Con 25 años recién cumplidos de la gama ultradeportiva de Audi, los RS, la nueva etapa de Audi Sport se ha ido dejando notar en todos y cada uno de sus nuevos lanzamientos. Si el Audi R8 RWS nos sorprendió abriendo una nueva puerta en el futuro de la gama más deportiva de Audi, el Audi RS5 Sportback no se ha quedado atrás evolucionando la receta que defendió su antecesor. Esta versión RS5 Sportback (5 puertas), defiende la idea de la berlina coupé deportiva válida para todo, dócil en el día a día, pero con el suficiente poderío para llevarnos al podio en un Track Day.

Audi Sport ha evolucionado -le dará una vuelta de tuerca más en 2020- el concepto del RS5 para crear un coche más completo en todos los aspectos y que, a través del catálogo Performance Parts, Audi Sport pretende no solo ofrecer posibilidades de personalización, sino que también brinda mejoras de rendimiento tal y como demuestran Audi R8 o Audi TT RS que fueron los primeros en beneficiarse de este suculento escaparate de opcionales.

Audi RS5 Sportback | motor.atresmedia.com

Pero volvamos al RS5 Sportback y su nueva receta original. Nos encontramos con un coche capaz de presumir de suavidad y docilidad como cualquier otro A5, tanto como para conseguir incluso cifras de consumo más que decentes con medios por debajo de los 10 l/100 Km (hablamos de 450 CV bajo el capó). Con ello conseguimos una berlina deportiva muy rápida, pero para nada incómoda, algo que es digno aplaudir en perfiles como este y en donde solo echamos en falta una suspensión de tarado más confortable para otorgar el sobresaliente.

El V8 atmosférico de altas revoluciones ha dado paso en esta generación a un V6 biturbo de nuevo desarrollo que entra en una nueva dimensión en cuanto a empuje y eficiencia. Desde 1.900 rpm y hasta 5.000 rpm, el 2.9 TFSI entrega un par máximo de 600 Nm, lo que supone un aumento de 170 Nm.

Audi RS5 Sportback | AUDI

Con este modelo las siglas RS cobran una dimensión todavía mayor, ya que además de ser uno de los de diseño más bonito de su segmento, el portón trasero ofrece una capacidad y comodidad de carga óptimos. Pero el protagonismo en este coche se lo llevan su motor y su ajuste dinámico.

El RS5 Sportback deja al descubierto una estética musculosa y atractiva. Los paragolpes son específicos de esta versión, así como las llantas de 19 o 20”. En la parte posterior el elemento que más llama la atención es el sistema de escape, con dos salidas vistas ovaladas de generosas dimensiones.

Audi RS5 Sportback | motor.atresmedia.com

Las impresionantes entradas de aire con la estructura típica de panal, junto con la ancha y plana (más que en el A5 Sportback convencional) parrilla Singleframe definen la parte delantera. A ambos lados del frontal encontramos los ya conocidos faros HD Matrix LED de Audi -1.095€- que en esta ocasión han sido tintados, cuya luz se asemeja a la luz diurna y permite que la vista no se canse tan rápido, ofrece un juego de luces impresionante y un sistema antideslumbramiento muy logrado. Adicionalmente, esta unidad de pruebas cuenta con el paquete exterior de carbono con un sobrecoste notable pero que añade diversos componentes en este material.

En el interior la deportividad es más comedida, dejándose a cargo de unas molduras decorativas fabricadas en fibra de carbono, unos asientos estilo “backet” tapizados en cuero o una instrumentación digital con grafías y menús específicos. El habitáculo sigue presumiendo de una calidad de realización que lo coloca en lo más alto de su segmento.

Audi RS5 Sportback | motor.atresmedia.com

Uno de los elementos más destacables del Audi RS 5 Sportback son los deportivos asientos tapizados en cuero con costuras en contraste en forma de rombos y el emblema RS. Los asientos cuentan con ajuste eléctrico, masaje y memoria, pudiendo ser calefactados y ventilados, y proporcionan una sujeción y un apoyo óptimos. Los asientos traseros también pueden ser calefactados.

El maletero cubica 465 litros, aunque puede abatirse el respaldo de los asientos traseros -40:60- para ganar algo de espacio con sólo abatir los asientos. La superficie de carga es plana, y el generoso portón del maletero con apertura motorizada deja un espacio más que generoso para cargar. Sin duda alguna, a pesar de que me gusta la versión coupé, me terminaría siempre comprando la carrocería Sportback por su utilidad.

En el apartado de la transmisión nos encontramos otro punto en el que merece la pena detenerse. Para esta generación el RS5 (sportback la unidad de prueba) ya no emplea el preciso doble embrague S-Tronic, sino que apuesta por la última generación del cambio automático Tiptronic por convertidor de par y 8 relaciones. La decisión viene motivada por la nueva filosofía del RS5, donde ganamos enteros en confort, aunque ello suponga perder algo de contundencia y velocidad en las transiciones cuando exigimos el 100% a la mecánica.

Cuando nos disponemos a buscarle las cosquillas al RS5, solo necesitamos activar el modo de conducción Dynamic. Ahí el RS5 cambia su carácter y tensa todos sus músculos para demostrar de lo que son capaces 450 CV. El nuevo RS5 es todo un despliegue de agarre, sin importar asfalto, peralte, climatología o velocidad. Sea cual sea el ritmo este Audi Sport saca a relucir todas las ventajas de la tracción total quattro y demuestra que nadie mejor que Audi para negociar curvas con salidas de infarto.

Audi RS5 Sportback | AUDI

Con las manos sobre su volante achatado y las levas del cambio de doble embrague de 8 velocidades permitiéndonos una precisión absoluta en cada engranaje las cosas suceden a una velocidad estratosférica que no hay carretera que lo soporte. Y es que es capaz de acelerar de 0 a 100 en menos de 4 segundos (3,9 para ser exactos) y alcanza una velocidad máxima de 280Km/h, limitada electrónicamente. Pero si esas cifras son asombrosas, las recuperaciones y las sensaciones de poderío al volante del Audi RS5 lo son mucho más.

Audi RS5 Sportback | motor.atresmedia.com

Afortunadamente, la tracción Quattro, con reparto 40% delante 60% detrás, y el diferencial central autoblocante hacen que la cosa no se desmadre. Además, el reparto de potencia entre ambos ejes no es fijo, y cuando el sistema detecta pérdidas de tracción, transfiere de inmediato la potencia al eje opuesto, pudiendo llegar al 70% delante y al 85% atrás. En opción, podemos equiparlo con el diferencial deportivo, que distribuye el par entre las ruedas.

Para redondear la dinámica, la suspensión es de cinco brazos en ambos ejes, ofreciendo un buen compromiso entre confort y deportividad. En opción Audi ofrece la suspensión deportiva RS plus con Dynamic Ride Control (DRC), además de dirección dinámica RS y discos de freno cerámicos. Su precio es de 103.000 euros para el mercado español.

Audi RS5 Sportback | motor.atresmedia

A ello añadimos un motor que brilla en empuje con 600 Nm que se desatan con rabia al pisar a fondo, complementando ese poderío con un equipo de frenos carbocerámico (valorado en 7.915 euros y pinzas en gris antracita) que frenan mucho y bien, trabajando sin mermas incluso forzando de forma continuada. Calzado con nos neumáticos Hankook Ventus S1 Evo2 en dimensiones 275/30 R 20 97 Y.