Centímetros Cúbicos » Pruebas

CONFIGURACIÓN CLÁSICA: V8 ATMOSFÉRICO A LAS RUEDAS TRASERAS

Test a fondo Lexus LC 500 Cabrio: ¿el superdeportivo más bello del mercado?

Nos hemos puesto al volante del Lexus LC 500 Cabrio, uno de los Gran Turismo más exclusivos del mercado, con cerca de 500 caballos de potencia, pero con la impronta del lujo y la distinción de la marca japonesa.

Publicidad

Seguramente se trate del deportivo más bello y especial del mercado, si dejamos fuera a las marcas minoritarias y 'ultra premium'. Sí, es el Lexus LC 500, un descapotable con aires de Concept Car que bebe de las fuentes del diseño y configuración del mítico LF. Un cupé 2+2 con tracción trasera, motor frontal y una estética muy llamativa y diferente a todo lo visto en su segmento.

Y especial porque veremos en contadas ocasiones este coche circular por nuestras carreteras, toda vez que a este nivel de deportividad, lujo y, sobre todo, precio, el comprador suele decantarse por los especialistas de marcas más sonoras como Porsche, Ferrari o Aston Martín, entre otras. Lo que no le quita ni un ápice de valor al modelo de Lexus, extraordinario, como veremos, en casi todo.

Y es que Lexus todavía arrastra esa imagen de marca especializada en la fabricación de berlinas premium, además híbridas. Pero esto, sólo con ver este modelo, y algún otro de la gama, se demuestra que no es impedimento para que la firma japonesa sea capaz de poner en el mercado un GT como éste.

El LC es un coche que ya existía, y que ya probamos en Centímetros Cúbicos, pero que esta vez en carrocería descapotable y pierde la H... de híbrido. La configuración convertible seguramente no facilitaba las cosas para una versión híbrida, pero también (visto lo visto con su hermano 500H), este Gran Turismo encaja mejor en el perfil del comprador de este tipo de máquinas con la configuración clásica V8 a las ruedas traseras.

Lexus LC 500 Cabrio
Lexus LC 500 Cabrio | motor.atresmedia.com

En cuanto al diseño, no varía apenas con respecto al precioso coupé, si acaso lo hace aún más bello, tanto con la extraordinaria -hablaremos de ella- capota, que se despliega y repliega en 15 segundos y hasta una velocidad de 60 km/h. El exterior fusiona la singular línea de techo del coupé, con el carácter de un Cabrio, con un resultado imponente tanto con la capota abierta como cerrada. Un conjunto que mide 4,7 metros de longitud, una anchura cercana a los dos metros y muy poca altura (1,35 metros)

Hemos probado a conducirlo con con la capota plegada. Era obligatorio, pese a que las temperaturas de final de otoño ya no invitan a hacerlo, y la experiencia ha resultado maravillosa. Eso sí, debidamente abrigados, con la calefacción del habitáculo, de los asientos y del reposacabezas (que origina una especia de 'bufanda' artificial alrededor del cuello) a tope. El disfrute de la conducción mientras se escucha el excitante ronroneo del V8 atmosférico es difícil de describir. El sonido del propulsor, especialmente en los modos Sport y Sport + es una maravilla.

Conducción pura, esa es la palabra. Propulsión, cerca de 500 caballos y un extraordinario par motor de 540 nm animan a cualquiera a llevar a cabo una conducción deportiva de verdad, aún más si las ayudas a la conducción -como es el caso- y la suma de chasis, dirección, suspensiones, neumáticos y aquellas se ocupan de casi todo. Uno puede llegar a creerse un gran piloto al volante de este extraordinario Gran Turismo. Muy deportivo, eso sí, pero no un deportivo radical en el sentido más estricto.

Lexus LC 500 Cabrio
Lexus LC 500 Cabrio | motor.atresmedia.com

Mientas no desconectemos el control de tracción, podremos acelerar sin miedo al salir, por ejemplo, de una curva. El eje trasero se insinúa, pero siempre en un nivel controlable. A todo ello ayuda el denominado Lexus Dinamic Handling, basado en la coordinación entre la Dirección con Relación Variable, la Dirección Trasera Dinámica y la Dirección Asistida

En cuanto a la transmisión, el LC equipa un cambio automático de 10 relaciones que Lexus denomina Direct Shift, rápido y eficaz, que siempre mantiene el propulsor lleno de par y que en modo 'manual' desde las levas situadas detrás del volante funciona como un reloj suizo, japonés en este caso. Pero eso sí, al pisar el acelerador aparecen 8 cilindros de esos que rugen, como los de antes. Dispuestos a llevarte a 7.000 vueltas sin escalas y sin que un turbocompresor te corte la emoción a la mitad del camino.

Una cilindrada de 4.960 centímetros cúbicos alcanza una potencia de 477 caballos y lo hace a un régimen de vueltas muy alto: 7.100 revoluciones por minuto es propio de motores como éste, atmosféricos y de alto rendimiento. Por otro lado, el par de empuje máximo se alcanza a 4.800 rpm. En fin, un purasangre de propulsión trasera, de los que cada vez se ven menos y que te robará el corazón... y la cabeza.

Lexus LC 500
Lexus LC 500 | Lexus

Y es que el motor del LC Cabrio, fabricado artesanalmente, combina perfectamente con la nueva relación de transmisión automática de 10 velocidades, la primera en un coche premium. Ésta, utiliza el control con gestión inteligente del cambio (AI-SHIFT), que selecciona la mejor marcha en función de las preferencias e intenciones del conductor, dependiendo no solo de la velocidad del vehículo, sino también del historial del estilo de conducción.

Para mejorar el sonido (insistimos en este apartado) de este propulsor, inspirado en el mítico LFA, las tomas de aire del V8 vienen equipadas con una cámara acústica. De esta forma, el habitáculo recibe un sonido increíble a la vez que las válvulas de escape recrean un tono impresionante.

Hablemos de la capota. Una maravilla tecnológica con hasta cuatro capas de un tejido exterior e interior de 'alta costura' y que aisla del ruido perfectamente. Eso sí, como cualquier convertible, con ella desplegada, a partir de 120 km/h el sonido llega, atenuado, pero llega. Plegada, si no pasamos de 90 km/h, se puede mantener perfectamente una conversación con el pasajero.

Magnífico, también, el sonido del equipo Mark&Levinson que es tradición en Lexus. Aquí, la marca de Connecticut, de lo más exclusivo del mercado en equipos de sonido ha colocado 13 altavoces que te harán olvidar que viajas a bordo de un coche. Bajos, agudos, graves, como si estuvieras en una sala de conciertos que te lleva a través del espacio. Da igual si llevas la capota puesta, o no.

Lo más de lo más en seguridad activa y pasiva

Hasta ahora hemos hablado de disfrutar, pero como es lógico, un Lexus, y más si es top de gama, hay que hablar de seguridad, ya que acoge el conocido sistema de seguridad Lexus Safety System+ (LSS+), es decir, que viene equipado de serie en el nuevo LC e incluye el Sistema de Precolisión que detecta a los peatones; Asistencia de Mantenimiento de Trayectoria en el Carril (LKA) para no desviarse; Accionamiento Automático de Luces de Carretera (AHB) para mejorar la visión en carretera de noche; y el Control de Crucero Adaptativo, que ajusta su velocidad para adaptarse al vehículo de delante.

Hablando de seguridad, también habría hacer hincapie en el gran trabajo de las suspensiones, pues la que monta el LC ayuda a una conducción más definida y refinada y como respuesta a su estilo de conducción y a las condiciones de la carretera, la Suspensión Variable Adaptativa (AVS) controla la dureza y acción de los cuatro amortiguadores, ajustando hasta 650 posiciones de suspensión distintas.

Lexus LC 500
Lexus LC 500 | motor.atresmedia.com

Y es que el conjunto del LC, cabrio o coupé, no es sólo diseño. La eficacia del conjunto en cuanto a confort y deportividad, sobre todo en el caso del cabrio, se sustenta en una carrocería muy sólida, en la que las piezas del LC que no se deforman están fabricadas de acero de alta resistencia, mientras que el aluminio se utiliza en los paneles de las puertas, maletero y capó. El ligero pero resistente plástico reforzado con fibra de carbono se utiliza de forma adicional en componentes como el techo (coupé) o los marcos de las puertas.

Otro elemento de que gozan no tantos vehículos del mercado es el capó de elevación automática. Activado por sensores montados en el parachoques delantero, en el caso de que colisione con un peatón, dicho sistema eleva ligeramente el nivel del capó para proporcionar más espacio entre este y los componentes rígidos del motor situado debajo. Así se reduce el riesgo de lesiones en un peatón.

Como prevenir es curar, otro elemento de seguridad -ya citado- es el Sistema de Seguridad de Precolisión (PCS): un radar y un ordenador calculan el riesgo de colisión frontal. Si el riesgo es elevado, alerta al conductor y se incrementa la presión sobre los frenos. Cuando se considera que la colisión es inevitable, los frenos se accionan de modo automático según sea necesario y los cinturones de seguridad delanteros se tensan. En este sentido, además, si se detecta un objeto delante del LC como, por ejemplo, un peatón, se acciona el freno automático siempre que el vehículo se desplace entre 10 y 80 km/h con el fin de evitar una colisión.

Lexus LC 500
Lexus LC 500 | Lexus

Dentro, la protección de los ocupantes está asegurada mediante seis airbags en el LC Cabrio, además de un habitáculo de seguridad para los pasajeros de gran resistencia. Conductor y pasajero delantero están protegidos por airbags de dos etapas para la cabeza, así como por los de rodilla y los laterales. Los airbags de cortina abarcan toda la longitud de ambos laterales del habitáculo. Además, todos los cinturones de seguridad incorporan pretensores.

Precio: desde 155.000€

Publicidad