A nadie se le escapa ya que el trabajo que ha hecho Volvo en los últimos años al renovar por completo su gama es verdaderamente extraordinario: todos sus modelos pueden presumir de ofrecer una imagen de primer nivel, de una calidad merecedora de la calificación "premium" y de una carga tecnológica verdaderamente extraordinaria.

Las berlinas y familiares más grandes de Volvo, los Volvo S90 y Volvo V90, llegaron al mercado en 2016 y ahora, justo antes de la celebración del Salón de Ginebra, la marca sueca ha decidido presentar una ligera renovación que afecta tanto al plano estético como al plano técnico. A nivel de imagen los cambios son muy sutiles, pero suficientes para insuflar frescura a un conjunto que, no obstante, había soportado muy bien el paso del tiempo.

Volvo S90 2020 | Volvo

Así, la Serie 90 de Volvo recibe un nuevo paragolpes con mayor cantidad de elementos cromados, así como una parrilla más vertical que integra en su parte central un logo modernizado. Además, se han añadido nuevos colores y llantas, así como un paragolpes posterior de nueva factura. Las ópticas posteriores cuentan ahora con tecnología full LED, ofreciendo además un toque más de tecnología con la implementación de intermitentes secuenciales.

En el interior los cambios son menores, ya que apenas cambia la apariencia de algún elemento (del pomo de la palanca de cambios, por ejemplo), incluyendo además ahora un sistema de ventilación más avanzado dotado de filtros de alta tecnología, capaces de eliminar hasta las partículas más diminutas con el fin de mantener el habitáculo libre de polvo, ácaros y suciedad. Volvo ha añadido nuevas moquetas y tapicerías, así como la opción de cuero sintético en los acabados más altos.

Volvo V90 2020 | Volvo

Mecánicamente los cambios se resumen en la implementación de las mecánicas microhíbridas B4, B5 y B6 ya presentes en otros modelos como el Volvo XC60 o el Volvo XC90. Éstas mecánicas se acompañarán, en los meses posteriores, de dos opciones híbridas enchufables denominadas Recharge T6 AWD y Recharge T8 AWD, con 340 y 390 CV respectivamente.