El coche eléctrico ha comenzado ya a verse como una alternativa real para miles de conductores, que han visto como la técnica y la tecnología han evolucionado tanto en los últimos años que ahora es posible adquirir un coche eléctrico por un precio no muy superior al que tiene su equivalente con motor térmico, obteniendo además una autonomía y unas prestaciones a años luz de lo que ofrecían los coches eléctricos hace apenas un lustro.

Sin embargo, aún sigue siendo demasiado pronto para que el grueso de la ciudadanía de el paso y deje atrás los coches térmicos para pasarse definitivamente a la electricidad. Para ayudar a dar el "empujón", las administraciones se han planteado hacer de 2020 el año del coche eléctrico, elaborando un ambicioso plan de ayudas para la compra de éste tipo de vehículos. VER VIDEO.

Te puede interesar: Los coches eléctricos serán los más económicos en 2030

El cambio climático es una de las preocupaciones que más quebraderos de cabeza comienza a dar al ejecutivo, por este motivo en la futura ley de cambio climático y transición energética que prepara, se establecerá una fecha tope para reducir las emisiones e introducir energías renovables y ser más eficientes en el uso de la energía: los años 2030 y 2050.

Hasta la llegada de esa fecha ya en España, la transición hacia vehículos ecológicos comienza a ser una realidad, según un estudio del a OCU, en el año 2025 el coche eléctrico será más competitivo, aunque en la actualidad el combustible de este tipo de vehículos es mucho más barato, gracias a la tarifa de electricidad.

Ese estudio refleja que para que este cambio se convierta en realidad, necesitaríamos que los fabricantes se tomen en serio la descarbonización del transporte y pongan en el mercado, vehículos más asequibles para todos los bolsillos. Y la existencia de una normativa más ambiciosa del CO2.