El pasado mes de marzo se aprobó una de aquellas medidas que tiene por objeto reducir el impacto medioambiental. Concretamente, el Plan Moves, al que se dedicaron 45 millones de euros para la compra de coches alternativos, según el Real Decreto 72/2019 de 15 de febrero.

Seat Mii rodeado de E-kickscooters | Seat

El 19 de julio de 2019, el Consejo de Ministros ha aprobado la convocatoria de la segunda parte del Plan Moves: Moves Proyectos Singulares. Serán 15 millones de euros destinados a acciones orientadas a favorecer la movilidad sostenible. Ya no hablamos de coches alternativos, sino de proyectos singulares en aquellas ciudades patrimonio de la humanidad o islas como, por ejemplo, experimentaciones con coches eléctricos. El Ejecutivo destaca que el objetivo de este segundo programa "responde a la necesidad de impulsar iniciativas que faciliten la adaptación de la movilidad a los compromisos de España en materia de lucha contra el cambio climático y mejora de la calidad del aire".

¿En qué consiste Moves Proyectos Singulares?

La segunda parte del proyecto tiene como objeto el futuro del planeta. Moves Proyectos Singulares apoyará iniciativas integrales que reconsideren los modos en los que la ciudadanía se mueve en los entornos urbanos a través de la combinación de diferentes de métodos de transporte, la gestión de las demandas, la recuperación de espacios públicos dedicados al coche, la promoción de los modos colectivos y alternativos de transporte, la disminución de emisiones contaminantes, el uso de energías renovables y la mejora de la accesibilidad y el aumento de la calidad de vida urbana.

Algunos de los proyectos que se llevarán a cabo serán la implantación del Plan Director de Bicicleta del camino escolar, la nueva política de aparcamiento o el impulso del transporte público; así como la reordenación y el diseño urbano o actuaciones para promover la movilidad sostenible de la 'última milla'. También habrá actuaciones vinculadas a proyectos relacionados con la movilidad alternativa y aplicaciones TIC, con la integración de infraestructura de recarga avanzada, redes inteligentes y vehículo eléctrico, con aplicaciones de nuevos desarrollos de baterías y almacenamiento eléctrico y con proyectos de desarrollo o innovación de nuevos procesos o prototipos de modelos de vehículos eléctricos.

Una bicicleta circula por el carril bici | Getty Images

Objetivos

Algunos de los objetivos son estimular la innovación en electromovilidad por sus beneficios en materia de diversificación energética y disminución de la dependencia del petróleo, así como por la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero o contaminantes. Las ayudas de este plan se podrán solicitar por parte de administraciones públicas, entidades gestoras de movilidad y transporte urbano, centros de investigación, universidades y empresas.