Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Ford sorprende al mercado dándole un soplo de aire fresco a su monovolumen

Ford S-Max Hybrid: el monovolumen -aún- no está muerto

Ford da la campanada con una nueva motorización híbrida para su monovolumen deportivo, el S-Max, que se resiste a desaparecer.

Ford S-Max 2019

Ford Ford S-Max 2019

Publicidad

El mercado del automóvil se ha transformado en apenas un puñado de años: si hace una década los SUV comenzaban a despegar y los compactos, berlinas y monovolúmenes seguían siendo la opción preferida para buena parte de la clientela, en la actualidad éstos últimos han visto reducida su presencia a la mínima expresión.

Sin embargo, aún hay fabricantes que creen en este tipo de vehículo, y Ford es uno de ellos ya que ofrece no uno, sino dos monovolúmenes: el Ford S-Max y el Ford Galaxy. Ahora Ford nos sorprende con la llegada de una nueva motorización híbrida para el Ford S-Max, que rejuvenece de un plumazo con una motorización acorde con los tiempos y las necesidades actuales.

A nivel estético el Ford S-Max comienza a acusar el paso del tiempo, pero la realidad es que sigue siendo un vehículo estético, atractivo a la vista, bien proporcionado. En el interior, la modularidad y el espacio siguen siendo su fuerte, todo ello con una calidad de construcción más que notable y siete plazas de serie en toda la gama.

Ford S-Max 2019 interior
Ford S-Max 2019 interior | Ford

En el apartado mecánico es donde encontramos la gran novedad: Ford ha introducido en su vano motor el sistema híbrido recién estrenado en el Ford Kuga, compuesto por un motor de gasolina 2.5 atmosférico de 152 CV y un motor eléctrico alimentado por una batería de ion-litio no enchufable que ofrece una potencia conjunta de 190 CV.

Asociado a una transmisión automática por variador continuo, el Ford S-Max Hybrid es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9.8 segundos, alcanzando una velocidad punta de 185 km/h. Todo ello, con un consumo medio de 6.4 litros/100 km. A todo esto, y como cualquier otro híbrido no enchufable, el monovolumen americano fabricado en Valencia recibe la etiqueta ECO de la DGT.

A diferencia de otras motorizaciones de hibridación ligera, el Ford S-Max Hybrid es capaz de rodar en modo 100% eléctrico a bajas velocidades, lo que le permite mejorar su confort y su consumo en terreno urbano, manteniendo además una suavidad de marcha de primera categoría en cualquier situación. Esta versión, que ya está disponible, tiene un precio de partida de 40.800€.

Publicidad