Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Los coches de la firma bávara tendrán su toque de genialidad y experiencia

Hans Zimmer será el encargado de crear los sonidos de los BMW eléctricos

El famoso compositor de bandas sonoras será el encargado de ponerles un sonido a los vehículos 100% eléctricos, tanto de producción como conceptuales, de BMW.

BMW Vision M Next

BMW Group BMW Vision M Next

Publicidad

Los fabricantes se encuentran con esta problemática que hasta ahora también había llevado a trabajar con ingenieros y expertos en sonido para afinar las notas de sus motores, tanto turbos como atmosféricos a través de escapes o sistemas electrónicos. Ahora también deberán buscar un sonido agradable para que sea placentero conducir y que los otros usuarios de las vías o recintos adviertan de la presencia de un vehículo eléctrico en movimiento. BMW ha querido contar con uno de los mejores para el lanzamiento de su nueva gama de modelos alimentados por baterías.

BMW Vision M Next | BMW Group

Hans Zimmer, compositor que durante años ha trabajado para el séptimo arte componiendo las bandas sonoras para películas como Gladiator, Interestellar, Piratas del Caribe, El Rey León o Transformers, será el encargado de crear los sonidos para los próximos modelos y concept cars eléctricos del fabricante bávaro, empezando por el recién presentado Vision M Next. Contando con el trabajo del ingeniero Renzo Vitale, ambos serán los encargados de crear una biblioteca de sonidos bautizada con el nombre de BMW IconicSounds Electric con el que la marca pretende crear un vínculo emocional entre automóvil y conductor.

BMW Vision M Next | BMW Group

Debemos recordar que las Leyes Europeas obligan a partir del próximo 1 de julio a que los automóviles y el resto de los vehículos eléctricos reproduzcan sonidos que sean perceptibles por los peatones con el fin de advertir su presencia y evitar atropellos o incidentes.

Volkswagen Motorsport por su parte empleó una sirena durante la Subida a Pikes Peak en 2018, la misma en la que conseguiría bajar de los ocho minutos para hacerse con el récord de la ascensión norteamericana. Esta decisión por parte de los de Hannover se centró básicamente en la necesidad de alertar a los casi 7.000 aficionados que se dan cita año tras año para ver la carrera in situ, y además servir para espantar a la numerosa fauna que suele estar presente cerca del recorrido de la Carrera hacia las nubes. Obviamente, esta opción práctica y notoria que no será la solución ideal para la calle.

Publicidad