora luces led que pueden dibujar diferentes formas e incluso proyectar mensajes al exterior para indicar si el modo autónomo está activado o si conduce alguien. Las ruedas tienen un aspecto similar a las de un monopatín y también se iluminan en función del ‘Momento Mini’ seleccionado.

Publicidad