Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Para evitar la crisis

Ford y el truco que les permitirá zafarse de la escasez de microchips para los coches eléctricos

Ford ha movido ficha ante la crisis de los microchips al inyectar más de 200 millones de euros para fabricar sus propios componentes.

Ford y el truco que les permitirá zafarse de la escasez de microchips para los coches eléctricos

Ford Ford y el truco que les permitirá zafarse de la escasez de microchips para los coches eléctricos

Publicidad

La crisis de los microchips se ha encargado de dejar un panorama automovilístico desolador y difícil de vaticinar. Sin embargo, ya son varias las marcas las que han decidido poner remedio a esta situación para poder cumplir con la demanda que reciben y evitar que les siga afectando la escasez de microchips. Claro ejemplo de ello es Ford, firma que acaba de llevar a cabo una inyección de 272 millones de euros para poder fabricar sus propios componentes en Reino Unido.

Y es que después de la gran inversión de la firma del óvalo en la construcción de dos gigantescas factorías en Tennessee y Kentucky, no era viable quedarse de brazos cruzados. Con esta premisa, Ford ha llevado a cabo esta inyección de dinero concretamente en su fábrica de Halewood, Reino Unido, donde fabricarán sus propios componentes para futuros vehículos comerciales y de pasajeros 100% eléctricos.

Al igual que otras firmas, Ford está apostando abiertamente por la movilidad eléctrica de la mano de modelos como el Mustang Mach-E y su gama electrificada. Con esta senda ya empezada, resulta lógico considerar que el futuro más inmediato de la marca sea eléctrico, provocando así que la producción en Halewood arranque a mediados de 2024 de la mano de una capacidad de fabricación de 250.000 unidades al año, si las estimaciones de Ford se cumplen.

Además, la marca contará para este nuevo proyecto con el apoyo del Gobierno de Reino Unido de la mano de su “Fondo de Transformación Automotriz”. Este ayudará a proteger el empleo de los trabajadores de la factoría de Halewood con una dotación de mil millones de libras, algo más de 1.186 millones de euros al cambio.

A esto debemos sumarle también la inversión que tiene pensado llevar a cabo Ford en Colonia de 863 millones de euros para modernizar sus instalaciones con el objetivo de que la planta se la encargada de fabricar a su primer modelo eléctrico de gran volumen en 2023. Por otra parte, la factoría de Craiova -Rumania- recibirá la tarea de fabricar un derivado eléctrico de un nuevo vehículo comercial ligero en 2024.

Ford tampoco se ha olvidado de España en su inversión, país en el que inyectará 42 millones de euros a través de la fábrica que tienen en Almusafes, en la cual también se está llevando a cabo su transformación para acoger la producción de vehículos electrificados, aunque de momento no hay noticias de que vayan a engendrar modelos 100% eléctricos.

Publicidad