Aunque todavía no esté permitido circular excepto para los desplazamientos esenciales establecidos en el Decreto que regula el Estado de Alarma, son muchas las provincias que han solicitado pasar de la Fase 0 a la Fase 1 dentro de la desescalada. Esto querrá decir que, además de ir a la compra o al trabajo, podríamos ir a nuestra segunda residencia siempre y cuando esté en la misma provincia que la habitual. Si tienes un coche híbrido o un eléctrico en tu garaje, toma nota: así tienes que ponerlo a punto.

Más vale prevenir que curar. Cuando lleguemos a la Fase 1 y podamos ampliar los desplazamientos en nuestro coche privado, lo más recomendable es que ya lo hayamos revisado. No se trata sólo de una cuestión de tiempo, también de seguridad. Tras varias semanas acumuladas de inactividad, cualquier vehículo necesita unos cuidados y cierta preparación antes de volver a circular porque algunos elementos han podido sufrir la inmovilización.

Coche híbrido | Hyundai

A esto tenemos que añadir que los coches híbridos y eléctricos son, en este sentido, un poco más especiales. Por lo tanto, necesitan una exploración algo más específica aparte de la general en la que comprobamos cómo están los neumáticos, las luces... Si conduces uno de ellos, ten en cuenta estos consejos para circular seguro en vuelta del confinamiento.

Coches híbridos

Estos vehículos cuentan con un motor térmico y uno eléctrico. Por lo tanto, necesitan los mismos cuidados que un vehículo de combustión tradicional y otros propios de su condición híbrida. El mantenimiento de la propulsión eléctrica será diferente en función de la marca y modelo de tu coche.

Y aquí tenemos malas noticias: este examen no podrás hacerlo por tu cuenta… a no ser que cuenten con una máquina de diagnosis para verificar el funcionamiento de los componentes electrónicos y eléctricos, el estado de motor eléctrico, inversores, batería de alta tensión, etc. Por lo tanto, lo más adecuado es pasar por tu taller de confianza para que le echen un ojo.

Coche eléctrico | Kia

Coches eléctricos

El mantenimiento de este tipo de vehículos es bastante menor ya que no tienen elementos como el motor térmico, el tubo de escape o el depósito de carburante… Por lo tanto, tu puesta a punto debe centrarse en estos tres puntos:

· Control de la batería de alta tensión de 12 voltios.

· Cambio del líquido refrigerante en las bombas eléctricas.

· Inspección del cableado y del sistema de alta tensión.