Los fabricantes alemanes Daimler (Mercedes) y el grupo BMW han anunciado un acuerdo de colaboración en el desarrollo conjunto de tecnologías a largo plazo. Esta cooperación se centra, principalmente, en el estudio de la conducción autónoma, estacionamiento automatizado, tecnologías de próxima generación, además de incluir automatización de infraestructuras en áreas urbanas y centros de las grandes urbes.

Esta colaboración involucrará a más de 1.200 especialistas, que trabajarán conjuntamente con el fin de implementar estas tecnologías en cada uno de los modelos de las respectivas marcas, pero de forma independiente. El objetivo es que esta tecnología desembarque en los vehículos de serie en el año 2024. Además, dicho acuerdo no cierra la puerta a otros colaboradores, tanto fabricantes como empresas especializadas en tecnología.

El fin de ambas marcas es desarrollar una arquitectura escalable en los sistemas de ayuda al conductor, entre los que se incluyen sensores, así como datos conjuntos de almacenamiento, procesamiento de datos, desarrollo de funciones y software.

BMW Vision | BMW

En dicho acuerdo ha quedado patente que el desarrollo de la conducción autónoma se centrará en alcanzar el nivel SAE 4, sin llegar a SAE 5, destinado a los coches autónomos que circulan sin necesidad de que el ser humano intervenga en ningún momento.

Mercedes y BMW ya tienen acuerdos en movilidad

El anuncio de una alianza entre estas marcas no es una novedad. A principios de año Harald Krüger, presidente del grupo BMW, y Dieter Zetsche, ex-presidente de Daimler, anunciaron un acuerdo en nuevos servicios de movilidad con una inversión de más de 1.000 millones de euros.

El objetivo de ambas compañías se basaba en crear cinco empresas conjuntas Reach Now (para servicios multimodales), Charge Now (para servicios de recarga), Free Now (pasa servicios de taxi), Park Now (para servicios de estacionamiento) y Share Now (para servicios de coche compartido).