Centímetros Cúbicos » Pruebas

204 CV, 4,59 METROS Y 520 LITROS DE MALETERO

Test a fondo Audi Q4 40 e-Tron: llamado a liderar el cambio de era en Ingolstad

Probamos la segunda opción más asequible del Audi Q4 e-tron en España, que parte de los 48.910 euros, más de 500 km de autonomía y tracción trasera.

Publicidad

El futuro parece escrito y la electrificación del mercado automovilístico no deja de crecer. Prueba de ello es el SUV intermedio de la gama Q de Audi que hemos probado. En concreto, la versión 40 e-tron del Q4, con 204 CV, batería de 82 kWh y 519 kilómetros de autonomía, seguramente también la más razonable salvo el pero de la renuncia a la tracción Quattro.

El Q4 e-tron tiene una longitud de 4,59 m y un maletero con volumen de 520 litros. Puede incorporar en opción faros Matrix LED, que iluminan con gran intensidad sin deslumbrar al resto de usuarios. Las firmas lumínicas digitales disponibles permiten escoger entre cuatro diseños distintos mediante el sistema MMI touch. En la zaga, una banda de luz une los grupos ópticos.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Por debajo de éste se encuentra el 35 e-tron por 4.450 euros menos, aunque reduce la potencia a 170 CV y la autonomía a 340 km al montar la batería de 55 kWh. El tope de gama lo asume el 50 e-tron quattro, con 299 CV, batería de 82 kWh, 486 km de autonomía. Este último, cuenta con un segundo motor preparado para impulsar las ruedas delanteras si surgen problemas de tracción o de rendimiento. El 40 (unidad probada) y el 50 pueden cargar a 125 kilovatios y su autonomía es de 519 y 486 kilómetros, respectivamente.

Autonomía que podemos 'estirar' usando las levas del volante, que cuentan con tres niveles diferentes de frenada regenerativa. Finalmente, incluye una función B (Brake) en la palanca del cambio que retiene con contundencia (incluso activa la luz de freno trasero) al levantar el pie del acelerador, lo que en algunas marcas llamarían 'one pedal', alcanzando en este caso hasta 0,3 g de deceleración.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

La batería de iones de litio se ubica como es lógico bajo el piso, entre ambos ejes. El motor eléctrico de 204 CV está delante y recurre a la propulsión trasera. El reparto de pesos, pues, resulta de lo más eficaz, aunque el conjunto no es ligero precisamente, ya que el peso final de este SUV, por más compacto que sea, se sitúa en 2.125 kilos.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

La toma de carga está situada en la parte posterior derecha del coche. Todos los Audi Q4 e-tron permite cargar con corriente alterna (AC) o corriente continua (CC), de forma que según Audi en diez minutos el Q4 40 e-tron puede cargar suficiente electricidad para recorrer unos 130 km (WLTP).

Una nueva forma de conducir que da paso a la personalidad eléctrica, la de este SUV, de 4,59 metros de largo, 1,86 de ancho y 1,61 de alto. Con grandes llantas de 19 a 21 pulgadas. La parrilla cubierta Singleframe, los faros LED de serie y la opción de llevar los Matrix Led, que varían la intensidad, sin deslumbramientos. Hasta 27 componentes de este SUV contienen material reciclado.

Y es que respecto a sus 'primos' Id.4 y Enyak, de Volkswagen y Skoda, respectivamente, se coloca en un escalón superior en cuanto a aspecto, calidad percibida, facilidad de conducción y prestaciones. Además, añade la versión Sportback, con una forma ligeramente más parecida a la de un coupé y un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,26.

Por otra parte, hay que reconocer que su condición de compacto no le relega a la ciudad, sino que por espacio, autonomía y capacidad de recarga es capaz de afrontar viajes de medio recorrido, e incluso largo si no nos despistamos. Y es que permite cargar a 125 kW en corriente continua y recuperar hasta un 80 por ciento de la energía en apenas 38 minutos. En una toma de 11 kW es capaz de recuperar electricidad para cubrir 43 kilómetros cada hora. En casa, un wallbox de menor capacidad sería absurdo.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Para disponer en casa del necesario punto de carga, Audi ha suscrito un acuerdo con Iberdrola que da acceso a sus clientes a un precio fijo por la instalación de 1.400 euros más IVA, con la única condición de que no se precisen más de 200 metros de cable desde la acometida.

Interior y tecnología, acordes

El habitáculo del Q4, por tanto, es de primera clase, con matices: el control táctil de volumen estilo iPod, el volante de cuatro radios disponible solo de serie con los dos acabados superiores y el reposabrazos y la consola central sin acolchado suficiente. Un punto muy a favor del nuevo eléctrico de Ingolstad es que respecto a la senda comenzada por su primo Id.3, es que el Audi recupera los clásicos controles de temperatura de acceso directo, devuelve el selector de marchas a su sitio y reduce al mínimo el número de deslizadores táctiles.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Destaca también el volante, que en la unidad probada es achatado por arriba y abajo y dos brazos de unión horizontal entre el centro y el aro. La consola central flotante incluye dos porta vasos, un compartimento con tapa muy amplio para dejar hasta 4,4 litros de objetos cotidianos. También en las puertas hay huecos amplios para dejar botellas de hasta un litro.

Como ya es norma, la información llega -salvo la climatización menos mal- digitalizada, con distintas formas de personalizar el cuadro de mandos, y un menú hipercompleto en la pantalla táctil del salpicadero. El volante, también más estrecho de lo habitual, apuesta por mandos sensoriales que en ocasiones no resultan demasiado intuitivos y hay que cogerles el tranquillo, y la consola central flotante libera espacio gracias a la gestión de un cambio automático tremendamente sencillo.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Confortable delante, detrás hay una gran sensación de espacio para las piernas, El suelo plano es una auténtica ventaja, pues la ausencia de túnel de transmisión genera mucho espacio para los pies y las cabezas en la segunda fila. Más espacio que en un Q5. Eso sí, si queremos respaldo abatible hay que desembolsar 285 euros.

Los asientos traseros van elevados 7 cm más que los delanteros para permitir una mejor visibilidad y acomodar mejor las piernas. En caso de colisión lateral el airbag central, ubicado en el flanco derecho del asiento del conductor, complementa a los airbags laterales evitando que se golpeen entre ellos conductor y acompañante.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Diseño atinado y diferenciador como eléctrico

En el frontal no falta la característica parrilla octogonal marca de la casa, dotada de máscara en este caso por ir cerrada como en todos los eléctricos, mientras en el lateral, muy esculpido, llaman poderosamente la atención las bandas horizontales superpuestas que recrean un juego de luces y sombras.

El protagonismo el protagonismo del lateral lo asumen los musculosos blister, con un diseño más suave que en sus hermanos de combustión aunque se hayan alargado para dar apariencia de mayor longitud. Detrás destacan el difusor y las ópticas unidas por una banda horizontal, mientras las llantas disponibles van desde las 19 hasta las 21 pulgadas.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Respecto al resto de 'Qs', muestra un diseño suficientemente diferenciador que se percibe a simple vista. Un diseño con una aerodinámica muy conseguida que da como resultado un Cx de 0,28. Para conseguir este valor se ha trabajado sobre los siguientes elementos: fondo plano, totalmente carenado, sistema de refrigeración activa, 'air curtain' que favorece que no se generen turbulencias, cubiertas específicas para los retrovisores, spoiler de rueda y sellado de las juntas del maletero.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

En cuanto a la firma lumínica, los faros Matrix LED se dividen en dos secciones. La mitad inferior, completamente negra, oculta las unidades para la luz de cruce y la luz de carretera Matrix LED. Los 16 LED individuales que la componen se regulan de manera que siempre iluminan la carretera con la mayor intensidad posible sin deslumbrar a los demás usuarios. Por su parte, la mitad superior forma una especie de ojo luminoso.

Aquí, un segmento plano que cumple una doble función al generar la luz diurna fija y la de los intermitentes dinámicos, atraviesa los faros. Por encima y por debajo hay un total de nueve segmentos planos de luz diurna que, junto con el gran segmento de anclaje vertical en el borde exterior, pueden configurarse en cuatro firmas de luz digitales seleccionables mediante el sistema multimedia. Las ópticas traseras van unidas por una franja de luz que recorre toda su anchura, mientras que en la parte central la luz trasera se proyecta en una fina línea.

Audi Q4 e-Tron
Audi Q4 e-Tron | AUDI

Precios, acabados y equipamiento de la gama

El todocamino tiene unos precios de partida que se establecen en los 44.460 euros para el Q4 35 e-tron en la variante de acceso de gama. También estarán disponibles tres líneas de equipamiento, las cuales se denominan como advanced, S Line y Black Line. En el caso del 40 e-tron, los precios comienzan en los 48.910 euros.

Audi Q4 e-tron
Audi Q4 e-tron | Audi

La versión básica de todos los Q4 e-tron cuentan con un equipamiento de serie que incluye faros LED, instrumentación digital Audi virtual cockpit, el asistente de aparcamiento trasero, el control de velocidad de crucero, sistema de sonido Audi Sound System, llantas de aleación de 19 pulgadas, asientos calefactables y retrovisores térmicos. Las versiones Advanced tienen un sobreprecio de 4.650 euros y añaden los sensores de aparcamiento delanteros, pintura en contraste, espejos retrovisores interior y exteriores antideslumbrantes, portón de maletero eléctrico o reglaje lumbar para el asiento del conductor como novedades más destacadas.

Las versiones S line cuentan además con el sistema de conducción dinámica Audi drive select, la dirección progresiva, la suspensión deportiva, los elementos de la línea exterior S line, llantas de aleación de 20 pulgadas y asientos deportivos. Se puede acceder a dicho pack por un sobrecoste de 2.450 euros respecto al acabado Advanced. La serie Black line se sitúa como el tope de la gama, y por otros 1.700 euros incorpora el paquete de estilo negro, las llantas en color negro firmadas por Audi Sport, barras de techo también y lunas tintadas.

Audi Q4 e-tron
Audi Q4 e-tron | Audi

De serie todos los Q4 e-tron cuentan con sistemas de seguridad destacados, entre los que se encuentran el Audi pre sense front, el asistente de giro, el asistente anticolisión, el asistente predictivo de eficiencia, el detector de fatiga, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y el limitador de velocidad predictivo. Opcionalmente también se podrá contar con el asistente de conducción adaptativo y las cámaras de entorno. En cuanto al equipamiento tecnológico, el head-up display con realidad aumentada también estará entre el catálogo de extras, mientras que el MMI pro con pantalla táctil de 11,6 pulgadas (la más grande jamás utilizada por Audi) estará disponible a finales de año.

Sensaciones al volante

Aunque cuesta acostumbrarse porque en arranque de un coche es un acto reflejo, para ponerlo en marcha basta con acercarse al coche, desbloquearlo, meter el pie en el freno y empujar la palanca de cambios a D o la R. No es necesario pulsar el botón de arranque, ni jugar con los frenos de estacionamiento ni nada. Todo es muy fácil.

En carretera, el Q4 introduce la vectorización adaptativa del par en el sorteo de la maniobrabilidad, y su distribución dinámica variable del peso hace que el coche sea más manejable en las curvas rápidas en zig-zag. El centro de gravedad bajo y buen reparto de peso que se acerca al 50:50, hacen de él un coche con muy buen comportamiento en curvas.

La dirección tiene buen tacto, transmite bastante y el equipo de frenos, aunque exige algo de adaptación al principio hasta cogerle el tacto sobre todo en conducción enérgica, una vez que lo tienes permite modular mucho la intensidad de frenada, apurar lo necesario cuando estamos llegando a la curva y trazarla con decisión.

Conclusión tras la prueba:

El Audi Q4 e-Tron, es uno de los mejores coches eléctricos a día de hoy, y nos ha demostrado durante la prueba que este SUV eléctrico está preparado para ser el único coche familiar por espacio, usabilidad y autonomía (hasta 520km). Pero como siempre decimos de cualquier eléctrico, hay que tener en casa un enchufe -mejor un buen wallbox- para poder cargarlo por las noches. Así, su compara tiene todo el sentido.

Y es que, en el caso del Audi Q4 40 e-tron , su autonomía es suficiente no solo para su uso diario, sino también para hacer alguna escapada. Incluso para viajes largos si se planifica bien la ruta.

Publicidad