Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

TOMA DE CONTACTO

El Hyundai Kona se pasa a la hibridación ligera y moderniza su imagen

La firma automovilística Hyundai ha actualizado su modelo Kona en sus versiones eléctrica.

Publicidad

El Hyundai Kona acaba de recibir una actualización que afecta a diseño y a motorizaciones y con la que la filial española está convencida de que seguirá siendo uno de los dos pilares fundamentales de venta de la marca surcoreana en nuestro país, junto con la nueva generación de Tucson.

El Hyundai Kona es un SUV compacto que ha crecido en 40 milímetros (hasta 4,20 metros de largo) y que cambia ligeramente tanto en el exterior como en el interior (donde los cambios son de mayor profundidad).

En las versiones de gasolina y diésel (por primera vez están disponibles con la hibridación ligera de 48V) los cambios en la parte delantera se centran en la parrilla, los faros, las luces de conducción diurna y en el logo de la marca, que cambia de ubicación. Además el capó ahora es más largo.

En el lateral destacan los nuevos diseños de las llantas (pueden ser desde 16 a 18 pulgadas, pasando por las de 17 exclusivas para las versiones eléctricas) y los pasos de rueda abultados para darle una imagen musculosa al coche. Las mejoras en la trasera se circunscriben a las ópticas, el paragolpes y el protector de bajos.

En conjunto son casi los mismos retoques que reciben las versiones 100% eléctricas, cuya boca de recarga pasa al frontal. Por lo que respecta al interior, el cuadro de instrumentos puede ser digital y con un tamaño de 10,25 pulgadas, que es la misma medida de la nueva pantalla central del sistema de infoentretenimiento.

Se ha rediseñado la consola central, el freno de mano es eléctrico de serie y, dependiendo del acabado (Klass, Maxx, Tecno y Tecno+) puede equipar cargador inalámbrico para el móvil o conexión inalámbrica con Apple CarPlay y Android Auto.

La conectividad también mejora con la conexión BlueLink que permite el bloqueo y apertura de puertas de forma remota, conocer la ubicación del coche, contar con guía fuera del vehículo para recorrer el último tramo de nuestro destino, buscar aparcamiento o conocer los precios de las gasolineras.

Pero quizá el cambio más importante es en la gama de motores, que es la siguiente: los gasolina 1.0 TGDi de 120 CV (se puede elegir con tecnología de 48V, con la que obtiene la etiqueta ECO) y 1.6 de 198 CV (con tracción total y cambio automático); el diésel 1.6 CRDI de 136 CV (siempre con 48V), el híbrido puro 1.6 GDI de 141 CV y el 100% eléctrico (con batería de 39 kWh, 136 CV y autonomía de hasta 305 km o con 64 kWh, 204 CV y 484 km).

Tras la subida del impuesto de matriculación por la entrada en vigor del nuevo ciclo WLTP, la gama de precios Hyundai Kona comienza en los 22.390 euros y llega hasta los 45.650 euros de la versión eléctrica más potente y mejor equipada.

Como campaña comercial, Hyundai España ha previsto un descuento de hasta 3.900 euros para las versiones de combustión y de 48V, de hasta 4.910 euros para los híbridos puros y de hasta 8.210 euros para los eléctricos (se incluyen 5.500 euros del Moves II).

Hyundai Kona hibrido | Hyundai

Ha tenido una pequeña toma de contacto con el eléctrico más potente (acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 167 km/h, frente a los 9,9 segundos y 155 km/h de la versión de acceso).

Destaca por la capacidad de aumentar (desde las levas del volante) la intensidad de recuperación de la energía que se produce en una frenada (o cuando dejamos de acelerar) y que el coche destina a recargar la batería para así obtener una mayor autonomía. En la ruta que hemos hecho de 60 kilómetros hemos obtenido un consumo de 15,3 kWh/100 km y nos hemos quedado con una autonomía para otros 295 km.

Otro rasgo que le caracteriza es el silencio de marcha, lo que le hace muy agradable de conducir. La frenada, como es habitual en los coches electrificados, suele ser un poco más esponjosa y con menos mordiente, aunque, cuando se le coge el truquillo a las leves casi nos olvidamos de pisar el pedal correspondiente.

También es de resaltar, a parte del despliegue tecnológico y en materia de ayudas a la conducción que ha recibido, el espacio que ofrece y que permite acomodarse sin estrecheces a personas de 1,80 metros de alto tanto delante como detrás. La ubicación de las baterías en el piso le da rigidez y estabilidad al coche en curva, pero le resta espacio al maletero (332 litros frente a los 374 de las versiones de combustión).

Publicidad