Con casi 70 años a sus espaldas nadie puede negar que el Land Crusier ha sido y es toda una referencia cuando se trata de hablar de vehículos todoterreno. El gran 4x4 de Toyota ha evolucionado a lo largo de los años para mantenerse fiel a su historia, pero para al mismo tiempo ganar en calidad y equipamiento. Así, en su última generación nos encontramos con un coche que presume más que nunca de tecnología, equipamiento y familia, descubriendo así los argumentos de un Land Cruiser Limited que se presenta como tope de gama.

Toyota Land Cruiser Limited | David Clavero

Este Land Cruiser de 5 puertas está disponible tanto en versión de 5 como 7 plazas, una posibilidad que permite al Land Cruiser colocarse frente a modelos de gran peso como el Land Rover Discovery con una receta muy similar. El Land Cruiser se presenta así como un coche diseñado para disfrutar en familia, dentro y fuera de asfalto, pero sobre todo con lo último del mercado en cuanto a asistencias a la conducción si somos de esos que nos gusta adentrarnos por terrenos realmente difíciles donde los SUV no se atreven ni a tantear.

Toyota Land Cruiser Limited | David Clavero

A nivel técnico el Toyota Land Cruiser solo puede adquirirse con un motor turbodiésel D-4D de 4 cilindros con 2.8 litros, 177 CV de potencia máxima y 450 Nm de par desde 1.600 rpm. Para la transmisión se confía en una caja de cambios automática de 6 relaciones por convertidor de par, estando conectada a un sistema de tracción total integral que en esta versión Limited añade un diferencial Torsen para el eje trasero. Con esta configuración el Land Cruiser garantiza un nivel de motricidad muy elevado sobre cualquier superficie, pero es que además se guarda un as en la manga denominado Crawl Control con el que la electrónica se convierte en protagonista absoluta para avanzar por sitios que a priori solo serían posibles con un 4x4 dotado de diferenciales bloqueables.

Toyota Land Cruiser Limited | David Clavero

El Crawl Control es sin lugar a dudas la gran estrella de esta versión Limited. Cuando se trata de realizar verdadero 4x4 donde un cruce de puentes o un firme muy resbaladizo hacen acto de presencia, este asistente electrónico se encarga de optimizar el agarre de las 4 ruedas trabajando sobre el grupo motopropulsor y los frenos para garantizar el avance. Este sistema cuenta con 5 niveles de trabajo en función de cuán rápido queramos avanzar, contando además con un control de descenso para bajadas difíciles o un sistema de cámaras con visión 360º que nos permiten reconocer cualquier obstáculo exterior antes de que se convierta en un problema. La efectividad del Land Cruiser con el Crawl Control activado es realmente sorprendente, garantizando el avance de forma sostenida y con insultante facilidad aunque una o varias de sus ruedas no dispongan de agarre.

Toyota Land Cruiser Limited | David Clavero

Cuando toca abandonar el barro y las piedras el Land Cruiser también consigue brillar con un gran nivel de confort, quizá no el más elevado de su clase por la sonoridad de su motor, pero sí el suficiente para que hablemos de un coche muy válido para viajar aprovechando al máximo su espacio interior. La conducción del Land Cruiser es sencilla, y gracias a un elevado números de asistentes a la conducción y sistemas de seguridad, se percibe un nivel de control elevado con muchas facilidades para conducir como es el control de crucero adaptativo, el sistema precolisión, la alerta por tráfico cruzado o el asistente para el mantenimiento de carril. Sin embargo sí que es justo resaltar que su configuración de suspensiones nos hace echar en falta una mayor estabilidad en curva, algo que se responde por el elevado confort sobre terrenos abruptos, y un motor diésel con más fuerza para mover al Land Cruiser a alta velocidad.

Toyota Land Cruiser Limited | David Clavero

El propulsor, diseñado para dar lo mejor de sí en la zona baja y media del cuentavueltas, hace que las autovías y autopistas no sean el escenario más cómodo donde sacar a pasear al Land Cruiser. Los adelantamientos deben realizarse con cierta antelación. No hay duda de que Toyota ha priorizado el confort y las capacidades todoterreno en este coche.

La gama Land Cruiser arranca en España desde los 43.500 euros, pero si queremos disfrutar de todo el potencial que ofrece el todoterreno de Toyota nuestra recomendación es dar el salto a la versión Limited desde 75.000 euros donde nos encontramos una configuración con la que poder asegurarnos que el offroad jamás será un problema.