Conducir un Suzuki Swift Sport es toda una experiencia, ya que se trata de un modelo que resulta agradable debido a sus características que mezclan lo último en tecnologías, pero sin perder su esencia. Se trata de un coche divertido que vuelve a lo básico pero con un motor potente. Prueba de ello son su motor de 140 caballos y su peso: tan solo 1.045 kilos.

Por todo ello, es una opción ágil, por ser deportivo y rápido, para transitar por estas curvas lentas y cerradas, y además, sin modos de conducción. Hasta el chasis llegan las novedades del Suzuki Swift Sport, una opción ligera y divertida para no dejar de vivir experiencias al volante.

Vuelve a ver los programas de Centímetros Cúbicos en Atresplayer.