Desde mayo no podrán seguir operando juntos

Desde mayo no podrán seguir operando juntos

Volvo no fabricará más camiones en Irán

Las sanciones impuestas por el presidente de Estados Unidos contra el país árabe han provocado que la empresa Volvo abandone la actividad de producción de camiones, al no poder recibir pagos.

Centímetros Cúbicos | Madrid | 24/09/2018

Seguro que te interesa

Volvo trucks
Volvo trucks | Agencias

El fabricante AB Volvo ha considerado dejar de ensamblar camiones en Irán a causa de las sanciones estadounidenses que están imposibilitando recibir pagos de bancos iraníes.

Donald Trump, después de decidir retirarse del pacto nuclear con Teherán, volvió a imponer sanciones a Irán en agosto, acción que ha forzado a compañías alemanas y del resto de Europa a replantearse sus inversiones en el país.

Fredrik Ivarsson, portavoz de Volvo, ha informado de que el grupo ya no podía recibir pagos por las piezas que enviaba, por lo que ya no sería posible seguir operando en Irán. Antes de conocer la vuelta de esas sanciones, Volvo había trasladado su intención de que Irán fuese su centro de exportación principal para la región del Golfo y sus mercados en el norte de África.

"Con todas estas sanciones y todo lo que Estados Unidos ha impuesto... El sector bancario no funciona en Irán. No podemos recibir pagos", ha dicho Ivarsson.

A pesar de que la Unión Europea ha instaurado una ley para proteger a sus compañías, las sanciones han apartado a los bancos de hacer negociar con empresas iraníes, ya que Washington ha amenazado con expulsar del sistema financiero estadounidense a cualquiera que facilite estas relaciones.

Volvo trabajaba con Saipa Diesel, filial de SAIPA, la segunda empresa automovilística más grande Irán, que estaba ensamblando los camiones pesados de la firma sueca, que a su vez exportaba sus kits a Irán. Desde el departamento comercial de Saipa Diesel, han confirmado que estas sanciones han provocado que Volvo Trucks finalice su acuerdo, como se ha demostrado con las declaraciones de Ivarsson de no tener ningún pedido sólido en Irán.

Según declaraciones del director de ventas de Saipa, que no se ha querido identificar: "Han decidido que, debido a las sanciones impuestas a Irán, desde mayo no podrían seguir cooperando con nosotros. Teníamos planes para construir una nueva planta en Irán, pero se han negado a trabajar con nosotros".

Más de 3.500 camiones de Volvo han sido ensamblados por Saipa Diesel hasta mayo, aunque el acuerdo hablaba de mínimo 5.000, ninguno se ha construido en este año fiscal, según el ejecutivo iraní.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.