El futuro de Cupra también pasa por el coche eléctrico y su último prototipo es la clara apuesta por este formato. El Cupra Tavascan es una ventana al futuro más inmediato de la marca, pues tras haber conocido al Cupra Formentor como su primer paso en movilidad alternativa, el siguiente paso no podía ser otro que un coche 100% eléctrico. De este modo el nuevo Tavascan nos presenta aún en formato conceptual que la marca está interesada en este mercado, poniendo sobre la mesa un vehículo de tipo SUV y marcado diseño deportivo que será el punto de partida para su futuro coche eléctrico.

Cupra Tavascan | Cupra

El Cupra Tavascan es un coche basado en la nueva plataforma modular MEB desarrollada por el Grupo Volkswagen para todos sus eléctricos de tamaño compacto. Esta plataforma es por ejemplo la base empleada para el ID. 3 o el SEAT elBorn. De este modo a nivel técnico nos encontramos con un pack de baterías de ion litio capaz de alcanzar una capacidad de 77 kWh, energía suficiente como para homologar 450 kilómetros de autonomía bajo ciclo WLTP. Para el sistema de propulsión se confía en dos motores eléctricos, uno en cada eje, capaces de ofrecer una potencia máxima combinada de 306 CV. Gracias a ello el Cupra Tavascan será capaz de realizar el 0-100 Km/h en 6,5 segundos.

Cupra Tavascan | Cupra

En materia de diseño exterior e interior el Tavascan es una muestra muy clara de cuál es el futuro de la marca en este sentido. Si del Cupra Ateca al Cupra Formentor ya hemos visto un importante paso adelante para acentuar la diferenciación con respecto a SEAT, en el Tavascan esa idea va mucho más allá integrando rasgos propios, elementos de diseño exclusivos e incluso una firma lumíninca específica. Por el momento Cupra no ha confirmado si el Tavascan llegará a las calles, pero próximamente se celebrará el salón del automóvil de Frankfurt y allí está previsto que la marca de más detalles sobre sus planes de futuro, incluyendo la confirmación de nuevos lanzamientos.

Cupra Tavascan | Cupra