Tras la renovación total del compacto de la estrella, el Mercedes Clase A le tocaba el turno al Clase B, una nueva generación, la tercera, que se nutre de todas las bondades del Mercedes Clase A 2018 para componer un 'monovolumen' compacto de carácter premium, que solo tiene como alternativa y rival directo al BMW Serie 2 Active Tourer.

Comparte plataforma, motores, tecnología y lenguaje de diseño con el Clase A

Empezando por su estética, Mercedes ha adaptado muy bien las líneas del Clase A a este nuevo Clase B, recurriendo a trazos más curvados, redondeando y suavizando las superficies, con unas ópticas parejas pero aumentando su constitución para albergar más cómodamente a los pasajeros. Ha cambiado punto clásico y elegante del anterior Mercedes Clase B para recurrir ahora a un diseño más moderno y juvenil.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

Aerodinámicamente, con un coeficiente Cx de 0,24 y un área frontal (A) de 2,4 m2, la nueva Clase B se coloca a la cabeza de su segmento en cuanto a aerodinámica.

A diferencia del modelo precedente, el capó está más inclinado hacia adelante y destaca mejor la posición erguida del dinámico frontal. La superficie de las puertas es totalmente limpia y los pasos de rueda son más amplios.

Algo más grande que su antecesor

El Mercedes Clase B cuenta con una longitud de 4.419 mm, una anchura de 1.796 mm y una altura de 1.562 mm, siendo su batalla de 2.729 mm. Si contrastamos estas cifras con las de la generación previa nos encontramos con que ahora el Mercedes Clase B es 26mm más largo, es 10 mm más ancho y su batalla es 30 mm mayor, aumentando además su ancho de vías delantero en 15 mm perdiendo 2 mm en la parte posterior y en su altura.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

Gana un poco de amplitud, pierde maletero

En su interior nos encontramos con una pequeña mejora general del espacio disponible, con 5 mm más de altura libre hasta el techo en las plazas delanteras, con 8 mm más de altura en las plazas traseras, con 4 mm de espacio para las piernas en las plazas delanteras y el mismo espacio disponible para las piernas en las plazas traseras.

La única mala noticia, es que ahora el maletero del Mercedes Clase B se conforma con una capacidad de carga de 455 litros cuando anteriormente nos ofrecía 488 litros, aunque las formas continúan favoreciendo el aprovechamiento del mismo.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

La tecnología de la 'estrella' en formato compacto

En su interior sale a relucir una de las grandes virtudes de este coche, un despliegue de tecnología abrumador concentrado en una instrumentación totalmente digital y en un sistema multimedia , disponibles con 3 configuraciones diferentes, con pantallas de 7 pulgadas para ambos, con una instrumentación de 7 pulgadas para la instrumentación y una pantalla de 10.25 pulgadas para el sistema multimedia o bien con dos pantallas de 10.25 pulgadas.

Una característica única de este sistema es su capacidad de aprender gracias a la inteligencia artificial, de forma que MBUX puede personalizarse y adaptarse al usuario. Es potente, accesible, conectado y más intuitivo que nunca, gracias esencialmente al uso del sistema de reconocimiento de voz natural, probablemente, el mejor en este momento.

Está conectado a la nube constantemente e incluso reconoce expresiones comunes, lo que lo convierte en un sistema sensacional. Entre las novedades no faltan una nueva interfaz de diseño sencillo y vistoso, un asistente personal capaz de aprender de nuestros gustos y órdenes o una pantalla táctil capacitiva capaz de permitirnos interactuar con ella como la de un smartphone.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

Sin duda el enorme despliegue de tecnología disponible es uno de los pilares básicos para tener en tan buena estima a la nueva generación de compactos de Mercedes.

Aumenta la calidad percibida

Otro de esos pilares es la importante mejora de calidad que ha experimentado su interior, un interior que ahora goza de materiales de superior calidad y sobre todo de ajustes muy superiores, encontrándonos como única pega una zona inferior de plástico duro pero en líneas generales la sensación de calidad percibida ha mejorado muy notablemente y se siente como un auténtico coche premium.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

Más allá de esta sustancial mejora de los acabados nos encontramos con un interior goza de una identidad bien diferenciada respecto al Mercedes Clase A, algo lógico si tenemos en cuenta la nueva disposición del salpicadero, la mayor altura disponible o el puesto de conducción más elevado.

Comodísimo viajero

Los asientos son especialmente cómodos y en las plazas delanteras gozamos de una buena habitabilidad. Las plazas traseras también son cómodas y espaciosas y teniendo presente que estamos ante un coche del segmento C gozaremos de un buen nivel de espacio, destacando sobre todo a la altura de los codos.

Por lo tanto estamos ante un coche con un diseño ahora más juvenil, menos conservador, con un buen nivel de habitabilidad en su interior y sobre todo con mucha tecnología y una importante mejora de la calidad de los materiales empleados y de sus ajustes,.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

Las mecánicas del nuevo Mercedes Clase B

En su lanzamiento el Mercedes Clase B nos propone 2 motorizaciones gasolina y 3 motores diésel, dejándonos con un Mercedes B 180 de 136 CV y un Mercedes B 200 de 163 CV mientras que entre los motores diésel hay un Mercedes B 180d como opción de acceso, con 116 CV, un Mercedes B 200 d de 150 CV -unidad probada- y un Mercedes B 220 d de 190 CV. Todas estas opciones son de tracción delantera y cuentan con un cambio automático de doble embrague, que es de 7 velocidades en los B 180, B 200 y V 180d y de 8 velocidades en las opciones más potentes.

Estas motorizaciones son bloques que ya hemos conocido en el Mercedes Clase A, todos de 4 cilindros. El B 180 y el B 200 son bloques de 1.33 litros de cubicaje y con desarrollo compartido con Renault, como el Mercedes B 180d de 1.5 litros de cubicaje. Los Mercedes B 200d y Mercedes B 220d cuentan con motores de 2 litros de cubicaje y su desarrollo es propio, son motores Mercedes.

Además hay que tener presente que en función de la motorización disponemos de 2 tipos diferentes de eje trasero, con multibrazo en las opciones más potentes, con los motores de 2 litros de cubicaje y con eje de torsión en los motores más modestos. Además Mercedes nos ofrece 3 suspensiones diferentes, con una suspensión 'estándar' llamada 'confort' por Mercedes, una suspensión rebajada en 15 mm con un tarado más deportivo y la amortiguación activa regulable, rebajada en 15 mm pero con una dureza variable en función del modo de conducción seleccionado.

Por último, para entender gran parte del entramado técnico de este nuevo Mercedes Clase B, debemos mencionar una lista de asistentes a la conducción en la que nos encontramos con un sistema de frenado de emergencia con capacidad para reconocer peatones y ciclistas, sistema de alerta por cansancio, sistema de reconocimiento de señales, control de crucero adaptativo con función de atascos y sistema de mantenimiento en el carril.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

Sensaciones al volante y conclusiones

Una vez al volante, éste está situado en una posición baja y de tacto y grosor agradables con los controles necesarios para utilizar ambas pantallas del salpicadero. Se nota que prima el confort, la comodidad, tiene sentido tratándose de un monovolumen y esto se traduce en unas suspensiones que nos brindan ciertos balanceos. Nada fuera de tono.

En un entorno urbano, buscando una conducción más comedida y normalizada el Mercedes Clase B cumple bien con una evidente vocación de coche familiar cómodo y preparado para afrontar la batalla del día a día con una posición más madura que la del Mercedes Clase A, pero menos que la de la anterior generación.

Eso sí, el nuevo B transmite que estás conduciendo un coche con una plataforma más sofisticada, goza de un habitáculo ligeramente mayor, con una habitabilidad más que correcta en la banqueta posterior, a la que es muy fácil acceder y un puesto de conducción más elevado que en el Mercedes Clase A. Y cómodo. Madrid-Fisterra y viceversa -en diferentes días- lo hicimos al volante con única parada (a tomar un bocado a la ida) y a repostar al regreso sin asomo de cansancio.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

Con el cambio de ocho relaciones, el B 200 d va más desahogado en autopista, girando el motor a solo 1.700 rpm a 120 km/h (en D8). Por otra parte, se siente ágil cuando requerimos acelerar enérgicamente para adelantar, con una respuesta al acelerador bastante rápida en cualquier modo de conducción. En cifras, hablamos de un 0 a 100 km/h en 8,3 segundos, recuperando de 80 a 120 km/h en 6,6 segundos (entre marchas) y alcanzando una velocidad máxima de 219 km/h.

Sólo un pero al propulsor, y es un puntito de sonoridad y vibraciones. Si bien no son molestas porque llegan muy filtradas, no es un diésel tan suave como esperábamos. Por otra parte, es cierto que cada vez nos subimos más a menudo a vehículos híbridos y eléctricos, por lo que a los periodistas se nos están mal acostumbrando los sentidos.

Cuando activamos el modo de conducción ECO, el motor tiene la función de avance por inercia. Sus buenas prestaciones se complementan con cuatro modos de conducción que modifican diversos parámetros del vehículo, como la respuesta al acelerador, la dureza de la dirección… Estos son los Comfort, Sport, Eco e Individual. Además, la diferencia entre ellos es palpable, especialmente en el modo Sport.

Respecto a los consumos, gasta poquísimo. La marca homologa entre 5.1 y 5.5 litros a los 100 kilómetros, pero incluso ha llegado a marcar consumos medios de solo 3.9 l/100 km en autopista.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

El consumo medio se detuvo en unos más que sobresalientes 4.9 litros a los 100 km tras la semana de pruebas, donde tuvimos oportunidad de rodar unos más de 1.500 kilómetros, cruzando media España por autopista, pero también circular entre pequeñas poblaciones y hasta callejear por Madrid. El depósito de combustible tiene una capacidad de 43 litros.

Respecto al cambio automático de doble embrague y ocho velocidades, este se muestra tan suave y rápido como es habitual en la marca subiendo de marcha en el entorno de las 1.800 rpm cuando circulamos tranquilos.

A nivel dinámico, el Mercedes-Benz Clase B es muy similar al Clase A, aunque está más enfocado al confort de los pasajeros en lugar de ofrecer un tacto dinámico. Por ejemplo, la altura libre al suelo de la carrocería es la misma que la del compacto, pero como ya hemos comentado nuestra postura de conducción es más elevada porque el asiento va ubicado más alto.

Esto hace que llevemos una postura de conducción más vertical, pero para nada incómoda. Además, los múltiples ajustes de los asientos nos permiten encontrar rápidamente la postura óptima, especialmente en aquellas unidades más equipadas. Por otra parte, cabe destacar la visibilidad en todos los ángulos, sobre todo a través de la generosa luna delantera.

Mercedes Clase B 200d | MERCEDES BENZ

Destaca también, especialmente en ciudad , el asistente de frenado activo con funciones ampliadas. Asistente de serie y puede ayudar eficazmente a evitar una colisión por alcance con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad o están parados, e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias de un accidente.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

En materia de confort, es reseñable su comportamiento suave y exento de vibraciones (salvo las mencionadas del motor) durante la conducción, con una calidad de rodadura muy buena y una insonorización mejorada. En conjunto, el tren de rodaje del nuevo Clase B conserva la agilidad del modelo predecesor, aumentando al mismo tiempo el nivel de confort.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

Otro aspecto para destacar es la dirección de asistencia eléctrica, la cual también ha sido optimizada en el nuevo modelo. En conjunto, no solo permite una mayor comodidad en autopista, sino que también mejora su comportamiento en curvas algo más lentas y a la hora de maniobrar gracias a su asistencia en función de la velocidad.

Al mismo tiempo, utiliza los datos de los mapas de carreteras y de navegación para las funciones de asistencia. De ese modo, el asistente activo de distancia, puede ayudar al conductor en muchas situaciones y adaptar cómodamente la velocidad del vehículo, por ejemplo, en curvas, cruces o rotondas, en función del trazado de la ruta prevista.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

Por ejemplo, por primera vez la Clase B puede conducir de forma semi-autónoma en determinadas situaciones. Para ello, no pierde de vista su entorno: los sistemas mejorados de cámaras y de radar logran un alcance de hasta 500 metros.

A ello se añaden el asistente activo de parada de emergencia y un asistente activo para cambio de carril de funcionamiento muy intuitivo, aunque bastante intrusivo de serie, pues actúa sobre el ESP -frenando las ruedas- en lugar de sobre la dirección.

Equipamiento y precio

En el nuevo Mercedes-Benz Clase B, el equipamiento de serie para España contempla la alerta de cambio de carril involuntaria, sensor de lluvia, arranque por botón, selector de modos de conducción, lector de señales de tráfico, faros Full LED, pilotos traseros LEDs, parrilla efecto diamante, llantas de aleación de 17 pulgadas y faldones laterales en color carrocería.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

El sistema multimedia de serie está formado por el nuevo equipo MBUX con pantalla a color de 7”, USB frontales más 2xUSB para las traseras, bluetooth, control por voz, módulo LTE 4G, cámara de visión posterior, volante multifunción, control mediante el Touchpad…

Adicionalmente hay toda una serie de paquetes opcionales y un extenso listado de extras para que cada cliente pueda equipar el monovolumen compacto a su gusto, pero es importante tener en cuenta que la gran mayoría tienen un precio elevado y pueden incrementar la factura hasta límites insospechados.

Adicionalmente, la firma de la estrella ofrece varios niveles de acabado para el nuevo Clase B, los denominados Style, Progressive, AMG Line y Edition 1.

Mercedes Clase B 200d | motor.atresmedia.com

Los precios recomendados en España para el nuevo Mercedes-Benz Clase B sin descuentos ni promociones son los siguientes:

Modelo Potencia Precio

B 180 6MT 136 CV (100 kW) 33.375€

B 180 7G-DCT 136 CV (100 kW) 33.632€

B 200 6MT 163 CV (120 kW) 35.650€

B 200 7G-DCT 163 CV (120 kW) 37.907€

B 220 7G-DCT 4MATIC 190 CV (140 kW) 43.625€

B 180 d 6MT 116 CV (85 kW) 32.025€

B 180 d 7G-DCT 116 CV (85 kW) 34.197€

B 200 d 8G-DCT 150 CV (110 kW) 34.775€*

B 220 d 8G-DCT 190 CV (140 kW) 41.850€

*Unidad probada