El Gobierno aprobará previsiblemente el próximo martes la segunda edición del Plan Moves, de impulso a la movilidad eléctrica y alternativa, que se estima contará con una dotación presupuestaria de 65 millones de euros y dará ayudas de hasta 5.500 euros a la compra de coches eléctricos. La intención del Ejecutivo es dar 'luz verde' en el Consejo de Ministros del martes al Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) que, como principal novedad, además del mayor presupuesto, se prevé que dejará como opcional el achatarramiento de un modelo antiguo para obtener el incentivo a la compra de un modelo eléctrico nuevo.

Dichas fuentes indicaron que la obligatoriedad de achatarrar un coche viejo si se quiere acceder a las ayudas del Plan Moves fue el principal escollo para que no se agotaran los fondos del primer programa, ya que son las empresas y organismos públicos los que compran la mayor parte de los coches eléctricos, pero en régimen de renting, por lo que no pueden dar de baja ningún coche a cambio. De esta forma, este nuevo programa de impulso a la movilidad alternativa verá la luz después de que el pasado mes de febrero anunciase su puesta en marcha la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

UN 40% DE MAS DE PRESUPUESTO

El Moves II, anunciado tendrá previsiblemente un presupuesto un 40% mayor que la edición anterior (45 millones de euros) y la intención es que establezca ayudas a la adquisición de vehículos de energías alternativas, así como para la instalación de puntos de recarga para coches eléctricos, para la instalación de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas y para la puesta en marcha de planes de transporte al trabajo en las empresas. A las subvenciones recogidas en el nuevo Plan Moves se podrán acoger personas físicas y jurídicas, así como autónomos, comunidades de propietarios y el sector público, mientras que su gestión correrá a cargo de las comunidades autónomas en coordinación con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

A través de este nuevo programa de apoyo a la movilidad 'verde', el Gobierno ofrecerá ayudas para la adquisición de vehículos alternativos que oscilarán, en principio, entre los 4.000 euros y los 5.500 euros, dependiendo de si se envía al desguace o no un vehículo antiguo. Además, se ampliará la flexibilidad en la asignación de los fondos entre las distintas líneas que se subvencionan: la adquisición de automóviles, infraestructuras de recarga, sistemas de bicicleta eléctrica compartida y medidas contenidas en planes de transporte al trabajo.

También se tiene intención de elevar el límite máximo del presupuesto total del plan que se puede destinar a la compra de coches, que ha pasado del 50% de la edición anterior al 70% en el nuevo Moves. Por otro lado, y para facilitar las opciones de los beneficiarios que quieran acogerse a las ayudas, se facilitará la gestión de las adquisiciones por renting.

La aprobación del Moves lo más probable es que venga acompañada, a su vez, de la puesta en marcha del Plan Moves Singulares, que tiene el objetivo de incentivar iniciativas innovadoras para la gestión integrada de la movilidad en el ámbito urbano y metropolitano. Este programa también busca impulsar la puesta en marcha de desarrollos experimentales relacionados con los vehículos eléctricos. La edición pasada contaba con una dotación presupuestaria de 15 millones de euros.