La BMW R 1250 R 2019 sigue siendo la roadster de alta cilindrada de la marca alemana, pero ahora con el aplaudido motor 1.250 con Shiftcam. El Shiftcam es el nombre propio que BMW ha acuñado para su innovador sistema de distribución variable, que mejora considerablemente no solo en cifras puras de potencia y par, sino en rendimiento y eficiencia.

Destaca, ya desde el cambio de denominación con respecto a la R 1200 R el citado propulsor boxer que eleva su cilindrada de 1.170 cc a 1.254 cc (136 CV/7.750 rpm y 143 Nm/6.250 rpm) común a todas la ‘R’.

BMW R 1250 R | motor.atresmedia.com

Gracias a este sistema de distribución, la carrera de las dos válvulas de admisión se modifica en función del régimen de giro, optimizando el rendimiento a alto o bajo régimen según las necesidades. Un árbol de levas de desplazamiento axial situado en la culata y que integra una doble leva por válvula se desplaza según el régimen del motor.

En definitiva, más par y potencia en todo el régimen de uso del motor, además de funcionamiento más uniforme, reducción de emisiones, menor consumo y mejora de prestaciones. En fin, que el nuevo motor 1250 logra mantener la misma tranquilidad, las mismas sensaciones y el mismo confort que los antiguos 1200, pero con un incremento en prestaciones y tecnología.

BMW R 1250 R | motor.atresmedia.com

Así, la R 1250 R es una de las referencias del catálogo BMW, que ahora encontramos con muchos de los sistemas de ayuda electrónicos, sin dejar nunca de lado la seguridad. Por supuesto, dispone en opción del aclamado sistema de suspensiones electrónicas Dynamic ESA.

Estéticamente, la BMW R 1250 R no es muy diferente de su antecesora. No obstante hay algunos pequeños detalles que la diferencian, como los nuevos panel de instrumentación TFT de 6’5 pulgadas, tapas de culata y sistema de escape. Por último, incluye nuevas tapas del radiador, un nuevo manillar más plano y ergonómico e iluminación full LED.

BMW R 1250 R | motor.atresmedia.com

Los colores disponibles para ella son negro brillo (unidad de prueba), gris mate (acabado Exclusive), marrón-oro (acabado Spezial 719) y el blanco-tricolor (acabado HP).

Postura y conducción

La BMW R 1250 R es una moto funcional, en la que la mayoría de las tallas consiguen adoptar una posición cómoda pese a su condición de naked deportiva, que no agresiva. La altura al suelo de serie es de 82 cm y se llega bien. Aún así, BMW ha pensado en casi todas las estaturas, con tres asientos opcionales: 76-79-84 cm.

BMW R 1250 R | BMW

Para llegar a todos y a todo, cuenta (nuestra unidad los incorporaba) 4 modos de conducción disponibles: Rain (100 CV), Road, Dynamic y Dynamic Pro. Cada uno de ellos transmite más o menos carácter. DTC y ABS complementan el conjunto, mejorando a los ASC y ABS convencionales.

La ergonomía también mejora. BMW ha refinado su posición de conducción y el asiento, dependiendo de la altura, ofrecerá más mullido y comodidad. Afecta principalmente al conductor, aunque en el lado del pasajero encontramos un mullido más constante y un asiento más amplio que en el modelo previo.

BMW R 1250 R | BMW

En cuanto a aspectos más técnicos y mecánicos, la gran novedad es el nuevo motor 1250. No solo por su ligero incremento de cilindrada, que como todo cuenta, sino por su novedoso sistema de distribución variable Shiftcam. Otra novedad son la caja de cambios y embrague en el bloque motor, de manera que ahora son solidarios, reduciendo puntos de anclaje, uniones y peso.

En cuanto a espacio de carga. en nuestra unidad de pruebas disfrutamos del pack touring con maletas, donde podíamos guardar un casco integral en cualquiera de ellas. Superan los 36 litros y disponen de un sistema de anclaje rápido mediante un giro de llave que facilita mucho el montaje y desmontaje.

BMW R 1250 R | motor.atresmedia.com

La BMW R 1250 R es una roadster pura, una moto hecha para disfrutar en mayor medida. Una moto sin protección aerodinámica y sin aspiraciones radicales. Una moto que puede ofrecernos mucha polivalencia sin sacrificar sensaciones. El sistema smart-key es un avance que ya contaba el modelo anterior.

Un punto muy destacable es su gran radio de giro, que nos facilita muchísimo cualquier maniobra en parado o a muy baja velocidad. En conducción urbana o a baja velocidad por espacios sinuosos y estrechos estará condicionada más por el ancho del motor que por el peso o la altura de la moto.

BMW R 1250 R | BMW

Una vez superada la velocidad de arranque, el ancho del motor y el aplomo de la moto ofrecen mucho equilibrio en marcha. Se percibe cómo la moto mantiene la vertical casi sin apenas esfuerzo en cuanto apenas desarrollamos un poco de velocidad.

No podemos olvidar que la BMW R 1250 R 2019 es una naked y todo tiene su límite; seguramente pasados los 150 km/h el viento golpea con fuerza en el pecho, aunque es parte de su encanto. Además siempre viene bien sentir la velocidad ya que la R 1250 R desarrolla mucha sin parecerlo. El único aspecto que debes tener en cuenta es la velocidad con la que llegas a las curvas, y el peso que debes frenar.

BMW R 1250 R | BMW

Las sensaciones que transmite la BMW R 1250 R en marcha, sobre una buena carretera de curvas, hay que experimentarlas alguna vez; el ronroneo del motor bóxer, la autonomía prestacional del par motor que ofrece y la sensación de la transmisión por cardán.

El tacto del motor de distribución variable es una delicia, más suave, menos rumoroso y mucho más alegre y vivo de reacciones. Recupera rápido, tiene fuerza a cualquier régimen y no hace falta jugar con los cambios.

BMW R 1250 R | motor.atresmedia.com

El cambio semiautomático, tanto para subir como para bajar marchas sin usar la maneta, responde bastante rápido y me comentan que crea adicción: muchos dicen que debería ser de serie en cualquier moto potencia. Yo no me acostumbro. Manías.

Suspensiones a nivel del resto del conjunto

Ya desde la generación anterior, BMW apuesta por una horquilla invertida delante, algo de agradecer en conducción deportiva, al contrario que el clásico sistema de suspensión Telelever que independiza amortiguación y dirección, común en las R 1250 GS/RT.

BMW R 1250 R | BMW

En este sentido, la última evolución del sistema de ajuste electrónico de la suspensión Dynamic ESA NG es muy recomendable y permite al conductor ajustar automáticamente la misma a su antojo según la conducción, el estado del asfalto o la climatología.

Ahora en el la pantalla TFT aparecen la palabra MIN (precarga de muelle mínima, menor altura), AUTO (autonivelación) o MAX (máxima precarga y altura) acompañando a cualquiera de los modos de conducción disponibles, modificando así el tarado en tres niveles: Rain, Road y Dynamic.

BMW R 1250 R | BMW

La potencia de frenado es contundente gracias a la doble pinza delantera radial Brembo, si bien el tacto a la primera acción de la 'mordida' es un poco seco. El ABS en curva te permite frenar inclinado con un nivel de confianza que no existía antes y rápidamente le coges el gustillo a eso de apurar.

Aun así, la BMW se muestra muy eficaz, poniendo en apuros simplemente a los neumáticos. Los que monta de serie son unos Michelin Road 5, un neumático fantástico que hace un gran labor, pero quizá la R 1250 R pida algo más duro de carcasa. Pero pues la R 1250 R corre mucho y frena mucho, por lo que 'exige' mucho a las gomas.

Con qué nos quedamos

La BMW R 1250 R 2019 es una roadster con todas las de la ley. Es una naked de alta cilindrada, gran potencia y aspiraciones deportivas. Se puede ir muy rápido con ella, y al mismo tiempo disfrutar a baja velocidad, con el vaivén del boxer y la brisa en la cara.

Es una moto muy sólida -un punto pesada-, bien concebida y con soluciones técnicas exclusivas que demuestran su validez y eficacia, tanto en el día a día como en uso por carretera.