Centímetros Cúbicos » Pruebas

Skoda nos presenta la nueva generación del Octavia más deportivo

Toma de contacto con el nuevo Skoda Octavia RS iV: tecnológico y divertido

El Skoda Octavia es uno de los baluartes de la firma checa, que ahora cuenta también con una inédita variante RS con mecánica híbrida enchufable que ya hemos probado.

Skoda Octavia

Skoda Skoda Octavia

Publicidad

Fue hace ya unos cuantos meses cuando Skoda lanzó la renovación de uno de sus productos más importantes, el Skoda Octavia, que llegaba al mercado con una generación completamente nueva, más tecnológica que nunca y más avanzada tanto en calidad de rodadura como en tecnología de confort y conducción.

La trayectoria del Octavia está ligada desde el inicio de su historia a las siglas “RS”, siglas que hacen referencia al carácter más deportivo del modelo checo. Pues bien, como no podía ser de otra manera, Skoda ha presentado ya las nuevas versiones RS para la cuarta generación del Skoda Octavia, unas versiones deportivas entre las que se incluye, por primera vez, una variante híbrida enchufable iV que ya hemos podido probar.

Skoda Octavia | Skoda

• Un diseño más atrevido que nunca

El nuevo Octavia RS vuelve a estar disponible, una vez más, con carrocería tanto sedán como familiar. Siguiendo las líneas del modelo matriz, el Octavia RS “afila sus garras” con una apariencia más deportiva que se enfatiza en nuevos paragolpes tanto delanteros como traseros, nuevas llantas de aleación de hasta 19 pulgadas y colores específicos para la carrocería.

La parrilla delantera, que hereda el gran tamaño del resto de versiones del Skoda Octavia, está rematada en color negro piano, tonalidad que también encontramos en otros detalles como los marcos de las ventanillas, las carcasas de los retrovisores exteriores, el pequeño alerón del portón del maletero en las versiones sedán y las letras de la nomenclatura comercial del modelo.

Skoda Octavia | Skoda

Como viene siendo habitual en Skoda, la apariencia es más deportiva como ya hemos comentado, pero para nada resulta demasiado exagerada: sigue siendo un vehículo con una estética muy equilibrada, atractiva a la vista pero perfectamente utilizable a diario sin que decenas de ojos se posen sobre nuestro coche.

• Un interior bien rematado

Si la estética juega un papel determinante en el exterior del nuevo Skoda Octavia RS, en el interior tenemos que afirmar lo mismo, comenzando por unos espectaculares asientos delanteros de tipo semi-backet que, además de resultar muy agraciados estéticamente, son muy cómodos y agradables de utilizar.

Skoda Octavia | Skoda

Otros detalles que distinguen a las versiones RS del resto de variantes más “terrenales” son los revestimientos decorativos en el salpicadero y en las puertas, terminados en Alcántara, un volante más deportivo revestido en piel perforada, los pedales, terminados con un acabado metálico, el revestimiento del techo y pilares en color negro o la instrumentación, con menús exclusivos de éstas variantes de corte deportivo.

Lo que no cambia es el espacio a bordo: el Octavia, también en su versión RS, puede presumir de contar con una habitabilidad envidiable, con muchísimo espacio tanto para los pasajeros de la fila delantera como para los pasajeros de los asientos posteriores, amén de contar con un maletero que en las versiones Combi supera incluso los 600 litros de las versiones con carrocería berlina.

• Motores para todos, diversión asegurada

Si de algo puede presumir también el Skoda Octavia RS es de contar con una amplísima gama de motores, con hasta tres diferentes fuentes de energía entre las que elegir. De esta manera, Skoda ofrece el Octavia RS en variantes diésel de 200 CV, gasolina de 245 CV e híbrida enchufable también con 245 CV. En todos los casos se asocia a una transmisión automática de doble embrague DSG, siendo la tracción siempre al eje delantero.

Skoda Octavia | Skoda

En nuestro caso nos hemos puesto al volante de la versión híbrida enchufable iV, impulsada por un motor de gasolina 1.4 TSI con 150 CV al que se le añade un motor eléctrico de 116 CV, estando éste último alimentado por una batería de iones de litio de 10.9 kWh útiles, que puede recargarse en tomas de corriente de hasta 3.2 kW.

Las prestaciones son más que notables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.3 segundos y una velocidad máxima de 225 km/h. Con diferentes modos de conducción, las sensaciones al volante del Skoda Octavia RS iV son las de llevar un coche rápido y deportivo, sensación que se confirma al trazar alguna curva y apreciar la dureza de la suspensión.

Es cierto, eso sí, que el peso extra de todo el sistema eléctrico se nota, ya que el Octavia RS iV tiene un peso del orden de 200 kg superior a la variante de gasolina, lo que hace que, pese a la presencia de la suspensión adaptativa DCC, las inercias aparezcan antes y, por tanto, sea más complicado rodar rápido de manera sostenida.

Skoda Octavia | Skoda

• El Skoda Octavia RS ya está a la venta

Skoda ya comercializa las variantes más deportivas del Octavia, con un equipamiento muy completo que incluye, de serie, elementos como los faros LED, las llantas de 18 pulgadas, las pinzas de freno pintadas en color rojo, la calefacción en los asientos delanteros, el climatizador bizona o la suspensión adaptativa DCC con modos de conducción.

El Skoda Octavia RS más barato tiene un precio de partida de 34.912€ para la variante de gasolina. Para los que busquen diésel, el precio de arranque de la versión TDI de 200 CV es de 35.532€, mientras que los que quieran hacerse con el primer Octavia RS con etiqueta CERO tendrán que pagar 38.120€.

Publicidad