La nueva generación del Audi S7 ha decidido olvidarse del soberbio motor 4.0 V8 Twin-Turbo gasolina de su antecesor para apostar por una receta realmente rompedora, aunque todo sea dicho, no exenta de polémica. Sí, el nuevo Audi S7 solo podrás comprarlo diésel en Europa, una decisión con la que Audi Sport nos presenta una berlina que promete ser tan rápida como eficiente. Veamos si han cumplido su palabra...

Comenzando por el apartado técnico nos encontramos un propulsor 3.0 V6 TDI capaz de desarrollar 349 CV de potencia máxima y 700 Nm de par. A este motor se añade además un sistema semihíbrido de 48 voltios ideado para reducir los consumos en las tareas más ineficientes, permitiendo además que este Audi S7 luzca la etiqueta ECO en su parabrisas.

Audi S7 | David Clavero Domínguez

La transmisión es una caja de cambios automática por convertidor de par de 8 relaciones, estando unida a un sistema de tracción total quattro. Además, en nuestra unidad de pruebas nos encontramos dos extras muy interesantes para exprimir todas las posibilidades de este S7: el diferencial trasero deportivo y el eje trasero direccional.

Audi S7 | David Clavero Domínguez

Si nos centramos únicamente en su propulsor nos encontramos unas mecánica que convence, pero que no enamora tanto como el anterior V8 de 450 CV. Y esto no sucede porque hayamos perdido 100 CV por el camino, sino porque el carácter del motor y su respuesta son muy diferentes. Estamos ante uno de los diésel con más garra del mercado, algo que se deja notar incluso en su sonoridad, pero puestos a exprimir cada caballo, la zona alta del cuentavueltas de este TDI no resulta tan satisfactoria.

Eso sí, cuando se trata de disfrutar de grandes aceleraciones, los 349 CV del V6 TDI muestran todo su poderío y dejan muy claro que el nuevo S7 es un misil balístico preparado para devorar carreteras a altísimas velocidades, y sin disparar los consumos que es sin duda su mayor reclamo. Y es que sí, gracias a la llegada de este nuevo motor diésel es fácil bajar hasta los 7 l/100 Km en conducción relajada, moviéndonos en torno a 11 de media si demandamos todo cuánto ofrece esta berlina.

Audi S7 | David Clavero Domínguez

Una vez pasamos al apartado de comportamiento nos encontramos con una mejora sensible en este S7, si lo comparamos con su antecesor. Tenemos un cambio muy rápido y una tracción que puede con cualquier firme, pero es que además añadimos un eje trasero direccional que lo cambia todo. La agilidad de esta enorme berlina es realmente sorprendente, permitiendo encadenar giros muy cerrados sin inmutarse, conteniendo además muy bien el peso del conjunto gracias al gran trabajo de las suspensiones adaptativas. No tengo la menor duda de que el chasis del S7 está por encima de su propulsor.

Audi S7 | David Clavero Domínguez

Una vez visto de qué es capaz esta nueva generación del Audi S7 nos echamos a un lado de la carretera para analizar su diseño. El diseño exterior del Audi A7 Sportback es toda una referencia en el mercado de las berlinas por su combinación de deportividad y elegancia, algo que se mantiene intacto en el caso del S7. Encontramos un look más deportivo, un rediseño que afecta a la carrocería de forma sutil para imprimir más carácter, pero sin desvirtuar su esencia. Solo un punto en todo el conjunto me resultó cuestionable, y es el uso de cuatro salidas de escape simuladas, un recurso que considero innecesario.

Audi S7 | David Clavero Domínguez

Sumergidos en el interior el nivel de calidad y refinamiento es muy elevado, en clara sintonía con el resto de la gama A7, pero añadiendo matices como los asientos y volante deportivos o una instrumentación digital diferenciada con un aspecto más racing. El minimalismo es la tónica predominante en todo el habitáculo, recurriendo a una interfaz con hasta 3 pantallas LCD para aglutinar la gran mayoría de funciones del vehículo. Este Audi S7 es todo un escaparate tecnológico y mires donde mires es posible descubrir un guiño a esta idea.

Audi S7 | David Clavero Domínguez

En España el Audi S7 Sportback está a la venta desde 92.710 euros, convirtiéndose en el motor TDI más potente de la gama en la actualidad y en la única motorización disponible para esta versión. Y aunque el V6 TDI de 349 ha conseguido convencernos, no podemos negar que dada la ausencia del V8 gasolina, nos quedamos con la duda de cómo le habría sentado a este S7 instalar el motor V8 TDI de 435 CV empleado por los Audi SQ7 y SQ8.