Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Será la planta europea con más híbridos

Ford Valencia también fabricará las versiones híbridas del S-Max y el Galaxy

Almussafes se ha convertido en un punto clave dentro de la estrategia de electrificación de Ford. No en vano, recibirá una inyección de 42 millones para ampliar su producción

Ford S-Max y Galaxy

Ford Ford S-Max y Galaxy

Publicidad

Ford, como otras tantas marcas, ha dado forma a una estrategia para electrificar su oferta de modelos. Uno de los focos de este proyecto está ubicado en Europa, donde las leyes que llegan desde Bruselas para controlas las emisiones son, cada vez, más restrictivas. Teniendo en cuenta el escenario, no es de extrañar que la marca americana pretenda lanzar catorce modelos electrificados a lo largo de 2020. Un movimiento en el que la fábrica que tienen en Almussafes (Valencia) jugará un papel clave.

Ford ha anunciado que invertirá 42 millones en la planta valenciana para ampliar su producción en 2021. A las versiones híbridas y enchufables del Kuga y del Mondeo, se unirán las del S-Max y el Galaxy. Cuatro coches con tecnología híbrida que supondrán siete versiones distintas ya que la marca del óvalo producirá híbridos convencionales y enchufables. Almussafes se convertirá, así, en una fábrica clave en esa estrategia de electrificación de la que hablábamos.

¿Cómo se repartirá esa inversión? Stuart Rowley, presidente de Ford Europa, ha informado que ocho millones irán destinados al S-Max y al Galaxy y diez millones serán para llevar a cabo la adaptación de las líneas de producción del nuevo Ford Kuga, que tendrá tres versiones híbridas. Los otros 24 millones irán a parar a la planta de montaje de baterías que comenzará a funcionar en septiembre de 2020 con dos líneas: una para el Kuga híbrido y otra para el enchufable.

Su llegada se prevé para 2021

Las versiones electrificadas del S-Max y del Galaxy estarán alimentadas por un motor de gasolina de 2,5 litros, otro eléctrico y un generador con una batería de iones de litio. De esta manera, según Ford, tendrán una mejor eficiencia de combustible, menores emisiones de dióxido de carbono (CO2) y un mayor refinamiento. Además, supone un soplo de aire fresco para dos modelos cuya continuidad estaba en duda después de que la marca norteamericana retirase otros coches del mismo segmento como ha ocurrido con el C-Max en Alemania.

El objetivo de Ford pasa porque los dos nuevos híbridos fabricados en Valencia se lancen al mercado en 2021. Para ello, el junio arrancarán los trabajos de hibridación en las líneas de montaje del S-Max y del Galaxy para que la nueva planta de ensamblaje de baterías esté lista en septiembre.

¿Motores híbridos?

La planta de Ford Almussafes no olvida que en 2022 se acabará, prácticamente, casi toda su actual producción de motores. La marca ya anunció el traslado de la fabricación de motores Ecoboost 2.0 y 2.3 desde Valencia a Norteamérica a partir del citado año.

Con los planes de electrificación, algunas voces han apuntado a la creación de una planta de producción de motores híbridos en Valencia. El presidente de Ford Europa ha asegurado que todavía no han tomado ninguna decisión sobre esta cuestión, pero que existe un compromiso de seguir “buscando e investigando” alternativas para el futuro de la fábrica española.

Publicidad