Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Citroën empieza a poner fin a los motores diésel

Citroën se despide del diésel con el C5 X

Citroën se acoge a las nuevas normativas y empieza a prescindir del diésel con su último buque insignia, el Citroën C5 X.

Citroën C5 X

Newspress Citroën C5 X

Publicidad

El sector automovilístico sucumbe a los nuevos tiempos de manera irremediable, y marcas como Citroën, que durante años estuvieron abanderadas con el diésel, deben decir adiós a este combustible. Así es, la casa de los dos chevrones se despide de manera paulatina de este sustento de vida con el que tanto hincapié hicieron hace unas décadas y que da paso a nuevas alternativas como la hibridación y la electrificación.

Esta decisión se hace palpable con el recién presentado Citroën C5 X, el último buque insignia de la casa gala que, además de mostrar un nuevo concepto, aboga por un elenco de mecánicas dispuesto a marcar nuevas pautas. Y es que pese a que otros modelos de Citroën mantienen mecánicas diésel en su abanico de opciones, serán finalmente erradicadas con su correspondiente restyling o salto generacional.

Citroën C5 X
Citroën C5 X | Newspress

Así lo ha comunicado Vincent Cobée, CEO de Citroën, quien ha estipulado los pasos a seguir por la firma y su claro compromiso con el cuidado del medioambiente. De esta manera, los de los dos chevrones también se suman a esa lapidación contra el gasóleo en busca de ofrecer una gama más sostenible por medio de otras fuentes de energía.

Así, la electricidad se convierte en inequívoca protagonista en la familia Citroën, siendo el C5 X prueba irrefutable de ello. De hecho, el último retoño de la casa francesa prescinde en su conjunto de motores del diésel, dando prioridad a propulsores gasolina y con sistemas híbridos al igual que otros integrantes de Stellantis.

Citroën C5 X
Citroën C5 X | Newspress

De momento, Citroën no ha dado una fecha concreta para la erradicación de los motores de gasóleo en su cómputo de modelos, pero suponemos que será de forma parcial al igual que la total y absoluta electrificación que busca la firma. Y es que tarde o temprano todos los modelos de la firma gala recurrirán a un motor eléctrico, ya sea para hibridar o para crear un coche en el que esta condición mecánica sea la única plausible.

Es así como Citroën adelanta el principio del fin de un combustible que causó furor hace años como una esperanzadora alternativa. El C5 X dictamina el recorrido, y sus propulsores híbridos y gasolina aclaran el que seguirán sus hermanos y futuros integrantes de la firma. De esta forma, los PureTech y E-Tense serán los apellidos presentes en las zagas de los modelos de la firma, quienes ya han demostrado su capacidad para desarrollar altas prestaciones.

Publicidad