El Renault Twingo es uno de esos urbanos que todo el mundo reconoce por la calle, y lo hace desde hace décadas: su historia se inicia a principios de los años 90, representando lo que Renault entendía por movilidad ciudadana. Sin embargo, y como es lógico, con el paso del tiempo el urbanita francés ha ido evolucionando hasta actual generación.

La actual generación del Renault Twingo se desarrolló en colaboración con Daimler, que lanzó también sus nuevas ediciones de smart Fortwo y smart Forfour. Ahora el Renault Twingo recibe la que sin duda es su variante más interesante: una versión 100% eléctrica que convierte al Renault Twingo en el Renault 100% eléctrico más económico, con permiso del cuadriculo Twizy.

Renault Twingo Z.E | Renault

Estéticamente hay pocos cambios respecto a sus hermanos con motor térmico: el Renault Twingo Z.E (así se denominará comercialmente) no llegará al mercado hasta el próximo otoño, pero ya conocemos sus primeros datos oficiales. Algunas molduras decorativas de color azul y unas llantas de aleación de 16 pulgadas con diseño específico son todo cuanto encontramos de diferente en ésta versión tan ecológica.

En el interior los cambios son también menores, ya que se limitan a una nueva tapicería, a una instrumentación algo más completa y a un pomo de la palanca de cambios con diseño específico. Es bajo la carrocería donde Renault ha dado el do de pecho, dotando al Renault Twingo Z.E de unas especificaciones de lo más competentes.

Renault Twingo Z.E | Renault

Y es que pese a que pueda parecerlo debido a su parecido y relación con los smart, el Renault Twingo no comparte ningún componente del sistema eléctrico con éstos últimos, ya que toma prestado la mayoría de componentes de los Renault ZOE. Así pues, el Renault Twingo Z.E utiliza un motor de 82 CV y 160 NM, que le permiten acelerar de 0 a 50 km/h en apenas 4 segundos.

Alimentado por una batería de 22 kWh de capacidad refrigerada por líquido, el Renault Twingo Z.E ofrece una autonomía homologada WLTP de 250 km en ciclo urbano, que se reducen a 180 km en uso mixto. El pequeño Renault utiliza además el cargador patentado por Renault “Camaleón”, capaz de recibir energía casi de cualquier punto de carga, sobre todo público. Soporta, de hecho, hasta 22 kW de potencia en corriente alterna.