Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

AMBAS SON DE LITIO

¿Cuántas baterías como las de tu teléfono necesitas para cargar un coche eléctrico?

Kia ha querido responder esta pregunta tomando como referencia al Kia e-Niro y a un móvil de gama media con una batería de 4.000 mAh y 3,6 voltios

Coche eléctrico

Arval Coche eléctrico

Publicidad

Litio: ese es el material que puedes encontrar tanto en la batería de tu móvil como en la que da vida a los coches cero emisiones. Aunque se presenta en diferentes cantidades y tratado de forma distinta, Kia lo ha tomado como punto de partida para responder a una curiosa pregunta: ¿cuántas baterías de teléfono son necesarias para cargar un vehículo eléctrico?

Para hacer las cuentas han tomado como referencia el Kia e-Niro (64 kWh) y un móvil con una batería de 4.000 mAh y 3,6 voltios (0,0148 kWh). El resultado son 4.444 baterías de teléfono para poder impulsar a este SUV eléctrico del segmento C. ¿Sería viable emplearlas en el mundo real? Lo cierto es que, lejos de lo que pueda parecer, el peso no supondría un hándicap.

Kia e-Niro
Kia e-Niro | Kia

La pila de un smartphone pesa ochenta gramos así que todo el conjunto tendrían una masa total de 355 kilos. O lo que es lo mismo: noventa menos que el Kia e-Niro cuya batería pesa 445 kilos. No sorprende el dato si tenemos en cuenta que los coches eléctricos tienen que proteger este elemento vital con una estructura metálica blindada que, además, la fija al chasis del vehículo.

¿Por qué duran más?

A esto hay que sumar, por otro lado, el sistema de refrigeración. Probablemente, en alguna ocasión, habrás notado que la temperatura de tu teléfono se dispara: ahora extrapola eso a un coche eléctrico e imagina las consecuencias que puede tener. Por esta razón, algunos modelos optan por controlar la temperatura con aire aunque la mayoría lo hacen por líquido.

Kia e-Niro
Kia e-Niro | motor.atresmedia.com

Es más eficaz, te da la posibilidad mantener la temperatura de la batería con más precisión, la mantiene en rangos óptimos y lo más importante: minimiza los efectos que puede tener el paso del tiempo sobre la vida útil y la autonomía. Unos cuidados que, además, consiguen que la pila de un coche eléctrico dure (mucho) más que la de un teléfono.

Y, por último, Kia analiza cómo es la densidad energética (es decir, cuánta energía se puede almacenar por unidad de peso) el e-Niro y de un teléfono de gama media. El primero ofrece 0,250 kWh por kilo y el segundo 0,246 kWh/kg. No obstante son cifras que debemos matizar porque no han tenido en cuenta el peso de todo el conjunto. Considerándolo, el móvil se impondría (0,185kWh/kg frente a 0,143 kWh/kg) ya que es mucho más ligero que un vehículo.

Publicidad