Sigue siendo una de las preocupaciones a la hora de proceder a la compra de un vehículo eléctrico. Si bien puede convertirse en el mejor aliado para circular por las grandes ciudades, los automóviles alimentados por baterías siguen teniendo una gran preocupación para aquellos que quieren emplearlos también para alejarse del asfalto de las urbes y viajar a otros destinos. La autonomía y en especial la falta de infraestructuras de carga supone un quebradero de cabeza a la hora de plantear un viaje, dejando en muchas ocasiones muy poco margen a la improvisación. Ford quiere acabar con esta incertidumbre y buena muestra de ello llegará a través de la tecnología que estrenará el Mustang Mach-E.

Concretamente, la firma de Detroit ha confirmado que su vehículo eléctrico inspirado en el Ford Mustang contará con una novedosa tecnología que permitirá conocer con mayor precisión la autonomía de la que disponemos en cada momentos, lo que permitirá no solo planificar mejor el viaje, sino que además dejará un margen mayor a la hora improvisar durante nuestro trayecto, al menos hasta que la red de recarga de vehículos eléctricos tenga una presencia más numerosa a lo largo de la red de carreteras.

Esta nueva función que incorporará el Mustang Mach-E (600 km de autonomía según homologación WLTP) llegará a través de una actualización inalámbrica en el futuro, iterando ciertos valores como el número de kilómetros realizados o nuestro uso de energía al conducir o por los sistemas que llevamos encendidos y los correlacionará con los datos de la ruta que tenemos por delante, la meteorología presente en el momento de la conducción y otros factores como la densidad del tráfico o los cambios de elevación.

Mustang Mach-E Go Electric | Ford

Además, los otros vehículos de la compañía que estén conectados a la nube y que hayan realizado el mismo recorrido servirán como base de datos para ayudar a establecer un promedio. Con todo ello se dará una medida más precisa de la autonomía restante. Con todo ello Ford sigue estableciendo su estrategia de 'conocimiento compartido', algo que por ejemplo ya ha realizado en el pasado con el mapa de baches en Europa que buscan completar para hacer el viaje de los conductores de sus vehículos más seguros.

"Los clientes de vehículos eléctricos necesitan poder confiar en sus cálculos de autonomía", ha asegurado Darren Palmer, director global de Ford para vehículos eléctricos. "La gente quiere tener la confianza de que van a llegar a donde necesitan, ya sea en un trayecto por carretera o volviendo a casa del trabajo. Nuestra nueva función de autonomía inteligente ayuda a asegurar que los propietarios de Mustang Mach-E de todo el mundo sepan en qué situación se encuentran en todo momento para que puedan disfrutar del viaje".

En caso de que un cliente se quede sin carga, Ford garantiza que el programa de Asistencia en Carretera para Vehículos Eléctricos remolcará su coche hasta su casa, al punto de recarga público más cercano o a un concesionario Ford con certificación para vehículos eléctricos.