Empieza de verdad una nueva era en Volkswagen. Da comienzo la producción del ID.3, el primero de una serie de modelos eléctricos que está preparando la marca alemana en su apuesta por dirigir el rumbo hacia una movilidad más limpia. Este modelo de tamaño compacto que llegará a los concesionarios el próximo verano con un precio base de unos 30.000 €, se construye sobre la plataforma MEB, dispone de una potencia de 201 CV, y cuenta con una autonomía de hasta 550 km con la batería de mayor tamaño.

Volkswagen ID.3 | Volkswagen

Ante la presencia de la canciller Angela Merkel y del consejero delegado del Grupo VAG, Herbert Diess, la primera unidad del ID.3 salía de la línea de montaje de la fábrica alemana de Zwickau, donde se lleva a cabo su ensamblaje. Esta factoría ha sido totalmente reconvertida para destinarla exclusivamente a la producción de coches eléctricos, lo que ha supuesto una inversión de 1.200 millones de euros.

Zwickau será pieza clave para los planes del Grupo Volkswagen, ya que a partir de 2021 acogerá la fabricación de seis modelos de tres marcas del conglomerado alemán, y se prevé que de manera anual salgan 330.000 coches. Cuando se concluya la fase de ampliación será la fábrica especializada en movilidad eléctrica más grande de Europa y en ella trabajarán un total de 8.000 empleados.

Volkswagen ID.3 | Volkswagen

Volkswagen asegura que la producción del ID.3 será referencia en cuanto a sostenibilidad, ya que el coche se entregará a los clientes con una huella de carbono neutral, y eso quiere decir que para la fabricación de las celdas de la batería se utiliza exclusivamente energía procedente de fuentes renovables. Además, las emisiones que se producen de manera inevitable durante todo el proceso de fabricación, se compensan con inversiones en un proyecto climático en la isla indonesia de Borneo denominado ‘Katingan Mataya Forest Protection’.