Mitsubishi ha renovado su pick-up L200 en España, y hoy es el buque insignia todoterreno de la firma nipona, heredando ese papel nada menos que del Montero. Un modelo que se puede adquirir desde 29.250 euros en su variante más profesional y desde 36.100 euros si estás buscando una pick-up que también pueda conciliar la familia y el ocio.

Los primeros son de enfoque más profesional y se ofrecen con dos carrocerías diferentes cabina sencilla que tiene un habitáculo para cuatro personas, con las dos plazas delanteras muy amplias y otras dos bastante limitadas, mientras que en la doble cabina (con hard top en la unidad de prueba) se ofrecen cinco plazas reales. Se trata de un producto muy importante para la firma japonesa ya que hablamos de una apuesta muy ambiciosa en un segmento tan competido como el de las pick-up, un mercado en claro crecimiento donde la oferta no para de crecer y mejorar.

Mitsubishi L200 | motor.atresmedia.com

El primer punto donde la Mitsubishi L200 mejora de forma considerable es en el apartado de diseño exterior, un aspecto donde la L200 2020 destaca por ofrecer una imagen robusta, moderna y cargada de carácter. Se trata de una revisión completa que introduce en la pick-up la nueva línea de diseño de la marca. El exterior es muy diferente a su predecesor. Su capó se ha elevado 40 milímetros e incorpora nuevas luces led, tanto en los faros delanteros como en los traseros, un extra que además de influir en el diseño aporta un extra en seguridad. Aunque la carrocería central es la misma (disponible con tres o cuatro puertas), las aletas y la caja son de nuevo diseño, más abultadas y agresivas y con pilotos traseros de gran tamaño.

Dentro del habitáculo de esta L200 2020 nos encontramos con una revisión más comedida, manteniendo prácticamente intacto su diseño, aunque ofreciendo una mayor calidad en materiales y ajustes. También se mejora la dotación, pudiendo contar con nuevos asistentes a la conducción y equipamiento: alerta precolisión, aviso de abandono de carril, control de crucero, sistema multimedia compatible con Apple CarPlay y Android Auto, etc.

Mitsubishi L200 | motor.atresmedia.com

Así es la nueva mecánica

Pero donde más ha trabajado Mitsubishi es en la dinámica, buscando no solo mantener sus grandes posibilidades fuera de asfalto, sino ganar en confort para todos aquellos que buscan una pick-up verdaderamente polivalente. Para ello se ha mejorado el aislamiento del interior y se han revisado las suspensiones, también se instala un nuevo motor 2.2 turbodiésel de 150 CV con mejores consumos y menores emisiones. Respecto al propulsor cumple la normativa Euro 6d-Temp y la WLTP, utiliza Adblue para depurar los gases. Así, el motor 4N1 turbodiésel ha rebajado su cilindrada de 2.4 a 2.2 litros, ganando 30 kg de peso gracias al empleo de aluminio.

Mitsubishi L200 | MITSUBISHI

A nivel de transmisión nos encontramos con la posibilidad de instalar un cambio manual de 6 relaciones o una alternativa automática por convertidor de par con 6 marchas. La unidad que hemos probado incorporaba el cambio automático que ofrece un muy buen funcionamiento tanto en carretera, a ritmo rápido, como cuando se sale del asfalto. En este sentido el cambio funciona de una manera muy ágil en modo automático, pero cuenta con levas en el volante para hacer un uso pseudo-manual. Son unas levas de gran tamaño y fácil manejo.

Ahora, el L200 puede circular en cualquier circunstancia en cuatro ruedas motrices, pero además, su sistema electrónico 'Super Select 4WD-II' (que puede variarse hasta a 100 Km/h) ofrece la posibilidad de pasar de propulsión trasera a total o bloquear el diferencial central. Y, cuando se llega a la zona offroad, se puede engranar la reductora 4LLc para todas las marchas e -incluso- bloquear el diferencial trasero. Como novedad en este punto debemos subrayar la adición de un control de descenso y un nuevo modo de conducción todoterreno con diferentes perfiles. Con estas mejoras en asistencias a la conducción 4x4 la L200 2020 hace mucho más fácil escapar del asfalto.

Mitsubishi L200 | MITSUBISHI

Además, el chasis de vigas ha sido mejorado con nuevos materiales de alta resistencia y refuerzos para ganar en rigidez torsional, al igual que la carrocería superior. Y las suspensiones cuentan con muelles y amortiguadores sobredimensionados delante y con ballestas de seis lamas detrás. Esto permite mejorar el confort de marcha pero también aumenta la capacidad de carga que se puede incorporar en la zona posterior. Eso sí, lo que es inevitable son esos movimientos de la parte trasera del vehículo que siempre hay en todos los modelos pick-up que tienen ballestas en el eje trasero cuando se circula sin carga en esa zona posterior.

Las posibilidades como pick-up de la nueva Mitsubishi L200 2020 se mantienen intactas, encontrando dos opciones en cuanto a chasis y con ello dos diseños de caja diferente: 1.850 mm para el chasis de cabina simple y 1.520 mm para el chasis de cabina doble. Sin duda una de las claves de los vehículos pickup es su caja trasera de carga, que en el caso del Mitsubishi tiene una longitud de 1,5 m y una anchura de 1,47. Esto hace que sea un vehículo ideal como coche de trabajo para utilizar en el mundo rural, en las fincas o en las explotaciones ganaderas. La carga máxima soportada es de 1.075 kg, mientras que en remolque podremos alcanzar los 3.100 Kg.

De cara al uso todoterreno nos encontramos una altura libre al suelo de 205 mm y unos ángulos más que interesantes con 45º para el ángulo de ataque, 24º para el ángulo ventral y 22º para el ángulo de salida.

Mitsubishi L200 | MITSUBISHI

Carrocería y acabados

También en esta sexta generación, la pick-up nos permite configurarlo en dos carrocerías, cabina simple con 5.295 mm de longitud de carrocería y 1.850 mm de longitud de carga, o cabina doble con 5.305 mm de longitud de carrocería y 1.550 de longitud de carga. La cabina doble permite que en la parte trasera viajen cómodamente tres adultos. Disponible en tres niveles de acabado, el más accesible llamado M-Pro, y otros dos modelos llamados Motion y Kaiteki.

Pudimos probar a fondo la nueva L200 2020, tanto dentro como fuera de asfalto. Circulando por carretera Mitsubishi ha conseguido ofrecer un nivel de confort muy similar al que brindan todoterrenos de gran tamaño, gozando de una maniobrabilidad muy buena para los 5,3 metros de longitud que firma la carrocería. Sin embargo es fuera de asfalto donde la L200 saca a relucir sus mejores cualidades, pues su suspensión y su grupo grupo motor están diseñados para ofrecer lo mejor de sí al circular por caminos rotos.

Mitsubishi L200 | motor.atresmedia.com

En definitiva esta Mitsubishi L200 2020 evoluciona su receta para llegar a un público mayor y más exigente en términos de equipamiento y confort, pero sin perder su esencia como pick-up pensada para el trabajo duro, ya sea en el ámbito profesional o el ocio.

El nuevo Mitsubishi L200 da un gran paso hacia adelante en calidad percibida, en confort y en seguridad, pero mantiene inalterados los pilares básicos de este modelo, de robustez, utilidad, versatilidad, que le han asentado en el mercado tras 40 años en el mercado y 4,7 millones de unidades vendidas en todo el mundo.