Sigue la fiebre SUV. Basta mirar las cifras de matriculaciones o contemplar los coches de nuestro alrededor para adivinar que este segmento aún no han tocado techo. En Audi lo saben. Y la respuesta de los de Ingolstadt ha sido fue crear un producto más urbano, racional, juvenil y atractivo: Audi Q2.

Ahora el Audi Q2 se ha puesto al día, coincidiendo con el cambio de denominación en sus mecánicas que no todo el mundo entiende. Hemos tenido la oportunidad de poner a prueba la versión 30 TDI para descubrir cómo ha sido esta actualización y comprobar si ver en qué mejora desde su privilegiada posición dentro del segmento SUV-B.

Audi Q2 | motor.atresmedia.com

Cuando llegó al mercado -2017- el Audi Q2 no tenía prácticamente rivales, pero la categoría de los SUV pequeños ha sufrido una revolución y sus integrantes se han multiplicado, hasta convertirse en punta de lanza de casi todos los fabricantes. La marca ha implantado un nuevo formato para sus denominaciones y lo que antes conocíamos como Audi Q2 1.6 TDI ahora se denomina Audi Q2 30 TDI.

Y es que las nuevas nomenclaturas numéricas de la firma de los cuatro aros hacen referencia a su nivel de potencia y no a su cilindrada. En este caso, el número 30 indica que este motor está entre 110 y 130 CV.

Audi Q2 30 TDI | motor.atresmedia.com

Amén de ciertos retoques estéticos, en el comportamiento del actualizado Q2 se aprecia que los nuevos sistemas de control de las emisiones restan dinamismo a esta mecánica, por otro lado bastante equilibrada. La potencia no varía pero el Q2 30 TDI parece acusar un puntito de apatía en sus reacciones.

Más que innovar, el Audi Q2 ha seguido la receta del éxito: aspecto de crossover y una estética más personal y diferenciada de otros productos de la marca. Seguramente, el modelo que más se ha desmarcado de la tendencia general de las 'tallas' tipo Matrioska, particularmente visible en Audi. Gracias, sobre todo a su parrilla con formas trapezoidales aún más marcadas que sus hermanos, o el pilar trasero en contraste, disponible en negro, blanco o gris plata.

Audi Q2 30 TDI | motor.atresmedia.com

Siguiendo con las tallas, el Q2 juega la baza de otros pequeños crossover del mercado, pero presumiendo de la calidad premium para situarse por encima de aquellos. Y, además, sin rebajar demasiado su capacidad de carga, o la comodidad de las plazas traseras (de respaldo menos ergonómicos de lo deseable en viajes largos), y recibiendo todo el equipamiento y la tecnología de sus hermanos mayores.

En marcha, es un coche agradable de conducir, con un tarado de suspensiones confortable, y con rigidez suficiente para evitar balanceos. La dirección también presume de un buen tacto, dureza y peso justos. Permite rodar con cierto dinamismo en curvas más o menos enlazadas con total seguridad.

Audi Q2 30 TDI | motor.atresmedia.com

En el apartado tecnológico, el Audi Q2 no ha renunciado a nada. No falta el Audi virtual cockpit, una instrumentación digital muy llamativa que ya hemos visto en otros modelos de la marca de los cuatro aros, y que transforma la instrumentación con una pantalla de 12,3 pulgadas con todo lo último.

Precio: esta versión arranca en 28.285€