La nueva generación del Audi A1 ha llegado con un diseño muy tecnológico y avanzado. El frontal del A1 disfruta ahora de unas líneas mucho más definidas y deportivas, con la gran parrilla Singleframe de generosas dimensiones y unos grupos ópticos con una firma lumínica de lo más llamativa. Destacan también las tres entradas de aire situadas justo debajo del capó, una clara reminiscencia al Audi Sport Quattro de los años 80.

El nuevo Audi A1 se construye sobre la plataforma modular MQB A0, compartiendo numerosos componentes con modelos como el Volkswagen Polo o el SEAT Ibiza. Al igual que estos dos últimos, el A1 desecha la carrocería de tres puertas, dejando como única alternativa la variante de 5 puertas, denominada Sportback. El A1 crece hasta los 4.03 metros, situándose en la media del segmento.

Audi A1 Sportback | Agencias

En el interior, el nuevo A1 destaca por unas líneas mucho más atractivas y deportivas que nunca. Los trazos fluidos de la anterior generación dejan paso a un salpicadero mucho más marcado, en el que el conductor es el verdadero protagonista. Por supuesto, los materiales y ajustes empleados siguen colocando al Audi A1 como uno de los urbanos mejor construidos del mercado.

En el plano tecnológico el A1 se coloca como el urbano más avanzado del mercado. Tecnología de iluminación LED completa, control de crucero adaptativo con asistente de atascos, asistente de cambio de carril, asistente de ángulo muerto, sistema de frenada autónoma de emergencia, instrumentación 100% digital, sistema multimedia conectado a la red y a la nube...sin duda, el A1 da un paso adelante en este aspecto, dejando anticuados a la mayoría de sus rivales.

Audi A1 Sportback | AUDI

La segunda generación del modelo más pequeño de la gama Audi cambia, y cambia mucho, buscando no sólo ser la principal alternativa de MINI, sino armándose de argumentos para convertirse en el nuevo referente de su categoría. Así es el Audi A1 2019.

Audi ha tomado buena nota de los puntos que necesitaba mejorar la primera generación, por ello el A1 2019 tiene como principal novedad el uso de la nueva plataforma modular MQB A0 empleada por los SEAT Ibiza, Volkswagen Polo o el futuro Skoda Scala. Este punto es una de las claves en la mejora global que experimenta el nuevo A1, encontrando un notable aumento del espacio interior y un importante despliegue tecnológico destinado a convertir el A1 en la referencia en tanto a asistencias a la conducción e infoentretenimiento.

Audi A1 Sportback | AUDI

Lo primero que debemos comentar sobre el A1 es que en esta generación no encontraremos carrocería de 3 puertas. Audi ha decidido ofrecer una única versión 'sportback' de 5 puertas, brindando así unas plazas traseras mucho más logradas para acomodar adultos sin problemas y un maletero que pasa de los 270 a los 335 litros. No hay duda, la habitabilidad y espacio de carga del A1 mejoran de forma notable, algo muy de agradecer en este urbano multiusos.

Si nos centramos en la oferta de equipamiento nos encontramos con otro salto cualitativo. El Audi A1 instala de serie cuadro de instrumentos digital con 10,25", un sistema que eso sí, solo ofrecerá todo su máximo potencial en las versiones más equipadas. Junto a este gadget nos encontramos una interfaz multimedia heredada directamente de sus hermanos mayores, interfaz que puede instalar una pantalla táctil de 8,8 o 10,1".

Audi A1 Sportback | AUDI

Las posibilidades en infoentretenimiento son prácticamente infinitas, contando con conexión a internet 4G, aplicaciones dedicadas, compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto y todo un mundo de personalización del coche, especialmente si incluimos el chasis activo o la iluminación LED personalizable. También es posible instalar faros Matrix LED, control de crucero adaptativo o frenada autónoma de emergencia.

Sí, la personalización es uno de los grandes puntos fuertes del nuevo Audi A1, motivo por el que la marca permite a sus clientes configurar su coche a medida, combinando colores, molduras, motivos y vinilos a demanda, tanto en exterior como interior. La idea de Audi es clara en este punto, buscando conseguir que cada cliente de A1 se lleve a casa un coche único, personalizado hasta el último detalle y con un abanico de posibilidades muy amplio.

Audi A1 Sportback | AUDI

La gama de propulsores con la que llega el Audi A1 2019 al mercado es amplia, aunque eso sí, no hay rastro de motores diésel. De este modo nos encontramos con una versión de acceso 25 TFSI con 95 CV (1.0 TFSI), 30 TFSI de 116 CV (1.0 TFSI), 35 TFSI de 150 CV (1.5 TFSI) y 40 TFSI de 200 CV (2.0 TFSI).

Las opciones disponibles en tanto a transmisiones son variadas, con un cambio manual de 5 ó 6 relaciones instalado de serie en las versiones menos potentes, pudiendo escoger un cambio S-Tronic de 7 relaciones para los motores de 116 y 150 CV y un cambio S-Tronic de 6 relaciones para el motor más potente de 200 CV. No habrá versiones de tracción total.

Audi A1 Sportback | AUDI

Dinamicamente el Audi A1 2019 brinda un tacto de conducción intachable, más propio de un coche compacto que de un coche urbano, destacando especialmente el buen funcionamiento de la suspensión adaptativa. El nivel de aislamiento exterior es alto, al igual que la calidad de construcción en términos generales. Solo echamos en falta un mejor tacto en los plásticos que recubren las puertas o la zona inferior del salpicadero, pues a pesar de ser plásticos duros de buen ajuste, sí que es cierto que no ofrecen la misma calidad que las zonas más expuestas del salpicadero.

Aunque el modelo se sometió a un lavado de cara a mitad de su ciclo comercial, necesitaba un cambio generacional. De esta forma ha llegado la segunda generación del A1, con la principal novedad de que solo ofrece la carrocería de cinco puertas, abandonando por completo la opción a tener solo tres puertas.

Audi A1 Sportback | motor.atresmedia.com

Exterior

Como hemos comentado, el Audi A1 Sportback es más grande que nunca gracias a la adopción de la plataforma MQB A0. Se posiciona más cerca del Audi A3 Sportback y es considerablemente más largo que su antecesor. Hablamos de un modelo encuadrado en el segmento B con 4.029 milímetros de longitud (6 cm más que el anterior), 1.740 milímetros de anchura (se mantiene) y 1.409 milímetros de altura (1 cm menos), curiosamente el más bajo del segmento. Entre ejes también crece hasta los 2.563 milímetros (10 cm más).

La nueva generación también implementa un nuevo lenguaje de diseño, que se traduce en un carácter más marcado gracias al uso de líneas rectas y dinámicas. Su frontal gana horizontalidad gracias a la parrilla Singleframe, más ancha y posicionada en un lugar bastante bajo. Nuestra unidad de pruebas era una Epic Edition cargado de equipamiento opcional.

Audi A1 Sportback | AUDI

Esta versión 'epic' extrae su carácter más deportivo en el exterior con multitud de elementos en negro (techo, parrilla, tomas de aire, retrovisores y hasta logotipos). Todo ello rematado por la combinación carrocería en Azul Turbo y llantas Audi Sport de 18 pulgadas en color blanco (y pinzas de freno rojas), que atraía un buen número de miradas.

Interior

Al entrar en el interior del Audi A1 Sportback se respira un ambiente tecnológico que hereda, sin duda, de sus hermanos mayores. La pantalla táctil principal llega hasta 10,1 pulgadas y tiene una respuesta muy precisa y similar a la de cualquier smartphone.

Audi A1 Sportback | AUDI

Aunque desde el asiento del conductor lo primero que llama la atención es el Audi Virtual Cockpit. La instrumentación digital que viene de serie es la pequeña, la de 10,25 pulgadas, tamaño más que suficiente para este modelo y con unos gráficos claros y altamente personalizables.

Si hablamos de la calidad del Audi A1 Sportback lo cierto es que tenemos sensaciones encontradas. Por un lado hay que decir que es muy destacada para un utilitario, que está claramente por encima de la media. Encontramos materiales de buen tacto, como el plástico blando y mullido de la parte superior del salpicadero, la tapicería de cuero o la moldura con relieve de aspecto metálico que lo surca en la zona intermedia.

Audi A1 Sportback | AUDI

En cuestión de habitabilidad, el incremento de dimensiones gracias a la nueva plataforma. Esto nos deja con un A1 Sportback más amplio que nunca, algo que se traduce en unas plazas delanteras propias de segmentos superiores. No se acusa falta de espacio en ninguna cota y los asientos ofrecen un buen nivel de confort con ajustes manuales.

Detrás, pueden viajar cómodamente dos adultos, pues la plaza central carece de forma y tiene el túnel de transmisión. En las laterales se goza de buena anchura y altura, aunque el espacio para las piernas quedará condicionado a la estatura de los pasajeros delanteros.

Audi A1 Sportback | AUDI

La nueva plataforma también afecta al maletero del Audi A1 Sportback. 335 litros de capacidad que le colocan por encima de la media del segmento, y muy cerca de líderes como el SEAT Ibiza. Además de los 65 litros extra respecto a su antecesor, presenta unas formas bastante aprovechables.

El Audi A1 Sportback 'Epic Edition' lleva un equipamiento muy completo, ya lo hemos mencionado. El de serie es más escueto. Aún así, ya se beneficia de llantas de 15 pulgadas, aire acondicionado, instrumentación digital de 10,25 pulgadas, volante de cuero, Audi pre sense o aviso de cambio involuntario de carril.

Audi A1 Sportback | AUDI

Si optamos por el acabado Advanced se completa con llantas de 16 pulgadas, el sistema multimedia MMI Plus o la posibilidad de carrocería bitono. La deportividad se extrae, como en otros modelos de la gama, con el acabado S line, que suma un aspecto más deportivo: paragolpes diferenciados, llantas de 17 pulgadas, tren de rodaje deportivo, Audi Drive Select, climatizador bizona y, según la versión, faros Full LED o Audi parking system.

Hay algunos paquetes interesantes a nivel de diseño como el Black Line, que aporta un buen número de elementos exteriores en color negro. Aunque en este caso también contábamos con algunas bondades adicionales que aportaba la Epic Edition. Hablamos de las llantas Audi Sport de 18 pulgadas, faros LED y pilotos oscurecidos o emblemas y logotipos en negro.

Audi A1 Sportback | AUDI

El nuevo Audi A1 Sportback también ha introducido novedades mecánicas. Se apostaba por las propulsores de gasolina turboalimentados tanto de tres como de cuatro cilindros, al tiempo desecha el diésel por completo. Así, la versión de acceso es el 25 TFSI, con el tricilíndrico de 1.0 litros que desarrolla 95 CV y que solamente puede ir con caja de cambios manual.

En la zona intermedia se encuentra al 30 TFSI, que también emplea el motor de tres cilindros, aunque aumentando su potencia hasta los 116 CV y permitiendo elegir entre el cambio manual y el automático S tronic. Ya con cuatro cilindros y 1.5 litros está el 35 TFSI, que entrega 150 CV de potencia y que también puede ir ligado a las dos transmisiones. Por el momento, el tope de gama es el 40 TFSI, un cuatro cilindros de 2.0 litros con 200 CV que solo puede ir con la transmisión automática.

Audi A1 Sportback | AUDI

La unidad de prueba montaba el 30 TFSI de 116 CV y 200 Nm de par, ligado a la transmisión S tronic de siete velocidades. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 203 km/h. Según ciclo WLTP su consumo es de 6,1 l/100km y sus emisiones de CO2 de 139 g/km en esta versión con llanta de 18 pulgadas.

Lo primero a valorar muy positivamente es el funcionamiento del motor de tres cilindros. Con el tiempo estas mecánicas han ido mejorando y el A1 Sportback es un buen ejemplo de refinamiento y aislamiento acústico. Desde el exterior se aprecia algo la rumorosidad, pero al interior apenas llega nada.

Audi A1 Sportback | AUDI

Y si hablamos de desempeño huelga decir que este 30 TFSI se sienta muy cómodo moviéndose en la zona media del cuentarrevoluciones. El tramo entre las 2.500 y las 4.000 vueltas es en el que lo notamos con mayor soltura. Sin alardes de deportividad, pero más que suficiente para la mayoría de situaciones.

La transmisión automática S tronic que lleva nuestra unidad de pruebas es la habitual de doble embrague y siete relaciones de la marca. En cuanto a los consumos, durante la prueba nos mantuvimos en un rango medio -muy variado entre ciudad, carreteras secundarias y autovías- muy poco por encima de los 6 litros. El consumo medio homologado es optimista, pero no tanto.

Audi A1 Sportback | AUDI

Conclusión

El pequeño de la firma de los cuatro aros lo es ahora un poco menos y cuenta con un diseño con mucho carácter. Hay un sinfín de opciones de personalización tanto a nivel exterior como a nivel interior (basta con ver nuestra unidad de pruebas). En el interior destaca por su tecnología y por haber mejorado en habitabilidad. La calidad está claramente por encima de la media, pero tiene un precio.

Y es que, aunque el Audi A1 Sportback -un pequeño A3- parte de poco más de 20.000 euros (por encima de la media), en cuanto comencemos con la customización esa cantidad se incrementará cuantiosamente. Otra conclusión que sacamos es que la versión intermedia 30 TFSI será una de las más validas para el gran público y que el chasis será durante bastante tirmpo un referente en su categoría.