Tras el lanzamiento en el mercado español del Mazda CX-30 con la motorización 2.0 SKYACTIV-G de 122 CV en gasolina, ahora los usuarios pueden formalizar los pedidos de las variantes equipadas con el bloque diésel de cuatro cilindros SKYACTIV-D con 116 CV y 1,8 litros de cilindrada.

La nueva opción se comercializa siempre con el sistema de tracción sencillo al eje delantero pero los usuarios podrán elegir entre la caja de cambios manual con seis velocidades o bien la transmisión automática con el mismo número de relaciones. En ambos casos el sistema Stop&Start es de serie.

Mazda CX-30 | Mazda

Según los datos facilitados por la firma japonesa, el CX-30 diésel alcanza una velocidad máxima de 183 km/h y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos mientras que el consumo medio se queda en los 5,1 L/100, con unas emisiones de 116 g/km de CO2 (datos válidos para las versiones con cambio manual).

Los usuarios pueden elegir entre los niveles de acabado Origin, Evolution y Zenith. En todos los casos incluyen de serie los faros LED, control de crucero, sistema multimedia, bluetooth, llantas de aleación ligera, sensor de lluvia, alerta de cambio de carril involuntario, aviso pre-colisión, detector de objetos en ángulo muerto, etc. Los precios arrancan en los 29.575 ? sin promociones ni descuentos.

Mazda CX-30 | Mazda