Centímetros Cúbicos » Pruebas

Motorización bifuel con 600 kilómetros de autonomía, y desde 15.450€

Test a fondo Skoda Kamiq 1.0 G-TEC: el crossover híbrido que todo el mundo quiere

El Kamiq de Skoda cumple las expectativas más demandadas hoy: compacto, de dimensiones no muy grandes, pero cuyo aspecto no sea el de un simple utilitario, sino el de un vehículo más robusto y polivalente. La versión híbrida mecánica alimentada con gas natural comprimido (GNC), muy eficiente y con etiqueta ECO, redondea la versatilidad del conjunto.

Skoda Kamiq 1.0 G-Tec

motor.atresmedia.com Skoda Kamiq 1.0 G-Tec

Publicidad

La clientela apuesta cada vez más por un coche compacto, de dimensiones no muy grandes, pero cuyo aspecto no sea el de un simple utilitario, sino el de un vehículo más robusto y polivalente. De esta tendencia nacen los B-SUV y C-SUV que, literalmente, copan las listas de crecimiento de ventas del mercado.

Hemos probado el último SUV de Skoda, el más pequeño de su historia hasta la fecha, bautizado como Kamiq. Un modelo pensado para luchar contra modelos como el SEAT Arona o el Volkswagen T-Cross, con los que comparte gran parte de sus componentes a nivel mecánico.

Y hemos elegido la versión con la mecánica alimentada a Gas Natural Comprimido (GNC) que como ya habíamos comprobado en sus hermanos TGI de Seat, sobre todo, ofrece unos consumos ajustadísimos, además de gozar de los privilegios de la etiqueta ECO de la DGT, y colaborar con la protección al medioambiente, claro.

Para ello hemos realizado un viaje de más de 400 kilómetros -Madrid-Alicante con un Skoda Kamiq propulsado por GNC (gas natural comprimido), obteniendo un gasto de 3,9 € por cada 100 km; menos dinero que en un diésel o un híbrido eléctrico, aunque éste sea enchufable, especialmente en viajes, pero no solo.

A la hora de hablar de eficiencia, movilidad sostenible y reducción de emisiones de CO2 rápidamente pensamos en el coche electrificado (ya sea híbrido, enchufable o 100% eléctrico). Pero también hay que reconocer que existen otras tecnologías que pueden ser interesantes para determinados usuarios.

Skoda Kamiq | Skoda

En marcha

El puesto de conducción es prácticamente idéntico al de cualquier Kamiq. Se va sentado en una posición más bien elevada y con las piernas menos estiradas que en un turismo convencional, algo que facilita el acceso y la visibilidad.

La única variación está en los dos indicadores de carburante, uno de gasolina y otro de GNC, este último ubicado en lugar del reloj de temperatura del motor. También emplea una pantalla táctil de buena definición y respuesta, y tienes botones físicos para algunas funciones del climatizador. Sin embargo, parte de sus funciones también pasan por la propia pantalla –por ejemplo, ajustar la velocidad de ventilación-, algo que complica más la situación que en otros modelos de la marca.

Skoda Kamiq | SKODA

Así va el Skoda Kamiq G-TEC 2020

El Skoda Kamiq G-TEC es un modelo que destaca por tres aspectos: es agradable, sus emisiones contaminantes son más bajas que las de un motor diésel o gasolina de similares prestaciones y su coste de mantenimiento es bajo: puede recorrer 100 km con un coste de entre 3,50 y 4 euros si circula con GNC. Tiene un depósito de GNC de 13,8 kilos y otro de gasolina de 9 litros.

Skoda Kamiq | SKODA

Eso quiere decir que, o tienes un punto cercano, o no es interesante, dado que los 9 litros de gasolina dan para recorrer unos 150 km en el mejor de los casos. Una circunstancia esta, la de las gasineras, que mejora cada día, y que le hace cada vez mejor opción por eficiencia, precio de combustible, y tiempo -un minuto más- empleado en el repostaje.

El motor 1.0 G-TEC tiene tres cilindros y sobrealimentación, desarrolla 90 CV de potencia y un par máximo de 160 Nm. Solo se comercializa asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades, y con tracción sencilla al eje delantero. De serie incluye el sistema Stop&Start, desconectable si el conductor lo desea.

Por respuesta, los 90 CV, son una cifra suficiente para mover al Kamiq con relativa soltura a ritmos tranquilos pero que puede quedarse justa para viajar cargados o afrontar un adelantamiento si la recta para efectuarlo no es muy larga. Por sonoridad o vibraciones, el G-TEC no se diferencia del 1.0 TSI de gasolina; eso sí, su condición de motor tricilíndrico hace que resulte un punto menos refinado que otros motores de cuatro cilindros.

Soda Kamiq G-Tec | motor.atresmedia.com

El Skoda G-Tec arranca con gasolina cuando hace mucho frío (según el fabricante, por debajo de -10 grados centígrados) o si la presión dentro del depósito de gas cae por debajo de 11 bares. El salto a la gasolina es imperceptible y debemos estar atentos al testigo GNC que se apaga en el cuadro de mandos.

En cuanto al comportamiento, no hay variaciones frente a otros Kamiq. Es un modelo que destaca por comodidad y facilidad de conducción, con unas reacciones nobles y predecibles que no plantearán mayor problema en una conducción normal. Pese a su condición de SUV, algo que le hace tener una mayor altura que un turismo, la carrocería no balancea demasiado.

Skoda Kamiq | SKODA

Características generales del modelo Kamiq

El exterior del Skoda Kamiq, que mide 4.24 metros (10 centímetros más que un SEAT Arona), guarda un innegable aire de familia con otros modelos de la marca, con los que comparte la gran parrilla o los grupos ópticos delanteros partidos. En la parte trasera destacan también los pilotos, con unas proporciones muy similares a las que encontramos en el también recién llegado Skoda Scala.

En el habitáculo encontramos un ambiente más serio y formal que en sus hermanos de grupo, aunque a simple vista parece que el salpicadero, heredado también del que monta el Skoda Scala, parece mejor construido, más sólido, que el de los VW T-Cross y SEAT Arona, aunque tendrá que medirse también con otros cocos del segmento como el Peugeot 2008 o el superventas Renault Captur, cuya renovación también está muy próxima en el tiempo.

Skoda Kamiq | SKODA

Mecánicamente el Kamiq se construye sobre la plataforma modular MQB A0, utilizando motores de gasolina de tres y cuatro cilindros con potencias que van desde los 95 hasta los 150 CV, incluyendo la mecánica alimentada con gas natural comprimido (GNC) motivo de la prueba, así como una única versión diésel cuyo bloque es el 1.6 TDI con 115 CV.

Acabados, equipamiento

Los niveles de acabado se denominan Active, Ambition, Style y Sport. En todos se incluyen aire acondicionado, cuatro elevalunas eléctricos, ordenador de viaje, espejos eléctricos, sistema multimedia con pantalla táctil de al menos 8 pulgadas, bluetooth, USB, pilotos traseros LED, cierre centralizado con mando, paragolpes pintados, etc.

Los Kamiq pueden tener muchos elementos. Los más destacados son los faros Full LED, acceso y arranque sin llave, detector de objetos en ángulo muerto, control de crucero adaptativo, cámara posterior, asistente al aparcamiento, techo de cristal fijo, selector de modos de conducción, etc. Los precios recomendados los encontrarás en el siguiente cuadro aunque la firma checa ha comunicado que con promociones arrancarán en los 14.900 €.

Publicidad