El 20 de febrero no solo iba a ser el día para ver la presentación del Cupra León, sino también para ser testigos de sus dos primeras variantes de competición, una con motor de combustión interna y la segunda 100% eléctrica. El primero de ellos, destinado a competir en la Copa del Mundo de Turismos seguirá contando bajo su capo el conocido propulsor 2.0 TSI que ya ha animado a su predecesor durante los últimos años. Con Volkswagen y Audi decidiendo finalmente no crear nuevos modelos para sustituir al Golf GTI TCR y el RS 3 LMS TCR, Cupra se queda como gran representante del Grupo germano.

Tal y como reconocía Jaime Puig, responsable de Cupra Racing, se ha realizado un remodelado completo, tomando muy pocas piezas del modelo previo y apostando por la impresión 3D para tener cierta flexibilidad en su etapa de desarrollo y para satisfacer la demanda futura de los equipos clientes, tanto para carreras bajo reglamentación TCR como en pruebas de resistencia. El motor, con más de 350 CV de potencia y 410 Nm de par, ya ha demostrado ser sobradamente competitivo y fiable, asociado en este caso a una caja de cambios secuencial de seis velocidades y unas prestaciones que le permiten alcanzar los 265 km/h.

Cupra León e-racer | Cupra

Al otro lado del escenario, Cupra tenía al e-Racer, prácticamente en su forma definitiva de competición y ya luciendo el apellido León. Será el vehículo con el que la firma competirá en el recién presentado PURE ETCR, un campeonato para turismos eléctricos en los que ya han confirmado su presencia Hyundai Motorsport y Romeo Ferraris con sus espectaculares Alga Romeo Giulia. Se ha optado por evolucionar el concepto estético mostrado hace ya dos años, en este caso adoptando el diseño del nuevo Cupra León de calle y desarrollando el kit aerodinámico por completo.

El resultado son ligeros cambios respecto a lo visto con el León Competición de motor térmico, con nuevos pasos de rueda, frontal, difusor trasero y cambios en los faldones laterales, mientras que el alerón se sitúa en un ángulo distinto al de su homologo del TCR. En 2020 se realizará una primera temporada de promoción, con distintos eventos promocionales en los que los dos embajadores de la marca, Mattias Ekström y Jordi Gené competirán.

El Cupra León e-Racer entrega hasta 690 CV de potencia (500 kW) y 960 Nm de par gracias a la utilización de cuatro motores eléctricos situados en el eje trasero que son alimentados por baterías refrigeradas por líquido. Sus prestaciones le permiten completar el 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos, situando además la velocidad punta en los 270 km/h. Todos los coches que competirán en el PURE ETCR emplearán un E-kit estándar, formado por batería, el tren motriz y el sistema de enfriamiento.