Poco a poco las matriculaciones de vehículos alternativos en España han ido aumentando y en parte es gracias a una mayor oferta de modelos. El último en llegar es el Skoda Scala G-TEC, una interesante propuesta que puede usar CNG y gasolina sin plomo, y aterriza con la etiqueta ambiental ECO de la Dirección General de Tráfico.

Mercedes ha combinado el motor diésel de dos litros y 194 CV con otro eléctrico para conseguir una potencia total de 320 CV y, lo más impresionante, un par de 700 Nm. La batería de sistema híbrido posee 31,2 kWh de capacidad que le otorgan una autonomía de 90-99 km según el ciclo WLTP (106 km en ciclo NEDC).

Las prestaciones lógicamente son muy buenas, con una velocidad máxima limitada a 210 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. El gasto medio se ha homologado en los 1,1 L/100, con unas emisiones de 29 g/km de CO2. Poseen de serie caja de cambios automática y tracción total a las cuatro ruedas 4Matic.

En España el precio recomendado se ha fijado en los 77.100 € y entre otras cosas llevan de serie tapizado en piel, asientos calefactables, climatizador automático, alerta de objetos en ángulo muerto, portón automático, faros LED, llantas de aleación, control de crucero, aviso pre-colisión, sistema de navegación, etc.