Lexus apuesta fuerte por su UX 300e. La marca japonesa se muestra confiada con el rendimiento de la tecnología de sus vehículos completamente eléctricos y ofrece una garantía de 10 años o de un millón de kilómetros que cubre todos los defectos funcionales de la batería principal de este modelo. Para el resto de elementos del vehículo se extenderá tres años, con una cobertura de cinco o cien mil kilómetros para los defectos del motor.

El UX 300e monta una nueva batería de gran capacidad de 54,3 kWh, con una autonomía de 400 kilómetros en el ciclo NEDC, equivalente a más de 300 en WLTP. Se encuentra bajo el suelo del habitáculo, a la altura de los asientos traseros.

El tren motor del UX 300e también incorpora un motor eléctrico de 150kW, lo que permite alcanzar los 100 kilómetros por hora en 7,5 segundos.

Desde Lexus, indican que la batería está dispuesta para alargar su vida útil lo máximo posible. La marca ha desarrollado un sistema de refrigeración por aire para las celdas de la batería que resulta más seguro que los sistemas de agua. En combinación con el climatizador del habitáculo, se mejoran las prestaciones del vehículo, la vida de la batería y el rendimiento de la carga.

La marca también ha priorizado el desarrollo del sistema de calentamiento de la batería. Así, los elementos calefactores situados bajo los distintos módulos de la batería mitigan el impacto de las bajas temperaturas en la autonomía, consiguiendo toda la potencia desde el arranque. Además, el UX 300e porta un transeje ultra compacto con tres ejes y un mecanismo de marcha reductora que facilita velocidades superiores en el motor eléctrico.