El SUV eléctrico de Audi es todavía más eficiente. La firma de los cuatro aros acaba de anunciar que la última actualización de su primer modelo de serie 100% eléctrico permitirá a los conductores disponer de una mayor autonomía entre recargas. Esta confirmación llega al mismo tiempo en que se presenta el nuevo Audi e-tron Sportback, momento que han elegido los de Ingolstadt para anunciar que todas las versiones del e-tron contarán por tanto con esta actualización a su salida de la línea de montaje.

Entre las modificaciones implementadas por los técnicos para conseguir esta autonomía extra respecto a la versión inicial, se ha optado por introducir un nuevo tipo de frenos, el cual permite aprovechar más las reducciones en el par residual de la frenada y perder menos energía por la proximidad de las pinzas de frenos a los discos. También se ha hecho más eficiente el sistema de transmisión, desacoplando por completo el motor eléctrico delantero con en conducción normal, con el objetivo de que este solo entre en juego cuando se solicite mayor potencia el pedal derecho.

Audi e-tron | Audi

Además, el sistema de recuperación tiene una mayor capacidad de retención en el modo de marcha por inercia, con los motores eléctricos actuando como generadores tanto en inercia como en frenadas que provoque una deceleración de hasta 0,3 G. Recordemos que, sobre el total de la autonomía eléctrica, se calcula que este sistema aporta hasta un 30% del total y que en su modo más activo puede generar incluso esa sensación de “one-pedal feeling” que permite realizar la conducción apenas con el pie derecho en el pedal del acelerador.

El Audi e-tron 55 quattro podrá recorrer hasta 436 kilómetros con una carga completa de su batería (según ciclo WLTP), lo que supone 25 kilómetros adicionales respecto a su autonomía anterior. Esto supone que con su batería de 95 kWh, ahora obtiene una capacidad neta utilizable de 86,5 kWh. El Audi e-tron 50 quattro puede cubrir hasta 336 kilómetros con una carga completa de la batería, según el ciclo WLTP, mientras que la variante Sportback alcanza los 347 kilómetros, gracias a su carrocería más aerodinámica.