El Alfa Romeo Giulia es uno de los productos más importantes de la nueva etapa del fabricante italiano. Junto con el Stelvio tienen como principal misión captar la atención del exigente público que hasta la fecha solo tenía en consideración a las típicas berlinas alemanas y algún que otro asiático. El reclamo, una berlina premium y tacto de conducción deportivo, a la que la marca del biscione ha imbuido del 'Cuore Sportivo' de antaño

Las líneas del Giulia recuerdan vagamente al Alfa Romeo 8C Competizione, conformando una amalgama de códigos de estilo de Alfa Romeo, Ferrari y Maserati, fundidos en un mismo coche, que ha dado lugar a una máquina elegante, cuajada de detalles y de líneas de expresión, de nervios y de vida.

Alfa Romeo Giulia Executive 200 CV | motor.atresmedia.com

Pero como ya lleva tiempo en nuestro mercado, centrémonos en la versión probada. Hemos tenido oportunidad de ponernos al volante del Giulia 2.0 ATX 200 CV 8AT en gasolina, una motorización muy recomendable por su suave funcionamiento, contenidos consumos y una sonoridad que puede llegar a enamorar a altas revoluciones.

Según los datos oficiales este Giulia es capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en sólo 6,6 segundos mientras que la velocidad máxima se ha fijado en los 235 km/h, ambos valores bastante buenos. En lo relativo al consumo, la cifra media es de sólo 5,9 L/100, con unas emisiones de 138 g/km de CO2. Algo más adelante Alfa Romeo completará la gama con otra alternativa en gasolina que desarrollará 280 CV y las versiones con tracción total a las cuatro ruedas que será opcional en combinación con algunos bloques en gasolina y diésel.

Alfa Romeo Giulia Executive 200 CV | motor.atresmedia.com

El nuevo Giulia 2.0 TB 200 CV 8ATX está disponible en versión 'base' desde 40.700 € -sin descuentos ni promociones- e incluye de serie las llantas de aleación de 16 pulgadas, climatizador automático de dos zonas, alerta de cambio de carril involuntario, sensor de lluvia, encendido automático de luces, bluetooth, radio, espejos térmicos, etc. Por 1.300 € adicionales la versión Súper (unidad de prueba) añade el sensor de aparcamiento trasero, las llantas de aleación de 17 pulgadas, colas de escape cromadas, tapizado exclusivo, etc.

La unidad probada incluía la opción del paquete Sport que añade unas llantas de aleación de 18 pulgadas en color grafito, la suspensión rebajada, contorno de ventanillas en negro, los cristales sobretintados y otros pequeños detalles que realzan todavía más ese carácter dinámico tan buscado en la estética del Giulia.

Alfa Romeo Giulia Executive 200 CV | motor.atresmedia.com

En el interior también seguimos apreciando un estilo italiano muy trabajado y de buena calidad en muchos apartados. Los materiales están bien escogidos en las partes altas, tanto del salpicadero como de las puertas, con acabados mullidos y agradables. Destaca el cuidado trabajo en algunos detalles, como el forrado interior de la guantera.

El Alfa Romeo Giulia se diferencia notablemente en su comportamiento de casi todos los modelos del segmento D. Esto se debe a su bajo centro de gravedad, a su ligereza, a que vamos sentados cerca del suelo y, por supuesto, al tacto de conducción. Además, también cuenta con propulsión trasera, que siempre resulta más emotiva que la tracción delantera.

Alfa Romeo Giulia Super 200 | ALFA ROMEO

Estamos sentados en una posición muy baja, muy cerca del suelo, lo que incrementa la sensación de deportividad. El volante, con el botón de arranque integrado, llama mucho la atención, con un estilo muy Ferrari. A ello se unen , por tamaño y ser de aluminio, las deportivas levas para el cambio automático.

En estos tiempos en los que las pantallas táctiles por desgracia en mi opinión están de moda, el Alfa Romeo Giulia sigue su camino más clásico y tradicional apostando por un equipo multimedia de hasta 8,8 pulgadas pero de manejo independiente, y una instrumentación con los diales analógicos acompañados de una pantalla para el ordenador de viaje.

Alfa Romeo Giulia Super 200 CV | ALFA ROMEO

Nuestra unidad de pruebas tenía más de dos años, por lo que se trata de una versión Euro 6 y no la variante recientemente llegada que ya supera la normativa Euro 6d. El Alfa Giulia, con esta motorización y el cambio automático por tipo convertidor de par homologa un consumo mixto de 5,9 l/100 km y como unas emisiones de CO2 de 138 g/km. Bajar de 6 litros por más que a uno le pese poco el pie derecho, más en un coche así, es una quimera.

Entre las prestaciones mecánicas de su motor de cuatro cilindros sobrealimentado por turbo nos encontramos con una potencia de 200 CV a 5.000 rpm, además de un par motor máximo de 330 Nm desde solo 1.750 vueltas. Toda esta energía es enviada al suelo con las ruedas traseras.

Alfa Romeo Giulia Super 200 CV | motor.atresmedia.com

Ya habíamos probado la versión diésel de 180 CV, dejándonos un gran sabor de boca. Y teníamos ganas de ponermos a los mandos del Giulia con el motor de gasolina más 'accesible', entecomillamos porque hablamos de un 2.0 Turbo con 200 CV y 330 Nm que puede superar los 230 km/h. Pero es que, tras saborear las mieles del Quadrifoglio y sus 510 CV...

El motor de 200 CV, sin alardes, empuja con energía desde bien abajo. A apenas 2.000 vueltas ya tenemos una buena respuesta y, aunque la zona roja, estira hasta las 6.000 revoluciones por minuto. Además, a alto régimen su sonido es bastante bonito, sin llegar a deportivo.

Alfa Romeo Giulia Super 200 CV | motor.atresmedia.com

En cuanto a consumos, hablamos de una berlina con motor de gasolina de 200 CV. En autopistas y autovías, a máximos legales, estaremos entre los 6,2 y 6,5 litros, datos correctos para el tipo de coche y motorización. El problema viene si abusamos del pie derecho, si seleccionamos habitualmente el modo de conducción dinámico y si empezamos a jugar con las levas... nos acercará a los 8 litros de mediaEn cuanto al espacio para equipaje, el maletero no destaca especialmente con 480 litros

Comportamiento

Una de las mayores virtudes del Alfa Romeo Giulia está en su comportamiento dinámico. Ofrece una excelente agilidad, una sensación de control extraordinaria y una dirección tan eficaz como directa a la que deberás acostumbrarte por su rápida actuación.

Alfa Romeo Giulia Super 200 CV | motor.atresmedia.com

La facilidad con la que se puede rodar rápido en el Giulia es sorprendente y a los pocos kilómetros a sus mandos ya sabes cómo son sus reacciones. Resulta neutro, dócil y muy fácil de domar e incluso es el propio vehículo el que te invita a explorar sus límites. También lo hace la sonoridad de los escapes. Puede ser muy discreto circulando tranquilamente pero también algo ronco si te emocionas. La caja automática, amén de sus virtudes dinámicas, es muy cómoda en el día a día.

Acabados y equpamiento

El equipamiento de serie del Alfa Romeo Giulia no es especialmente abundante. La unidad probada correspondía al nivel Super que se supone debería acaparar la mayoría de las ventas. De serie llevan climatizador automático de dos zonas, faros de xenón 25w, control de crucero, ordenador, sensor de luces y lluvia, cuatro elevalunas eléctricos, arranque por botón, sistema de audio con pantalla de 6,5 pulgadas y llantas de aleación de 16 pulgadas.