Centímetros Cúbicos » Novedades

PODRÍA DURAR MÁS DE LO QUE PENSAMOS

El plan de Mate Rimac para Bugatti ya tiene fecha y no se contempla la electricidad

Aún hay cabida para los motores de gasolina en Bugatti.

El plan de Mate Rimac para Bugatti ya tiene fecha y no se contempla la electricidad

Bugatti El plan de Mate Rimac para Bugatti ya tiene fecha y no se contempla la electricidad

Publicidad

Que las marcas están tendiendo hacia la movilidad eléctrica es una realidad pura y dura, pero también son muchas las que pelean porque esta no sea la única opción. Para sorpresa de todos, este es el caso de Bugatti, marca que, después de ser adquirida por Rimac, todos daban por sentado su electrificación. Sin embargo, Mate Rimac, fundador de la firma y actual CEO de la casa francesa, ha dejado claro que aún hay sitio para las motores de combustión, y muy posiblemente el colosal W16.

Así lo dijo el propio Rimac durante la presentación de los resultados de 2021 que expuso la semana pasada. Así, y cumpliendo con los deseos del anterior CEO de Bugatti, Stephan Winkelmann, el motor W16 podría seguir siendo la indiscutible joya en la marca.

De momento, Mate Rimac ha confesado que aún no quiere hablar demasiado sobre el futuro, pero que estemos preparados para una gran sorpresa. Principalmente porque están trabajando en rasgos nunca antes vistos en un coche de producción y que llegarán de la mano del sustituto del Bugatti Chiron, cuya presentación está prevista para 2024.

“También estoy apostando por los motores de combustión. Hay un futuro para estos motores en Bugatti”, afirmaba Rimac alegando que la electricidad no es el único camino posible para su última adquisición. No obstante, también habla de una expansión necesaria en Bugatti.

Esto da lugar a que, aunque no sea una electrificación total la que pueda experimentar la firma gala, sí que habrá motores electrificados. Y es que la legislación está siendo cada vez más tajante, por lo que el W16 tendrá que servirse de un apoyo eléctrico o bien con una hibridación ligera, o bien con una hibridación total.

Sea como fuere, los planes de Bugatti son claros y concisos, y de momento el motor de combustión será una realidad factible en 2024. A su vez, la búsqueda de mantener al W16 y la necesidad de cumplir con las exigencias medioambientales podrían derivar también en la creación de otras opciones mecánicas más comedidas. Veremos con qué nos sorprende Mate Rimac y Bugatti.

Publicidad