El mercado de los SUV premium se mantiene, por suerte para los fabricantes de este tipo de vehículos, con una salud de hierro. El ejemplo más claro lo encontramos en Maserati, una marca que, si bien es más que conocida por sus creaciones deportivas, ha conseguido mejorar sustancialmente su salud financiera gracias al Maserati Levante, un modelo que no ha traído más que alegrías a la casa italiana.

Los años pasan, y pese a que el Maserati Levante cuenta con un diseño exquisito, el tiempo no pasa en balde para nadie. Maserati, no obstante, ha decidido darle un empujón adicional a la gama del Levante, y lo ha hecho con dos nuevas versiones GTS y Trofeo que encarnan el espíritu de la marca de la mejor manera posible: con un diseño exclusivo, prestaciones de primer nivel y un glorioso motor V8 bajo el capó. Nosotros ya lo hemos probado, y te lo contamos todo.

Maserati Levante GTS | Maserati

Un diseño de categoría

El diseño del Maserati Levante apuesta por la elegancia y la deportividad, pero las nuevas versiones del Levante que hemos puesto a prueba, los Maserati Levante GTS y Levante Trofeo, apuestan por un dinamismo más marcado. En este caso encontramos unos paragolpes más deportivos, con entradas de aire especialmente marcadas en el caso del Levante Trofeo, materiales como la fibra de carbono para el Levante Trofeo, un nuevo sistema de escape y llantas de aleación de 21” en el caso del Levante GTS y de 22”, forjadas, en el caso del Levante Trofeo.

Si bien el diseño básico del conjunto no cambia, todos estos detalles y algún otro, como el logo de la “Saetta” en el caso del Levante Trofeo, las taloneras específicas y los remates en color negro brillante realzan el espíritu puramente deportivo del Levante Trofeo, uno de los SUV más deportivos que se pueden encontrar en el mercado en la actualidad.

Maserati Levante Trofeo | Maserati

El interior de siempre, como nunca

En el interior los cambios son más ligeros: la fibra de carbono hace acto de presencia de forma más visible en ambas versiones, que además cuentan con una instrumentación específica con un pequeño logo que reza “V8” para que nunca olvidemos la maravilla de la técnica que llevamos bajo el suntuoso capó del SUV italiano.

Como siempre, la calidad de realización del Maserati Levante, independientemente de la versión que escojamos, es siempre soberbia: el mejor cuero, los mejores metales y los materiales más nobles se dan la mano en un habitáculo que, si bien no destaca especialmente por contar con un diseño ya algo anticuado, se adapta como un guante en cuanto nos sentamos a bordo.

Maserati Levante GTS | Maserati

No obstante, hay ciertos detalles que distinguen al Maserati Trofeo, el más potente de la gama, de su hermano V8, el Maserati GTS. Y es que en el primero encontramos, por ejemplo, un botón que nos permite activar el modo de conducción Corsa, específico del Maserati Levante Trofeo.

El corazón de la bestia: 8 cilindros para disfrutar todos los días

El momento cumbre de la prueba de estos dos monstruos de la carretera se alcanza cuando pulsamos el botón de arranque, ya sea en el Levante GTS o en Levante Trofeo: su motor 3.8 V8 biturbo de origen Ferrari cobra vida con un bramido que nos deja claro el carácter de este SUV italiano, que cuenta con 530 CV en el caso de la versión GTS y 580 CV en el caso del Trofeo, que se convierte así en el Maserati Levante más potente y rápido de la historia.

Maserati Levante Trofeo | Maserati

Asociado en ambos casos a una transmisión automática de 8 velocidades y a un sistema de tracción integral permanente, el Maserati Levante GTS es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4.3 segundos, mientras que el Maserati Levante Trofeo lleva a cabo esa misma maniobra en 4.1 segundos ayudado, entre otros, por la mayor potencia de su motor y por la presencia de un sistema Launch Control que no está disponible en ninguna otra versión del modelo.

Las sensaciones son espectaculares cuando pisamos a fondo el acelerador: parece imposible que un vehículo tan grande y pesado -supera los 2000 kg- sea capaz de moverse con esa aparente soltura y ligereza, haciendo de los Levante GTS y Levante Trofeo dos auténticas máquinas de devorar curvas con total gusto italiano.

Maserati Levante Trofeo | Maserati

No faltan, evidentemente, todo tipo de elementos tecnológicos que permiten un mejor control del vehículo, destacando por ejemplo una suspensión rebajada en el caso del Trofeo que deja la carrocería más cerca del suelo, un sistema de frenado de primer nivel o una amortiguación adaptativa con una regulación más rígida para mejorar el paso por curva. Por si fuera poco, Maserati ha aumentado la carga tecnológica de los Levante, que ahora pueden incorporar, por ejemplo, un nuevo sistema de iluminación LED matricial.

Tanto el Maserati Levante GTS, con un posicionamiento muy prestacional pero a la vez extremadamente cómodo, propio de los “Gran Turismo” de la marca italiana, como el Maserati Levante Trofeo, con un planteamiento puramente deportivo, capaz de medirse con rivales de la talla del Porsche Cayenne Coupé Turbo o el recién estrenado Audi RS Q8, están ya a la venta, con un precio que parte de 161.300€ en el caso del GTS y de 196.900€ en el caso de la versión Trofeo.

Maserati Levante Trofeo | Maserati