PONDRÁ FIN A UNA ERA

El V8 biturbo de Mercedes-AMG tiene los días contados, y el culpable es el nuevo C 63 E Performance

Mercedes-AMG acaba de anunciar la fecha de llegada del nuevo Mercedes-AMG C 63 E Performance, variante que hará su debut el próximo día 21 de septiembre junto a un cuatro cilindros híbrido en sus entrañas.

El V8 biturbo de Mercedes-AMG tiene los días contados, y el culpable es el nuevo C 63 E Performance

El V8 biturbo de Mercedes-AMG tiene los días contados, y el culpable es el nuevo C 63 E Performance Mercedes-Benz

Publicidad

El V8 biturbo de 4.0 litros se ha convertido en sello de identidad de los modelos AMG de Mercedes. Este ha estado presente en infinidad de modelos, pero, poco a poco, se despide de nosotros. Más patente lo hace el inminente Mercedes-AMG C 63 E Performance, variante más prestacional que, por primera vez en su historia, recurre a un cuatro cilindros híbrido, y así nos lo hará saber el próximo día 21 de septiembre cuando se presente.

Así lo ha confirmado la firma de la estrella en sus redes sociales adelantando brevemente al que será el segundo híbrido enchufable de la gama AMG. El primer puesto lo ocupa el Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, modelo que sí recurre al V8 biturbo de 4.0 litros pero que no es mucho más potente de lo que lo será nuestro protagonista con un… cuatro cilindros.

Mercedes-AMG C 63 E Performance
Mercedes-AMG C 63 E Performance | Mercedes-Benz

Así es, el nuevo C 63 E Performance hará gala de un tetracilíndrico de 2.0 litros que ya encontramos en las entrañas de otros modelos como los A GLA y CLA 45. Sin embargo, la principal diferencia respecto al de estos últimos es que el de de la berlina alemana estará complementado con un motor eléctrico.

Concretamente, éste estará situado en el eje posterior, y podrá actuar de manera independiente hasta 140 km/h de la mano de una transmisión de dos marchas. Pero el punto álgido reside en que este segundo motor permitirá que la potencia total del nuevo Mercedes-AMG C 63 E Performance supere los 600 CV, dejando muy atrás a dos de sus grandes rivales, los BMW M3 y Audi RS4.

A ello hay que sumarle la presencia de un turbo eléctrico en el motor de combustión que hereda directamente de la Fórmula 1. Este está ideado para reducir al máximo el lag del turbo y, según los propios ingenieros de la marca, está ideado para soplar también en frenadas para conseguir que la aceleración posterior sea mucho más inmediata.

Sea como fuere, descubriremos todos los detalles el próximo miércoles 21 de septiembre cuando se presente el nuevo Mercedes-AMG C 63 E Performance, arrancando el principio del fin de la era del V8 biturbo para, ¿una época mejor? Ya lo descubriremos.

Antena 3 » Híbridos y Eléctricos

Publicidad