Cuando Alfa Romeo anunció que tendría un rival a la altura de los BMW M3, Mercedes-AMG C63 y Audi RS4 fueron muchos los que dudaron de las posibilidades de la firma italiana para cumplir el desafío. ¡Cuán equivocados estaban! El Giulia Quadrifoglio es una oda al disfrute, un homenaje a los coches deportivos de antaño, un deportivo con cuerpo de berlina que recupera la esencia de las grandes leyendas de la marca.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

El Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio recupera para gozo de los más petrolheads el trébol de cuatro hojas, una insignia histórica en la marca con que se han firmado los mejores coches del biscione. Para su regreso se prometió algo que no dejaría indiferente a nadie, y así sobre la base de un ya delicioso Giulia, se ha creado una máquina que ofrece sonrisas desde el primer instante en el que te pones a sus mandos.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

El diseño del Giulia Quadrifoglio se caracteriza por imprimir aún más carácter a un coche que nació ya de por sí deportivo. Nuevas tomas de aire frontales, capó en carbono de diseño específico, vías más anchas, un spoiler en carbono y un difusor único que enmarca a 4 salidas de escape superpuestas que firman uno de los mejores sonidos que existen en su categoría. Alfa no se ha dejado nada en el tintero y para ello decidió maquillar al Giulia con lo mejor que tenía en casa, aunque eso sí, si aún tienes apetitio de más puedes subir el listón con los nuevos Giulia GTA y GTAm.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

En el interior por contra los cambios en diseño son mucho más comedidos y apenas el diseño del volante o las magníficos asientos semibaquet opcionales Sparco, fabricados en carbono, delatan la unidad que estamos conduciendo. Con ello no quiere decir que echemos en falta más personalidad, pues por suerte esta berlina viene sobrada de carácter desde su acabado más sencillo, ofreciendo un puesto de conducción situado muy abajo y con una postura prácticamente ideal. Y para rizar el rizo tras el volante nos encontramos unas enormes levas en aluminio, un detalle que agradecemos enormemente ya que ofrecen un tacto y posición excepcionales cuando se trata de sacar el máximo de esta berlina de altas prestaciones.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

Si nos centramos en el apartado ciclo del Giulia Quadrifoglio bien podríamos pensar que estamos ante un verdadero deportivo, pero ojo, seguimos hablando de una berlina que permite disfrutar de un nivel de confort muy elevado, con 5 plazas y un maletero con espacio suficiente para los respectivos equipajes. Así, el corazón de este Alfa Romeo es un motor 2.9 V6 Twin-Turbo capaz de desarrollar una potencia máxima de 510 CV y un par máximo de 600 Nm. A él se une un cambio automático por convertidor de par con 8 relaciones y un diferencial trasero controlado, una fórmula que no solo permite hablar de una rapidez y control muy elevados, sino que permiten disfrutar de un nivel de eficiencia más que notable gracias a contar con tecnologías como la desconexión de cilindros o el sistema start/stop.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

Pero obviamente la economía de combustible no es una prioridad durante nuestra prueba, y es que con seleccionar los modos de conducción Dynamic o Race te das cuenta de cuán alto está el listón de esta berlina en tanto a sensaciones. Alfa ha conseguido crear una deportivo capaz de servir como coche para el día a día, pero no nos dejemos engañar por las apariencias, solo hace falta dejarse llevar por un par de curvas rápidas para descubrir lo que podemos llegar a hacer con el Giulia Quadrifoglio si le buscamos las cosquillas.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

También es importante destacar la nobleza de este coche y su gran adherencia, solo al límite o forzando encontramos el sobreviraje. La suspensión de tipo adaptativa nos permite disfrutar del suficiente confort para viajar, sin embargo en su regulación más racing tensa los músculos de este coche lo suficiente como para poder marcar ritmos muy altos en circuito. El Giulia Quadrifoglio brilla por su equilibrio, pero en realidad donde más destaca es en su lado más prestacional que es donde más cómodo se siente.

Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio | David Clavero Domínguez

En definitiva no podemos ocultar que el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio nos ha gustado mucho, muchísimo de hecho. Hablamos de una berlina pensada desde sus inicios para disfrutar de cada kilómetro a sus mandos, y con ello además nos llevamos un diseño muy personal y un comportamiento de los que creíamos ya extintos. Con ello podríamos decir que estamos ante un deportivo perfecto, aunque eso sí, en este Giulia seguimos encontrando algunos detalles heredados de la familia como algunos materiales no tan conseguidos y un sistema multimedia por debajo de las expectativas, algo que se ha pulido en la reciente renovación de la gama Giulia.