Centímetros Cúbicos » Pruebas

Toyota apuesta fuerte por los híbridos enchufables con una receta muy sugerente

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid, a prueba: 306 CV, pero también mucha eficiencia

El Toyota RAV4 estrena versión híbrida enchufable para convertirse en una de las opciones más interesantes de su clase

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Toyota Toyota RAV4 Plug-In Hybrid

Publicidad

El mercado de los SUV de tamaño medio está al rojo vivo recibiendo novedades prácticamente cada día, sin embargo hoy ponemos a prueba una de las más importantes de este año, y es que Toyota ha decidido dar el salto definitivo al híbrido enchufable a través de uno de sus coches estrella: el Toyota RAV4. Adelantado primeramente como Toyota RAV4 Prime para su comercialización en Estados Unidos, este SUV compacto llega a Europa con la misma receta para marcar un antes y un después en la marca, pero también en el mercado, pues se presenta con contundentes argumentos como para convertirse en la referencia de su clase.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

Siendo realmente justos, las diferencias estéticas entre el RAV4 que ya conocíamos y esta nueva versión son prácticamente inexistentes, encontrando tan solo algunos detalles como el diseño de la calandra, el labio inferior del paragolpes delantero o la moldura que une los pilotos traseros. Este planteamiento no es casual, y es que el nuevo motor híbrido enchufable no pretende ser un coche diferente, sino una forma distinta de acceder a la gama del RAV4.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

En el interior ocurre exactamente lo mismo, no encontrando cambios de ningún tipo en diseño, materiales o configuraciones, aunque sí encontrando unas costuras en rojo para la tapiacería de piel que serán específicas, así como algunas novedades de equipamientos como es el Head-Up Display a color con proyección sobre el parabrisas, el tapizado en piel con pespuntes en color rojo o los asientos delanteros y traseros calefactados, añadiendo funciones de ventilación y ajuste eléctrico en las butacas delanteras.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

Sin duda el habitáculo del Toyota RAV4 es uno de los puntos fuertes de este modelo, y ahora lo sigue siendo en esta nueva variante. Estamos ante un coche de tamaño grande ya que alcanza los 4,6 metros, sin embargo ello se traduce en un interior muy espacioso para todas las plazas disponibles (5) y un maletero de notable volumen con 520 litros. Además contamos con una calidad de construcción notable en todos los aspectos, sin recurrir a materiales lujosos o especialmente reseñables, pero sí ofreciendo una sensación de solidez y calidad sobresaliente. Además, contamos con un enfoque claramente familiar con unas plazas traseras bien equipadas, pudiendo contar con calefacción para las plazas laterales, doble fiación ISOFIX, respaldos reclinables, salidas de aireación específicas y doble toma de carga USB.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

La oferta de equipamiento es otro de los puntos fuertes del Toyota RAV4 híbrido enchufable, y aunque ya os adelantamos que su precio de compra será superior a su alternativa no enchufable, seguimos encontrando una dotación muy completa desde su acabado más sencillo. A destacar elementos como su nuevo HUD, los faros Full-LED, las amplias posibilidades en sistemas de seguridad y asistencias a la conducción, el sistema de sonido JBL, el climatizador bizona o la interfaz multimedia con pantalla táctil de 9 pulgadas compatible con Apple CarPlay y Android Auto, que si bien no brilla en absoluto en gráficos, sí ofrece un rendimiento bueno.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

Queda claro por lo tanto que el Toyota RAV4 mantiene intacta su receta de vehículo de tintes familiares, convirtiéndose en una receta muy válida para todos aquellos que buscan un coche polivalente, bien equipado y con mucho espacio interior. Así, sus rivales más directos son otros SUV como el Honda CR-V, el Ford Kuga, el Volkswagen Tiguan, el Suzuki Across o el Hyundai Tucson. Todos con motores híbridos o híbridos enchufables.

Una vez pasamos al apartado técnico, el Toyota RAV4 Plug-In Hybrid lo que nos ofrece es una evolución de su versión no enchufable. Y esto se traduce en una potencia máxima de nada menos que 306 CV, con 75 Km de autonomía 100% eléctrica, consumo medio homologado WLTP de 1 l/100 Km y etiqueta CERO emisiones. Además, esta configuración también supone que el RAV4 se convierte en un coche con tracción total, pues al motor híbrido delantero se añade un segundo motor eléctrico encargado de gobernar de forma independiente las ruedas posteriores.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

El resultado de esta receta en marcha es descubrir un coche que ofrece una conducción muy eficiente, incluso sin energía en las baterías, lo que hace que sea su principal virtud. Partiendo de la base de que estamos ante un coche de tamaño considerable y peso elevado (1,9 toneladas), lo que deberíamos esperar es un coche eficiente con las baterías cargadas, pero todo lo contrario cuando se queda sin ella. Sin embargo, durante esta primera toma de contacto hemos podido comprobar que el Toyota RAV4 híbrido enchufable es capaz de cumplir su autonomía eléctrica sin evitamos los acelerones y la velocidad elevada (en modo eléctrico podemos circular a hasta 135 Km/h), cumpliendo la idea de coche cero emisiones para movernos por la ciudad.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

Pero como decíamos, el hándicap debería estar en el momento en el que las baterías se agotan y debemos recurrir al motor gasolina, sin embargo no es así. Tras una conducción en la que combinamos autovía y ciudad a partes iguales, y ya con las baterías en su mínima carga, conseguimos establecer registros de 6,4 l/100 Km, demostrando que el consumo de este RAV4 sigue siendo bastante bueno una vez su autonomía eléctrica se esfuma. Más allá de su motor, el RAV4 PHEV se mantiene fiel a su espíritu de coche cómodo, bien aislado y fácil de llevar en cualquier circunstancia. No es un coche que ofrezca una puesta a punto que invite a una conducción deportiva, o en donde podamos encontrar fulgurantes prestaciones (aún así el 0-100 Km/h es de 6s), pero su razón de ser es la de cumplir como SUV confortable y eficiente, y eso lo cumple de forma sobresaliente.

Toyota RAV4 Plug-In Hybrid
Toyota RAV4 Plug-In Hybrid | Toyota

El Toyota RAV4 híbrido enchufable ya está a la venta en España desde 49.500 euros antes de aplicar cualquier descuento, promoción o ayuda como los 5.000 euros que ofrece el Plan MOVES. Frente a su versión híbrida no enchufable, disponible en condiciones muy similares desde 37.400 euros, supone un importante desembolso extra, aunque ello no quita para que a cambio ganemos bastante en prestaciones y eficiencia.

Publicidad