Con el inicio del E-TCR a la vuelta de la esquina, muchos se preguntaban sobre los fabricantes que iban a acompañar a Cupra en esta gran aventura del primer campeonato de turismos eléctricos bajo una normativa similar a la que ha llevado a triunfar a los TCR. Con la llegada del Salón del Automóvil de Frankfurt, el fabricante surcoreano decidía desvelar el Hyundai Veloster N ETCR alimentado por baterías en lo que es todo un hito para el departamento de carreras situado en Alzenau, Alemania.

Desde el constructor ya han apuntado a que el coche ya ha realizado sus primeros kilómetros durante el pasado mes de agosto, aunque se espera que el programa de test comience a finales de septiembre para que llegue a tiempo de cara a las cuatro citas de las que se espera que esté compuesta la temporada de debut del E-TCR en 2020. Pocos han sido los detalles revelados, pero la configuración propuesta por los responsables del campeonato es la de motor central y tracción trasera.

En la actualidad, Hyundai Motorsport ya cuenta con dos integrantes para el reglamento TCR, siendo el Hyundai i30 N TCR el vehículo que se emplea en la Copa del Mundo de Turismos FIA, mientras que el Veloster N TCR se adoptó desde su creación en 2018 como una opción estratégica para países en los que se comercializa el coupé asimétrico coreano como es por ejemplo Estados Unidos.

Hyundai se convierte de esta forma en el segundo fabricante que se compromete con el E-TCR tras Cupra, aunque se espera que haya más marcas implicadas y anunciando su presencia en el campeonato en un futuro próximo, entre las que podemos encontrar otros componentes del Grupo Volkswagen, Peugeot u Honda. Cupra Racing, capitaneada por Jaime Puig, ha sido la encargada de desarrollar gran parte del tren motriz estándar que emplearán en la categoría.