Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

LA PRIMERA DE MUCHAS

El CUPRA Born estrena su primera modificación para abrir la veda del tuning de coches eléctricos

KW es el responsable.

El CUPRA Born estrena su primera modificación para abrir la veda del tuning de coches eléctricos

KW El CUPRA Born estrena su primera modificación para abrir la veda del tuning de coches eléctricos

Publicidad

Los coches eléctricos son una realidad le pese a quien le pese, y la cual se están afianzando de la mano de apoyos externos como el del fabricante de suspensiones KW. Y es que la marca alemana acaba de presentar la primera modificación para el CUPRA Born, modelo que puede volverse más deportivo, radical y llamativo gracias a un sistema de suspensión inteligente.

Y es que KW no solo ha querido mejorar el rendimiento del compacto español, sino también su autonomía. Gracias a los dos modelos disponibles para el Born, los DDC Plug&Play y Variant 3, por los cuales se reduce la altura libre al suelo, se puede mejorar la aerodinámica e incrementar en un 7% su autonomía.

CUPRA Born suspensión KW
CUPRA Born suspensión KW | KW

El primer modelo de suspensión ofertado para el CUPRA Born por cotestía de KW, el DDC Plug&Play, va asociado obligatoriamente con el sistema DDC que se puede equipar en opción. De esta manera, la suspensión no solo rebaja el coche entre 20 y 45 milímetros, sino también ajustar la dureza de los amortiguadores en tiempo real teniendo en cuenta aceleración, frenadas, giros y estilo de conducción.

Esto permite que el CUPRA Born se convierta en un coche más duro y deportivo o blando y confortable según las circunstancias. Esto es posible gracias a las señales que emiten ruedas y volante a la ECU, que a su vez son transmitidas a la suspensión para calibrar y ajustar la dureza de manera instantánea, mejorando así el DDC del Born, el cual ajusta la firmeza en función del modo de conducción seleccionado.

Pero aquellos propietarios de un CUPRA Born que no optasen por el sistema DDC pero quieran igualmente a KW pueden estar tranquilos. Esto se debe a que el fabricante alemán cuenta con la ya mencionada suspensión Variant 3, ideada para mejorar igualmente el comportamiento dinámico del compacto eléctrico.

¿Las diferencias? Que con este modelo no existe ajuste automático en tiempo real, sino que de manera manual será el propio usuario quien determine el nivel de dureza del coche. De esta forma, el CUPRA Born será calibrado según las necesidades del momento, gustos o incluso si vamos a entrar en circuito, algo no descabellado con la variante tope de gama con 231 CV y 310 Nm de par.

Publicidad