La versión de tracción trasera pierde potencia pero gana en diversión

La versión de tracción trasera pierde potencia pero gana en diversión

Prueba del Lamborghini Huracán LP580-2: más diversión a mejor precio

Ponemos a prueba la versión de solo tracción trasera del Lamborghini Huracán, 580 CV para la configuración más divertida y “barata” de toda la gama

David Clavero | Madrid | 02/02/2019

Seguro que te interesa

Lamborghini Huracán LP580-2
Lamborghini Huracán LP580-2 | David Clavero

Aunque hace bastante tiempo que Lamborghini decidió apostar por la tracción total como una de sus señas de identidad, desde el anterior Lamborghini Gallardo la firma italiana decidió comercializar una configuración de propulsión con que además de ofrecer un acceso de gama más asequible, también permitiese disfrutar del deportivo con motor V10 de una forma diferente a la que se conocía hasta la fecha.

El experimento gustó a los clientes de Lambo y por eso con la llegada del Lamborghini Huracán como sucesor del Gallardo esta idea fue ofrecida desde el mismo inicio. Aunque la tracción total aporta evidentes ventajas en tanto a control y agarre, no es menos cierto que los clientes más puristas demandas configuraciones de solo tracción trasera, una configuración que además es muy popular entre algunos de sus rivales como es el caso del Mercedes-AMG GT o el McLaren 570S. De hecho, tal éxito ha conseguido el Huracán “trasera” que incluso Audi Sport se ha animado a crear un Audi R8 RWS que ofrece la misma configuración, un diseño que muchos tildan de herejía pero que tras probarlo a fondo solo podemos catalogar como absoluto acierto.

Lamborghini Huracán LP580-2 | David Clavero

De este modo hoy ponemos a prueba el Lamborghini Huracán LP580-2, el Huracán dirigido a todos aquellos que gustan de redondear curvas a golpe de gas. Lamborghini ha rediseñado el esquema motopropulsor del Huracán convencional para eliminar el grupo de reenvío hacia el tren anterior, con ello se consigue el objetivo de crear un 100% trasera, añadiendo un recalibrado de suspensiones, unos controles electrónicos de tarado específico y un motor 5.2 V10 atmosférico que reduce su potencia máxima de 610 a 580 CV.

Lamborghini Huracán LP580-2 | David Clavero

Aunque a muchos les pueda no encajar la pérdida de esos 30 CV, lo cierto es que dicha merma no se nota ya que además en esta versión disfrutamos de una reducción de peso alrededor de los 50 Kg en función del equipamiento. Lo verdaderamente importante en relación al motor es que mantiene su carácter y su deliciosa melodía, algo que junto al R8 se mantiene como un rara avis dentro del segmento ya que solo Lamborghini y Audi ofrecen un V10 atmosférico como este. Estamos ante el motor de referencia, una mecánica excepcional por todo cuanto ofrece y que además está en peligro de extinción por mucho que nos pese.

Lamborghini Huracán LP580-2 | David Clavero

Pero este Lambo es mucho más que un motor que enamore, esta versión seduce por mucho más y solo hace falta una buena carretera de curvas para descubrirlo. El Huracán LP580-2 es sin duda la opción que debes escoger si quiere pasártelo en grande, si quieres ser el más rápido contra el crono o disfrutar de la especificación más extrema tendrás que aumentar tu presupuesto y empezar a estudiar la compra de un Huracán Performante.

Lamborghini Huracán LP580-2 | David Clavero

La esencia de este Huracán reside en la idea de ser un coche práctico y “fácil” de conducir para el día a día, con prestaciones de verdadero superdeportivo, pero con una dinámica que no te pone contra las cuerdas a la primera de cambio. Así, aunque hablemos de un trasera, la realidad es que el Huracán LP580-2 se comporta de forma noble y solo se insinúa cuando le buscamos las cosquillas al eje posterior. Hay mucha información por parte de la dirección y la suspensión, por lo que no estamos ante un coche traicionero que obligue a ir demasiado pendiente, relajarse y disfrutar es posible, pero la realidad es que en cada curva buscaremos dar ese extra de gas que nos dibuje una sonrisa.

Lamborghini Huracán LP580-2 | David Clavero

Los ingenieros de Lamborghini han hecho muy bien su trabajo. El objetivo era ofrecer un Huracán de reacciones más vivas, pero no demasiado exigente, por ello en un principio puede incluso sorprender el alto nivel de agarre que existe, pero una vez conocido el potencial del coche, es fácil llevarlo hasta su zona de trabajo cómoda y empezar a poner a prueba el límite de agarre de sus gomas traseras. Dada su potencia su mejor escenario son las curvas medias y rápidas, las lentas se quedan demasiado cortas para sacar la esencia del Huracán, pero sin duda será en circuito donde podamos dar alas a toda la diversión que brinda este Huracán enlazando curvas sin poner el volante recto.

Para nuestra ocasión el Lamobrghini Huracán LP580-2 que pusimos a prueba se trataba de la carrocería coupé, pero y si te dijeramos que también lo tienes disponible en carrocería descapotable para sumar otra variable a esa receta de diversión… no lo dudes, si estás buscando un Huracán, antes de decidirte por el tuyo debes subirte a un LP580-2.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.