HASTA 500 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA EN GLP

HASTA 500 KILÓMETROS DE AUTONOMÍA EN GLP

Test a fondo Fiat 500 1.2 GLP 120th: ahorrador, ECO y muy 'cool'

Según datos de Fiat, calculados para 30.000 kilómetros recorridos al año y para precios de combustible de gasolina de 1,42 euros y 0,75 euros el GLP, el ahorro en consumo de estos vehículos es significativo, de entre 20 euros y 40 euros por cada 1.000 kilómetros recorridos frente a la gasolina. Al año supone entre 600 y 1.300 euros y en 7 años entre 4.200 y 9.100 euros.

Seguro que te interesa

Dionisio San Miguel
  Madrid | 07/08/2019

Ahorro, eficiencia, sostenibilidad, son muchos factores los que de un tiempo a esta parte intervienen con fuerza en la elección de un coche u otro durante el proceso de compra. También las restricciones de movilidad de los vehículos más contaminantes. Y eso, cree la mayoría, sólo puede ir a más.

Así las cosas, y teniendo muy presente el argumento económico, el pequeño Fiat 500 alimentado con gasolina y AutoGas o GLP (Gas Licuado del Petróleo) es una opción interesante en nuestro mercado, que sólo cuenta con la dificultad de la habitual falta de conocimiento del comprador español sobre este tipo de carburantes alternativos, bien conocidos del resto de los mercados europeos.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Uno de los combustibles más limpios que nuestros vehículos pueden consumir a día de hoy es el GLP, siglas de Gas Licuado de Petróleo. El GLP tiene décadas de historia, al menos en nuestro país, pero su utilización está cada vez más extendida en nuestra geografía debido a las ventajas que aporta frente a la gasolina tradicional.

En el caso del Fiat 500 el proceso de decisión es más fácil, porque se trata de un coche urbano que en grandes ciudad como las de Madrid o Barcelona pueden moverse, exclusivamente con GLP, lo que supone, a la hora de llenar el depósito, pagar un precio por litro que es un 50 % más barato que el de la gasolina de 95 octanos.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Otro aspecto que interviene en la decisión de compra y en el que el Fiat 500 cuenta con muchos puntos es el diseño. El 500 fue presentado en 1936, han pasado mas de 80 años desde aquella primera versión. Tal y como lo conocemos hoy con sus diferentes e incluso exclusivas versiones, que resucitaba en 2007 convirtiéndose de nuevo en un utilitario exitoso, urbano, económico, bonito y flexible.

Hemos tenido la oportunidad de probar a fondo el Fiat 500 1.2 en su versión GLP durante varios miles de kilómetros, y analizamos cada uno de los detalles de este vehículo para ver si merece o no la pena.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

El Fiat 500 GLP cuenta con el conocido motor 1.2 del grupo y sus 69cv. El pequeño Fiat 500 pesa 940kg de peso, por lo que el conjunto parece equilibrado, y así resulta en el entorno urbano y en pequeñas travesías por carreteras reviradas. Su pequeño motor empuja con fuerza el ligero coche en las primeras marchas y es una delicia como responde dentro de ciudad, con un nivel de rumorosidad muy bajo y un tacto de embrague y acelerador exquisito. El embrague lleva asociado un sistema electrónico de anticalado que ejecuta un toque de gas automático en las salidas y hace muy sencillo moverse con el por la ciudad.

Fuera de ciudad la cosa cambia, y no es que no permita coger velocidades suficientes en autovia/autopista, si no cómo lo hace y cuan ágil se desenvuelve en las mismas. El Fiat 500 GLP permite viajar sin ningun problema a 120km/h e incluso bastante mas con buen nivel de confort, pero es fuertemente penalizado en subidas, adelantamientos e incorporaciones. Además, el consumo aumenta bastante a esas velocidades.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Por carreteras secundarias, el Fiat tiene un tamaño contenido y una dirección directa capaz de moverse entre curvas con una velocidad y precisión sorprendentes en su segmento. Incluso llevado al límite, el coche no tiende al subviraje y se comparta muy neutro en apoyos.

No es un coche deportivo -menos con 69 CV-, pero se encuentra muy cómodo 'curveando', lo que sumado a un tarado firme de suspensiones y una posición de conducción que deja muy cerca del volante la palanca de cambios, le permite moverse a buen ritmo por zonas reviradas.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Los frenos cumplen sin mas, hablamos de un vehículo de peso inferior a 1000kg que no necesita una potencia de frenado muy grande, pero en conjunto el juego de frenos está ajustado para un uso moderado, por lo que una frenada de emergencias se realizará sin problemas.

El incluir elementos del color de la carrocería en el interior del vehículo es una seña de identidad del Fiat 500. Un interior muy bonito, completado con un cuadro de esfera única y un volante bien de cuero bien acabado. Pero ahí acaba todo. Hablamos de un vehículo que en sus versiones mas básicas cuesta menos de 13.000? y que hace mucho uso de plástico rígido en el interior, asientos cómodos, pero de tapizado y diseño muy clásico, reposacabezas sin tapizado y ausencia general de espacios de almacenamiento salvo la guantera.

Fiat 500 1.2 GLP | Fiat

Respecto al espacio delantero y trasero, podríamos decir que sin problemas en general, el coche es suficientemente espacioso en las plazas traseras y generoso en las delanteras. Hablamos de un vehículo, eso si, de cuatro plazas homologadas y 3 puertas, el techo de cristal (no practicable) le aporta un extra en sensaciones de amplitud, aunque habrá que tener en cuenta que no es posible dejarlo opaco, solo cerrar una cortinilla de rejilla que deja pasar algo de luz y calor en caso de apartamiento al sol. En marcha y con el climatizador conectado no supone ningún problema.

Fiat 500 1.2 GLP | Fiat

El otro punto fuerte, tras hablar del diseño, dinamismo o habitabilidad y que diferencia de sus competidores al modelo de nuestra prueba, la posibilidad de usar GLP como combustible. El coche es capaz de funcionar con gasolina o con GLP, tanto de manera automática como por elección del conductor. Mediante un interruptor podemos escoger hacer uso del deposito de gas o del de gasolina en exclusiva. El paso a gas se realiza de forma automáticamente aprox. un par de minutos después de arrancar el coche, cuando ha alcanzado una temperatura suficiente para el uso del gas licuado.

Fiat 500 1.2 GLP | Fiat

Le leve pérdida de potencia del GLP frente a la gasolina -entorno a un 5%- no se advierte en una conducción normal, salvo algún adelantamiento y subida y sobretodo en conjunto con el climatizador encendido. En orden de marcha no notaremos prácticamente diferencias en la conducción, el coche sigue marchando suave y no aumenta en vibraciones ni sonido interior.

Repostaje

En cuanto al repostaje, se realiza a través de una toma auxiliar para gas junto a la principal de gasolina, es necesario enrroscar una boquilla cada vez que repostemos. Encontrar gasolineras con GLP no es un problema en la mayoría de las ciudades españolas, aunque estas se concentran sobre todo en las grandes poblaciones.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

El uso de GLP dota a este pequeño de una calificación ECO, lo que permite disfrutar de un ahorro del 50% en muchas ciudades en las tarifas de aparcamiento en zonas controladas.

El ahorro está en el precio

Existe un ahorro, pero no basado en el consumo, si no en el precio del combustible. Hay que tener en cuenta algunas consideraciones, en primer lugar es que el consumo con GLP aumenta, aunque el combustible es mucho mas barato (aprox. el 50%). El GLP es una alternativa aún más eficiente que cualquiera de los carburantes al uso, ya que nos presenta una reducción de las emisiones que puede superar el 60 % y un ahorro medio de un 20 %.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Cómo vemos respecto al diésel nos movemos en cifras muy similares, teniendo en cuenta ademas que el motor diesel es algo mas potencia, pero también el precio del coche en general se encarece en varios miles de euros.

Hay dos cosas que son interesantes de recordar a cualquiera que se anime a adquirir un vehículo que pueda circular con GLP. Una, que es necesario una revisión adicional cada cierto tiempo de todo el sistema de inyección y alimentación de GLP. Algunos pequeños componentes necesitan ser sustituidos, de la misma manera que sucede con un motor tradicional. Así, algunos filtros deben cambiarse cada cierto tiempo. Otra, que un vehículo circulando con GLP consume alrededor de un 10% más que con gasolina, y su motor desarrolla aproximadamente un 5% menos de potencia.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Virtudes 'ECO'

Pero las ventajas del AutoGas no residen únicamente en el precio. Para empezar, las prestaciones, en términos de potencia y par, no cambian respecto a las versiones de gasolina, pero el impacto ambiental es muy inferior. El menor impacto se traduce en cero partículas finas (humo negro formado por hidrocarburos mal quemados) y emisiones reducidas de CO2, además de tratarse de un combustible sin plomo y sin azufre.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Las emisiones de CO2, no contaminantes pero determinantes en el calentamiento global, son más reducidas frente a la gasolina, con entre 3 y 4 toneladas menos de dióxido de carbono emitidas al año. Además, la combustión del GLP es silenciosa, similar a la de la gasolina, por lo que contribuye a reducir la actualmente contaminación acústica.

Para, resumir, un automóvil con AutoGas reduce en un 15 % las emisiones de gases de efecto invernadero respecto a un vehículo gasolina, un 99 % las emisiones de partículas respecto a los vehículos diesel y menos NOx (óxido de nitrógeno). El ruido es un último factor a tener en cuenta. Con GLP o gasolina, es un 50 % más silencioso que un diesel.

Fiat 500 1.2 GLP | Motoratresmedia

Resumen y conclusiones

El 500 es un utilitario de moda que desde su lanzamiento, en 2007, se ha convertido en todo un icono, en un coche que gusta y es deseado por un amplio aspecto del mercado y una prueba fehaciente de lo que puede lograrse con un buen diseño.

El 500 de GLP no muestra diferencias aparentes sobre las restantes versiones de la gama. Las distinciones hay que buscarlas en lugares ocultos a la vista, en la boca de llenado y en el espacio destinado a la rueda de repuesto, que aloja el depósito de gas con una forma parecida a la rueda

Fiat 500 1.2 GLP | Fiat

Utilizando únicamente el GLP se puede alcanzar una autonomía en torno a los 500 kilómetros, cifra que puede superar ampliamente el millar si se suma la gasolina.

En el Fiat 500, el llenado completo del depósito de combustible cuesta unos 23 euros, teniendo en cuenta un coste por litro de 75 céntimos de euros por litro, para tener una autonomía, hay que recordarlo, similar a la que ofrece el depósito de gasolina, que para la misma cantidad de combustible supone el doble de gasto.

Según datos de Fiat, calculados para 30.000 kilómetros recorridos al año y para precios de combustible vigentes de gasolina de 1,42 euros y 0,75 euros el GLP, el ahorro en consumo de estos vehículos es significativo, de entre 20 euros y 40 euros por cada 1.000 kilómetros recorridos frente a la gasolina. Al año supone entre 600 y 1.300 euros y en 7 años entre 4.200 y 9.100 euros.

link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=Lato:400,700" rel="stylesheet">
DATOS TÉCNICOS | FIAT 500 1.2 GLP 69 cv
Tipo de Motor Gasolina/GLP
Velocidad máxima 160 km/h
Par máximo 102 Nm a 3.000 RPM
Potencia 69 CV
Consumo Medio 5,7l /100 km
C02 106 gr
Dimensiones Altura 1.488 mm, Longitud 3.571 mm, Anchura 1.627 mm
Cilindrada 1.242 cc
Cambio | Tracción Manual 5V | Delantera
Nº de Plazas 4
Maletero 165l
Depósito Gasolina/GLP 35 / 17
PRECIO Desde 13.200 euros
FUENTE: FIAT

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.