¿Un SUV microhíbrido con 435 CV? Si estos son tus deseos, Mercedes ya los ha hecho realidad porque ha empezado a admitir pedidos del Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+. La primera variante del GLE desarrollada por la división AMG de la marca es más potente que su predecesor y tiene más prestaciones. Vio la luz el pasado septiembre al mismo tiempo que Mercedes presentaba la renovación del GLE, que conducía su diseño estético hacia una vertiente algo más agresiva, ampliaba sus medidas y ofrecía más tecnología y espacio a sus ocupantes. Tres meses después, se han iniciado sus pedidos en España.

¿Cuál es la carta de presentación de la versión AMG del GLE? Siguiendo la línea de esta división, Mercedes le ha dotado de una impactante estética en la que hay algunos elementos que se llevan nuestra atención: las llantas de aleación de 21 pulgadas, la parrilla, los paragolpes (que han sido rediseñados) los faldones o las cuatro salidas de escape, son algunos ejemplos.

Un microhíbrido de 435 CV

Eso sí, lo verdaderamente interesante de este SUV microhíbrido lo encontramos en su corazón. Si llegamos hasta él nos encontraremos con un motor de 3.0 litros y seis cilindros en línea de altas prestaciones. Por si esto fuera poco, Mercedes ha dispuesto una sobrealimentación doble a través de un turbocompresor por gases de escape y un compresor adicional eléctrico.

Mercedes-AMG GLE 53 4Matic | Mercedes

Las cifras de este motor no van a pasar desapercibidas: 435 CV (320 kW) a 6.100 rpm y un par de 520 Nm. Sin dejar de lado los números, el Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+ tiene un consumo combinado de 9,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 combinadas de 212 g/km.

Está asociado a una caja de cambios automática de nueve marchas con embrague multidisco AMG Speedshift TCT 9G y cuenta con tracción integral variable 4Matic+. La suspensión neumática AMG Ride Control+, por su parte, tiene tres programas (Comfort, Sport y Sport+) y dispone de estabilización electromecánica AMG Active Ride Control. Y todo esto sin olvidar que el control dinámico de la conducción, Dynamic Select, ofrece diferentes modos de conducción: Eco, Sport+, Individual, Trail o Sand.

La guinda del pastel la pone su sistema de hibridación suave EQ Boost, que se basa en una red de 48 V y puede aportar durante un breve espacio de tiempo hasta 16 kW de potencia y 250 Nm de par adicionales. El citado sistema es el encargado de mejorar el dinamismo y la eficiencia de este SUV y, además, le da la condición de microhíbrido o ‘mild hybrid’ y, evidentemente, la etiqueta ECO de la DGT con las ventajas que ello supone.

Mercedes-AMG GLE 53 4Matic | Mercedes

Un ingeniero de pista virtual

Cuando hemos hecho referencia a la puesta al día del Mercedes GLE destacábamos que con la última actualización, el nivel de tecnología había mejorado. Algo que se hace extensible a este AMG cuyo equipamiento de serie es más amplio que el estándar de fábrica. Un buen ejemplo de ello es la fusión del cuadro de instrumentos y la pantalla central táctil que da origen a la widescreen que destaca en el puesto de conducción.

A esto se une el sistema inteligente de mando fónico 'Hey Mercedes' y el sistema infoentretenimiento MBUX, que en el caso del Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+ viene de serie y reconoce los gestos del conductor para que controlarlo sea más intuitivo y natural. La marca alemana permite, además, ampliar sus funciones con un complemento adicional llamado ‘AMG Track Pace’. Con su nombre ya podemos intuir en qué consiste: un ingeniero de pista virtual que analiza el comportamiento de este SUV… cuando nos metamos con él a circuitos de competición cerrados al público.

¿Y por cuánto te saldría este SUV con semejantes prestaciones? Acabamos nuestro repaso al Mercedes-AMG GLE 53 4Matic+ con la razón que hoy le ha puesto en el foco de la información: su precio. En España, esta cifra alcanza los 94.100 euros e incluye el IVA (21%), el impuesto de matriculación (14,75%) y el transporte.